29 septiembre 2010

El cable en las networks

La cancelación de "Lone Star" tras sólo dos episodios, por culpa de unas audiencias que casi hacían parecer a "Dollhouse" algo como "American Idol", ha hecho que los críticos estadounidenses inicien un interesante debate sobre por qué la serie con mejores críticas de los estrenos de las networks se ha pegado tal castañazo y si esto significa que las cadenas van a dejar de probar cosas diferentes y van a quedarse con la sota, caballo y rey que saben que les funciona. En medio de todos los artículos que se han escrito, hay uno muy interesante que expone que la idea de hacer una serie tipo cable en una network es contraproducente porque unas y otros juegan en ligas diferentes y las series que producen no pueden compararse en igualdad en condiciones.

En el cable suelen hacerse temporadas más o menos cortas de unos 13 episodios, generalmente, y la búsqueda de cosas nuevas y originales sirve para crear imagen de marca y diferenciarse de las otras cadenas en la atracción de nuevos abonados. A los creadores se les da más margen y hay menos injerencias de los ejecutivos en el proceso creativo, que puede orientarse a audiencias más fragmentadas, a un nicho muy concreto. Es muy probable que se le conceda a un estreno toda la primera temporada antes de decidir si continúa o es cancelado. En las networks en abierto, el modelo es diferente. La supervivencia de una serie depende de su audiencia (que determina los ingresos por publicidad), y el margen de maniobra es bastante escaso (los sweeps de noviembre imponen mucho). Aunque de vez en cuando se hagan cosas diferentes, se intenta al mismo tiempo que llegue al mayor número de público posible, incluso aunque acabe siendo un poco "de nicho", los ejecutivos de la cadena opinan más sobre la creación de la serie y hay que rodar 22 capítulos, generalmente. Lo que el artículo propone es juzgar las series por los méritos que tienen dentro de su modelo de emisión.

Utiliza como ejemplo a Shawn Ryan, que para las networks fue productor ejecutivo de media temporada de "Lie to me" y de "The unit", y que para FX creó "The shield" y, ahora "Terriers". Las dos últimas están hechas con una visión y de un modo que las abocaría seguramente al fracaso en un canal en abierto, y será interesante ver qué pasa con "Ride-along", policiaco de midseason para Fox que también intenta trasladar algunas de las características del cable a una network. El otro ejemplo que utiliza el artículo es "The good wife", un drama que ha conseguido, para estar en la CBS, unos niveles de coherencia, mezclas narrativas y sutileza dignos de mención, pero que tendrían que ser un poco más atrevidos (y no me refiero al sexo, que os veo) si se emitiera en el cable. Las circunstancias determinan que una serie acabe siendo de un modo u otro según la estructura empresarial en la que se realice. A veces, como en todo, hay sorpresas.

16 comentarios:

satrian dijo...

Yo espero con ganas Ride Along, Detroit 1-8-7 y Blue Bloods no han estado mal, pero espero que este drama policial tenga un punto más.

bvalvarez dijo...

Realmente interesante el post. Al final, no importa que estemos hablando de trabajos de creación: todo es negocio, para bien y para mal. Como comentas, el canal de cable puede "permitirse" de alguna forma más libertad creativa porque precisamente su modelo de negocio persigue captar nichos no cubiertos por las networks a base de productos diferentes. ¿Que al espectador "exigente" le puede perjudicar la política de "limpieza rápida" de la network? Está claro, es una pena. Mi enhorabuena por la entrada.

fon_lost dijo...

Aquí hay que gozar del apoyo del público para seguir en antena. La serie ya puede ser una cagada artísticamente hablando, o con una trama de guardería, pero si la audiencia la respalda no hay más que hablar. Es digno de alabar que una network se atreva a emitir algo "diferente" pero hay que ser conscientes de que el riesgo es RIESGO. Está bien eso de arriesgar y ofrecernos algo que mole, pero hay que ser conscientes, como digo, del riesgo.

