02 septiembre 2010

Una Scarpetta con glamour

Hace algún tiempo, yo era muy fan de los libros de Patricia Cornwell protagonizados por la forense Kay Scarpetta. Supongo que, por eso, era inevitable que "Body of proof" me recordase a priori a ellos. Tenemos como protagonista a una forense que también se preocupa, quizás excesivamente, por sus "pacientes", que cree que en sus cuerpos están las pruebas que necesita para descubrir a sus asesinos. Sin embargo, la doctora Megan Hunt tiene un carácter bastante más difícil que el de Scarpetta (y sí, efectivamente, es un poco Anna Wintour o Miranda Priestley, lo que prefiráis), y acabó en el departamento de medicina forense de Filadelfia porque un accidente de coche le provocó lesiones en las terminaciones nerviosas de las manos, provocándole falta de sensibilidad, y tuvo que abandonar su brillante carrera de neurocirujana.

Su vida personal es, evidentemente, un desastre por culpa de su éxito profesional, y ella no pide disculpas por ser más perspicaz solucionando los casos que los detectives que los investigan. Sí, es más inteligente que todos los demás, y ya se encargará de recordártelo. Estos personajes de personalidad muy marcada (pero con unos demonios personales que sólo salen a flote en la intimidad) dan mucho juego en televisión, la parrilla está repleta de ellos, y contar con una actriz como Dana Delany para manejarlo (está hecho a su medida) ayuda a que, en el piloto, no parezca que esto va a convertirse en "Crossing Jordan". Creo que Hunt no será tan insoportable como Jordan Kavanaugh, al menos para mí.

"Body of proof" tiene el gran problema de estrenarse en viernes, incluso aunque esta temporada las cadenas hayan decidido darle una oportunidad a ese día programando series. Hunt puede tener potencial para que la audiencia la siga aunque sus casos sean intercambiables con los de otros 3.000 procedimentales, y también es verdad que aterrizará después de que hayamos visto en "Rizzoli & Isles" a otra forense de peculiar personalidad y gran querencia por la moda. Vamos, que no lo va a tener fácil para aguantar. No obstante, y sólo por Delany, creo que merece el beneficio de la duda. Sí, mi placer culpable no son las series de adolescentes ricos, sino las de policías, y quizás Hunt dé para cierta diversión.

P.D.: Que yo sepa, el piloto de esta serie aún no se ha filtrado, por si alguno lo pregunta. Yo la vi en un pase de prensa de Fox España.
Publicar un comentario en la entrada