25 septiembre 2011

El Gran Hermano te observa

Los anglos tienen una acepción para el término "vigilante" que hace referencia a gente que decide tomarse por la justicia por su mano, ayudar a todos aquellos que están problemas y combatir el crimen cuando las fuerzas del orden no pueden hacerlo. Es un concepto que siempre tiene un tufillo fascistoide ahí, a punto de aflorar, y que es la base de no pocos superhéroes. Si a eso le añadimos la obsesión por la seguridad del gobierno estadounidense después del 11-S, con su intento de controlar todos los datos posibles de sus ciudadanos para buscar posibles terroristas, montando algo bastante similar al Gran Hermano de "1984", tenemos un poco el punto de partida de "Person of interest", el estreno que CBS ha situado en el viejo horario de "CSI" los jueves por la noche.

Lo cierto es que el concepto detrás de la serie es interesante y no deja de tener unas implicaciones inquietantes, porque tenemos a una persona que tiene acceso a una máquina capaz de predecir qué persona va a verse involucrada en un evento violento, y también posee la capacidad de pinchar teléfonos, escuchar conversaciones privadas y usar la red de cámaras instaladas en las calles de una ciudad como Nueva York. Ese Bruce Wayne necesita su lado Batman, así que contrata a un antiguo soldado de las Fuerzas Especiales para que sea su brazo ejecutor, averigüe de qué modo van a estar involucrados los objetivos en algún tipo de crimen e impida que tenga lugar. El quid en todas estas series de casos es la ejecución (es lo que es esta serie, por mucho que la cree Jonathan Nolan y la produzca J.J. Abrams, con la expectativas locas que eso genera).

"Person of interest" tiene el pequeño inconveniente de que Jim Caviezel no tiene el suficiente carisma, y demasiada horchata por las venas, para ser de verdad un convincente hijo bastardo de Batman y Harry el Sucio, que es lo que parece estar haciendo en el piloto. Este actor siempre ha sido un tipo peculiar. La promesa que ofrecía en "La delgada línea roja" nunca se materializó, y tras protagonizar "La pasión de Cristo" pareció sufrir algún tipo de revelación (más tarde ha dicho que esa película hundió su carrera). La televisión parece estar siendo su tabla de salvación después del remake de "El prisionero" en AMC, pero le sigue faltando ese aquél que hace que un actor pueda ser el centro de una serie sin mayor problema. Michael Emerson puede serlo, incluso no siendo más que una variación de todos los tipos misteriosos que ha interpretado millones de veces (sí, también de Ben Linus de "Perdidos").

Los pilotos de los procedimentales apuntan perfectamente cómo va a ser el esquema general de la serie, pero no siempre son capaces de adelantar cómo de interesantes van a ser los personajes. Si "Person of interest" maneja bien ese lado y los guionistas ajustan a Reese más a los puntos fuertes de Caviezel (que alguno tendrá), probablemente todo el conjunto se verá más vivo. Las audiencias de su estreno fueron bastante esperanzadoras para la CBS, que nunca ha logrado que "El mentalista" sea el sucesor de "CSI" que debería haber sido, así que habrá tiempo de ver si aprenden algo viendo a Clint Eastwood persiguiendo malos con su Magnum .44 por las calles de San Francisco.

Música de la semana: El pasado mes de enero, FOX tiró la casa por la ventana con las promos y los anuncios para recordar a los espectadores que "Fringe" se mudaba al viernes. Entre todos esos vídeos había uno, centrado en Peter y Olivia, que usaba de banda sonora "Echoes", de Klaxons, cuyo estribillo dice literalmente "ecos desde el otro mundo". No me extraña que la cuenta de Twitter de Canal+ diga que es la canción "oficial" de la serie.
Publicar un comentario