01 enero 2011

La tradición navideña del Doctor

La versión de 2005 de "Doctor Who" ya empezó en Navidad, con aquellos Papás Noel con instintos asesinos y el encuentro con Rose, y desde entonces, los capítulos especiales emitidos en esa época del año se han convertido en toda una tradición de la serie. Uno de ellos ("The Christmas invasion") incluso sirvió para presentar a David Tennant como el nuevo Doctor, y otro ("The end of time") sirvió para despedirlo y, a su vez, presentarnos a Matt Smith.

No era raro que, en esos especiales, el Doctor tuviera que hacer frente a un extraterrestre que, disfrazado de algo muy navideño, representara una seria amenaza para la Tierra, hasta el punto que en algún episodio se bromea con que los habitantes de Londres deben temer la llegada del día de Navidad porque significa otro aviso de fin del mundo. En este "A Christmas carol", sin embargo, la acción se traslada a otro planeta y lo que está en peligro es una nave, en la que viajan Amy y Rory, y que está a punto de estrellarse a no ser que se abra el cinturón de nubes que rodea dicho planeta.

Y aquí es donde entra un estupendo Michael Gambon y donde se le da una nueva vuelta de tuerca al famoso "Cuento de Navidad" de Charles Dickens. Por ahí han dicho que el esquema básico del capítulo es parecido al de "The girl in the fireplace", con razón, y la unión de los viajes temporales del Doctor con nuestro modo natural de viajar al futuro (viviendo ese tiempo) vuelve a dejar momentos muy emotivos y un capítulo redondo, con un Matt Smith cuyo Doctor sigue hablando tanto o más que Diez al principio de su época, saltando de un tema a otro y desplegando siempre una gran energía. Al final, él mismo parece pronunciar una frase que puede ser profética para la sexta temporada, pero tendremos que esperar a la primavera para saberlo.
Publicar un comentario