19 enero 2011

Campañas de percepción

¿Puede una comedia más o menos atrevida y ligera coartar las posibilidades de un actor de ganar un Oscar por otra película más seria y más del gusto de la academia? En estos esfuerzos de relaciones públicas que son las campañas de los Oscars, a veces cuentan cosas que pueden parecernos peregrinas y hasta tontas en la decisión de un académico de a quién va a votar, y los publicistas lo miran todo con lupa para asegurarse de que no se han dejado un cabo suelto que les pueda costar la nominación y, eventualmente, la victoria. Tras el Globo de Oro a la mejor actriz dramática que Natalie Portman ganó el pasado domingo por "Cisne negro", ha empezado a tomar fuerza en los mentideros de Hollywood la teoría de que el estreno, cuatro días antes de que se anuncien las candidaturas a los Oscars, de "Sin compromiso" puede acabar teniendo algún efecto negativo en las posibilidades de Portman de alzarse con la estatuilla en febrero.

Parece una idea descabellada, pero con esta gente, nunca se sabe. "Sin compromiso" es una comedia romántica, co-protagonizada por Ashton Kutcher, en la que Portman interpreta a una joven que le propone al personaje de Kutcher tener una relación de sólo sexo, sin ataduras de ningún tipo. Dicen que sigue un poco la línea de las comedias de Judd Apatow y su grupo de amigos, y es la primera de las tres películas que Portman estrenará de aquí al verano en las que veremos otras facetas suyas más ligeras (las otras dos son "Thor" y "Su Alteza"). Por algunos sitios circula la idea de que Eddie Murphy perdió en 2007 el Oscar al mejor secundario por "Dreamgirls", para el que parecía el favorito, por culpa del estreno de "Norbit" en plena campaña de promoción para esos premios. Me parece irse un poco por las ramas teniendo en cuenta que el que se llevó el Oscar fue Alan Arkin por la revelación independiente de aquel año, "Pequeña Miss Sunshine".

Pero como todo esto no deja de ser, al final, una cuestión de percepción y de imagen pública, nunca hay que desestimar ni siquiera las teorías más conspiranoicas. Desde luego, Portman parece mucho más favorita, y de un modo más establecido, como para que "Sin compromiso" pueda comprometer tan seriamente sus opciones. De hecho, la principal corriente en su contra es la que piensa que la academia le debe un reconocimiento a Annette Bening hace tiempo. Con Bening, por cierto, hay quien piensa que el aburrido discurso de agradecimiento que dio en 2005 al ganar el Globo de Oro por "Conociendo a Julia" saboteó buena parte de sus opciones para batir a Hillary Swank por un papel tan impactante como el de "Million Dollar Baby". Sí, hasta eso cuenta en la temporada de premios.
Publicar un comentario en la entrada