Elsa - Con Series y a lo Loco dijo...

Como bien dijo Julianna Margulies en un encuentro de los actores de "The Good Wife"con la prensa en NY entre marzo-abril: "yo quería actuar en una serie de cable y me la encontré en CBS".

El dilema cable-network es un tema muy interesante y a la vez que polémico, ya que muchos espectadores sólo ven "cable por es igual a calidad". Me gusta que las networks apuesten por modelos más arriesgados, pero luego que no pidan peras al olmo xD

Genial post Marina,
Un saludo.

Crítico en Serie dijo...

¿The Good Wife realmente necesitaría ser más atrevida para estar en el cable? Cable también es USA Network, TNT... ya me imagino a Margulies siendo la nueva reina del cable juntamente con Kyra Sedgwick.

WATANABE dijo...

Es innegable que según el modelo establecido las networks tienen muy poco margen de maniobra y es lógico pensar que se dediquen a producir un determinado tipo de serie. Lo importante es saber lo que te gusta y buscarlo allí donde esté.

MacGuffin dijo...

Peste de errores de Blogger que no me dejan comentar... El artículo se refería a cable premium, donde las historias asumen generalmente algún riesgo narrativo más o las zonas grises morales son más pronunciadas.

Mosk dijo...

Si que es cierto que el modelo narrativo es diferente y que cuando se ve algo de series se acaba apreciando un matiz que las identifica, sí señor. Pero es normal, cada formato tiene su público. Conseguir algo intermedio es de mérito!

No conozco ninguna de las series que anuncias para la nueva temporada. Estoy absolutamente desconectada - la temporada pasada me limité a seguir las que ya veía y creo que sólo añadí Glee y Modern family a la lista, todo muy ligerito. ¿Alguna recomendación de lo very best por venir y lo very best que me he perdido en el exilio?

MacGuffin dijo...

Entre los estrenos no está la cosa muy animada, Mosk. Terriers está bien, y The good wife, mejor que bien.

Mosk dijo...

The Good Wife sí le tenía el ojo echado y he empezado a verla :) Terriers me suena a perro, a ver que mire un poco de qué va xD

Gracias Mac!

MacGuffin dijo...

Son detectives de muy poca monta. Los perros no tienen nada qué ver :)

OsKar108 dijo...

Que gran post.
Nos guste o no (a veces nos puede dar muuucha rabia, sí), las networks están mucho más "obligadas" a mirar por un número de audiencias (y reclamos publicitarios) que les compense, por lo que muchas veces acaban por arriesgar mucho menos (o no arriesgar, directamente), aunque a veces nos parezca una lástima cuando alguna de sus series nos gusta.

¡Saludos!

seriéfilo dijo...

muy interesante. Es verdad que en el cable se hace mucha serie ligera que podría funcionar perfectamente en las networks, pero el premium necesita más riesgo, yo creo que un producto como lone star casaría muy bien con una cadena como FX, pero lo que está claro es que, las networks tienen que alimentar a un segmento de población tan amplio que nunca van a poder triunfar con este tipo de producciones.

A revolucionan el panorama con series al estilo clásico como con Desperate Housewives o viran series que en un principio no parecían tan arriesgadas como Lost cuando ya han enganchado a un gran número de espectadores.

MacGuffin dijo...

Seriéfilo, DH y Lost en su momento eran un riesgo importante. Ninguna se adscribía a un único género y era tan fácil que fracasaran como que fueran bien.

martinyfelix dijo...

Muy interesante post, eso de la tele es todo un mundillo...

Nahum dijo...

Yo también estoy muy intrigado con Ride-Along precisamente por el pasado (tan exitoso) de Shawn Ryan en el cable. Es como presentar, ahora, una versión descafeinada del asunto.

De todas maneras, las networks siguen permitiendo anomalías como "Lost", ¿no? Y tampoco hace tanto de "El ala oeste". Quizá estén aún buscando la forma de contraatacar y les cueste un pelín reubicar su modelo...