12 diciembre 2010

Teleadicciones de 2010 (II)

El repaso a las series y los momentos televisivos con los que mejor me lo he pasado, o que han dejado alguna huella, en este año toca de momento a su fin. Ya sabéis que pueden caer más listas de aquí a que comience 2011, y que pueden ser de las cosas más peregrinas, aunque si queréis ver listas de las mejores series más serias, pasaos por "Time" (a la que sólo le ha faltado hacer una clasificación de las mejores piedras lanzadas contra un escaparate en una manifestación, o algo así, de todas las que tiene) o "Stay Tuned". Mientras tanto, vamos al turrón.

- La ley de Chicago: Debe haber pocas series actuales que muestren tanto sólo insinuando como "The good wife". Las más amplias tonalidades del gris presiden todas las interacciones y las motivaciones de los personajes, y se ha convertido en otro de esos procedimentales en la forma con un fondo serializado que no deja de engancharnos y, en muchas ocasiones, de sorprendernos.

- Shoshana y Tara: La segunda temporada de "United States of Tara" dio más consistencia al drama de la familia Gregson y a los intentos de Tara de encontrar la raíz de su trastorno, y nos regaló un nuevo alter ego que a mí me divirtió mucho; Shoshana y su jerga psiquiátrica de prestado. Además, incluso lograron humanizar a Charmaine, lo que se agradece.

- El corazón en los huesos: No es un secreto que me resulta muy interesante el camino que está siguiendo Brennan en "Bones" últimamente. Podemos decir que es lo único que de verdad se toman en serio, incluso cuando la hacen fuente de gran parte de los chistes (su estudio de los guidos de "Jersey Shore" fue tremendo). El último capítulo antes del parón navideño, "The doctor in the photo" fue uno de los mejores ejemplos de por qué Brennan es el verdadero corazón de la serie.

- El orgullo de los Lions: "Friday Night Lights" se acaba, y aunque su última temporada no logre igualar el nivel de la cuarta, tampoco importa demasiado. Éste fue el año en el que, por fin, algún premio se acordó de que existía, y ver a Connie Britton y Kyle Chandler figurando entre los nominados a mejores actores de drama en los Emmy ya fue un galardón en sí mismo.

- El "ascenso" de Brenda: Otra que se acaba, en su caso el próximo verano, es "The Closer", que nos ofreció otro punto de vista en el retrato de cómo es Brenda Johnson al enfrentarla a la posibilidad de un ascenso que ella no está muy segura de querer. Aunque no se olvidaron de su sentido del humor, los casos fueron un poco más serios y obligaron a Brenda a tomar algunas decisiones muy difíciles.

- Jackiz: No sé si esa abreviatura es la más adecuada, pero es que Liz y Jack son un dúo indisoluble en "30 Rock". Perder el Emmy a la mejor comedia les ha venido muy bien, y han recuperado la mejor versión de su ritmo loco y sus chistes a toda velocidad, hasta en un capítulo en directo. Y que Liz siga inventándose motes extraños para ella, algún día dará con el que de verdad tenga éxito entre sus compañeros.

-Ni vivos ni muertos: "The Walking Dead" nos ha dejado más la promesa de una buena segunda temporada que un gran arranque, pero sus seis episodios iniciales sí han tenido cosas interesantes y han presentado de un plumazo un mundo postapocalíptico realmente desasosegante. Lo peor es que tengamos que esperar hasta el próximo mes de octubre para ver cómo continúa este western con zombies.

- Detectives y fiscales de la Reina: Siempre hay hueco para una serie policíaca más, incluso aunque siga con "Castle" (que se ha vuelto más divertida) y haya vuelto al redil de "CSI", pero es que "Law & Order UK" bien merece un vistazo. Las historias son como las del original de la NBC, pero han conseguido desde el principio un reparto muy solvente y una pareja de detectives realmente entretenida.

- Los antihéroes de FX: Entre Raylan y sus métodos de sheriff del Oeste en "Justified", y Hank y Britt y su deuda con los detectives del noir clásico californiano en "Terriers", la galería de personajes de este canal por cable se ha enriquecido con gente fiel a sus principios y que nunca son aburridos de ver. Lástima que la audiencia de "Terriers" fuera tan pequeña como un perro de esa raza.

- Es la hora de las tortas: Uno de los estrenos más sorprendentes de la temporada ha sido "Nikita" por lo sumamente entretenida que es, sin dejar de mezclar ingredientes de "Alias", la saga de Jason Bourne y la primera serie basada en la película de Luc Besson. Yo no querría encontrarme en un callejón a oscuras con Maggie Q.

Menciones especiales: Lattimer y Bering en "Warehouse 13", la amistad entre las cuatro protagonistas de "Mistresses", la evolución de Ariel en "Medium", la entretenida relación entre "Rizzoli & Isles" y entre Neal y Peter en "White Collar", los trabajos de incógnito de Sam y Fiona en "Burn notice", el trauma de la guerra en "The Pacific" y el "silencio" que acecha al Doctor en la quinta temporada de "Doctor Who".

Música de la semana: Ya que "White Collar" ha salido mencionada, la elección de esta semana será una pegadiza canción con un ritmo que le va a Neal Caffrey a la perfección, "How you like me now", de los ingleses The Heavy, y que la serie empleó en su final veraniego de la segunda temporada.
Publicar un comentario