25 septiembre 2010

Luz de gas

ALERTA SPOILERS: La tercera temporada de "Fringe" ya está aquí. Y si no sabes qué pinta gente encerrada en ámbar en todo esto, mejor es que no sigas leyendo.

No sé si alguno habéis visto una estupenda película que se llama "Luz que agoniza". En ella, una joven recién casada se muda a la casa donde falleció su tía. Su marido pasa casi todo el día fuera, y ella sale muy poco de casa. Empieza a notar cosas extrañas, como que la intensidad de la luz de gas desciende sin razón aparente, y comienza también a sospechar que alguien intenta volverla loca. Algo así sufre nuestra Olivia cuando volvemos a encontrarla, encerrada en las instalaciones del Departamento de Defensa en Tierra 2, con una señora intentando convencerla de que ella, en realidad, es BOlivia, y que lo que le ocurre es, simplemente, producto del trauma y las heridas sufridas durante el tiroteo que cerró la segunda temporada.

Primero intentan convencerla de que está trastornada y luego, en el mejor estilo del proceso de descarga de los cylones, le "implantan" los recuerdos de BOlivia y algunas de sus habilidades adquiridas, como su excepcional puntería al disparar. Entre eso y el encuentro con su madre, que en nuestro universo lleva décadas muerta, el paso al lado oscuro de Olivia se completa, parece que sin error. Ella está ahí, debajo de la BOlivia implantada, pero encontrar el modo de traerla de nuevo a la superficie no va a ser fácil. Bubbles (lo siento, Andre Royo siempre será Bubbles) le da la clave para poder hacerlo al hablar de lo que parece su lucha por salir de las drogas y el apoyo que le prestó su mujer, ¿pero quién será esa persona que ayude a Olivia a volver? Excepto Walternate y Broyles, nadie más sabe que las Olivias intercambiaron sus puestos, y Broyles apenas conoce nada más del plan del secretario de Defensa. De hecho, no me extrañaría que Broyles 2 sufriera un ataque de "danielsismo" y echara por tierra todo para proteger a sus hombres de los daños colaterales que puedan ocurrir. De todos modos, en algunas web indicaban que el taxista se llama Henry Higgins, como el personaje que convierte a Eliza Doolittle de una joven analfabeta de la calle a toda una dama de la alta sociedad en "My fair lady".

Éste ha sido el momento "Hong Kong, dos años después" , de "Fringe", con el plus de que aún no hemos visto casi nada de BOlivia en nuestro universo, más que el estado de Walter parece hacerle bastante gracia y que ha logrado lo que Olivia llevaba dos años deseando: ligarse por fin a Peter. Las instrucciones que ella tenga que cumplir como agente infiltrada (algo que nosotros sabemos que existe, pero los personajes no, clave del suspense), seguro que van a otorgarle a todo lo que ocurra una capa de calma antes de la tormenta realmente interesante. ¿Conoce Walternate las habilidades que el Cortexiphan otorgó a Olivia? A eso podemos responder que sí, así que Walter 2 aún da más miedo. ¿Conseguirá BOlivia que el contacto diario con el otro lado no trastoque sus intenciones de cumplir el plan, sea el que sea? ¿Se darán cuenta Peter, Walter, Astrid o Broyles de que ésa no es la Olivia que ellos conocen? ¿Lo hará Gene?

Desde luego, la tercera temporada ha empezado manteniendo el alto nivel del final de la segunda. Muchos críticos estadounidenses, además, destacan que ahora sí está viéndose porqué Abrams y compañía eligieron a Anna Torv para interpretar a la agente Dunham, que tiene por delante una difícil papeleta. No tengo ni idea de por dónde puede salir todo esto, y eso siempre es una buena noticia en series de este estilo. Incluso aunque vuelvan a los casos autoconclusivos (que lo harán), todo lo que sabemos de los dos universos y la guerra entre ellos les va a dar otro tono, más urgente y tenso que el que tenían al principio, cuando lo único que les preocupaba era averiguar para quién trabajaba John Scott.
Publicar un comentario