10 diciembre 2010

Poderes

De todas las adaptaciones de cómics a televisión que se han venido anunciando desde hace unos años, una de las que más despierta mi curiosidad es la de "Powers". En teoría, su autor, Brian Michael Bendis, estaba desarrollando el proyecto para FX, pero desde la Comic-Con de Nueva York del año pasado no ha vuelto a saberse nada más. Sería interesante ver cómo se traslada el mundo de los detectives Christian Walker y Deena Pilgrim a la cadena hogar de gente tan peculiar como Vic Mackey, Patty Hewes, los moteros de SAMCRO o Raylan Givens, porque "Powers" no deja de ser una historia de detectives con toques noir que, eso sí, se mueve con el trasfondo de que los superhéroes existen de verdad.

Walker y Pilgrim son detectives de Homicidios en una gran ciudad tipo Gotham, y sólo investigan casos en los que hay involucrados superhéroes ("powers", los llaman en el cómic). Éstos a veces son tan famosos como estrellas de Hollywood, o siguen la línea sociópata instaurada por "Watchmen", y el tratamiento informativo que se hace de ellos está más cerca de "Aquí hay tomate" o las "True Hollywood Story" de E! que de "Informe Semanal". Para complicar aún más el asunto, Walker fue un superhéroe hace tiempo, y el primer caso en el que trabaja con Pilgrim es el asesinato de la heroína más querida por la gente, Retro Girl, a la que él conocía bastante bien. Añadamos a esto una declarada influencia del cine negro y del libro "Homicidio", de David Simon (reconocida por el propio Bendis) y unos personajes en constante evolución, y tenemos los ingredientes de una serie con potencial para ser, por lo menos, entretenida.

Pero las cosas de palacio van despacio. Los programas con superhéroes no es que estén muy boyantes, aunque es verdad que Syfy tiene un proyecto con ellos, "Alphas", para la próxima temporada. Lo de "Héroes" fue un espejismo que, pese a durar cuatro temporadas, se rompió al final de la primera, y "No ordinary family" (o "Los increíbles Powell", como se llama en España) no ha sido el pelotazo que esperaba la ABC. Hace falta presupuesto para mostrar a gente que vuela, se hace invisible o se dedica a incendiar y explotar todo lo que se le cruza por el camino, y para respetar el espíritu de "Powers" no sólo hay que mantener los diálogos rápidos e irónicos del noir sino su tono, un poco bestia a veces (y una atmósfera más de la serie de animación de "Batman"). No sabemos si, al final, no acabará como la anunciada adaptación también de "Fábulas", que parece que se ha quedado en el sueño de los justos por cuestiones presupuestarias (aunque esa Blancanieves permanentemente cabreada sería un personaje de televisión impagable), o si irá al development hell o si logra superar los problemas que haya y acaba engrosando la parrilla de FX.

"Powers" lleva un ritmo bastante rápido y, como todo heredero del cine negro, la resolución del misterio importa más bien poco frente al retrato de sus personajes y del mundo en el que se mueven. El éxito de "The Walking Dead" en AMC parece estar animando aún más a las cadenas a lanzarse a por cómics para convertirlos en series, si bien los proyectos parecen tardar bastante en echar a rodar. ¿Veremos algún día a unos Walker y Pilgrim de carne y hueso?
Publicar un comentario en la entrada