18 septiembre 2011

Sólo un aperitivo

Si siempre hemos dicho que es tarea imposible (y poco recomendable) emitir una opinión sumarísima sobre una serie basándose sólo en el piloto, en el caso de las comedias la cosa se complica incluso más. Sólo 20 minutos no valen para que nos hagamos una idea de cómo puede ser la serie en su capítulo 13. Sí nos ayudan a ubicar a los personajes, a que tengamos una idea general de quiénes son, pero el tono de la comedia puede muy bien estar todavía en una fase un poco provisional. Los guionistas van viendo lo que funciona y lo que no conforme escriben más guiones y ven lo que aportan los actores y, en ocasiones, hasta que no llegan al quinto o el sexto episodio no presentan realmente sus cartas.

Con un piloto, a no ser que sea uno que acierte desde el principio con el tono de la serie, como el de "Modern familiy", lo más que se puede aspirar es a decidir si vamos a darle varias oportunidades más de comprobar cómo se desarrollan las tramas. A veces, no deja de sorprenderme que haya tal rechazo en la comunidad blogo-seriéfila hacia las comedias familiares (comprendo que decir que te gusta "Modern family" te deja en mal lugar delante de tus amigos modernos) y que un piloto tan poco rompedor como el de "Up all night" haya generado semejante cisma de opiniones extremas. Como mucho, podemos decir que es simpático y que, si te gusta la gente involucrada en él, lo más probable es que le dés una oportunidad a la serie, no mucho más. Al parecer, éste ha sufrido algunos cambios con respecto al episodio original que se presentó a la NBC (el papel de Maya Rudolph se ha ampliado, por ejemplo), así que no sería de extrañar que haya nuevos retoques en las siguientes entregas.

Ésta no parece que vaya a ser la temporada de las sitcom originales y rompedoras. "Community" va a seguir siendo una rareza, y lo cierto es que lo seguirá siendo durante bastante tiempo. Las parrillas de las networks se construyeron originalmente sobre las comedias familiares, y luego el género fue mutando hasta quedar un poco relegado por las sitcoms ubicadas en el entorno laboral. Ahora, los chistes sobre las paternidades recientes o los primeros novios de los hijos adolescentes vuelven a ponerse de moda porque es un género que las cadenas ven como más seguro que una serie construida sobre referencias culturales de todo tipo. Ya no pueden hacerse comedias como "Cosas de casa" o "Padres forzosos" porque la tele, y los espectadores, han evolucionado. Veremos si "Up all night" aguanta su buen estreno o las comedias familiares de la ABC contra las que pelea la doblegan finalmente. Esto son sólo los entremeses.

Música de la semana: Esta noche se entregan los Emmy, y una de las favoritas es "Boardwalk Empire", la serie de la HBO ambientada en el Atlantic City del inicio de la Ley Seca. Su banda sonora está trufada de éxitos del jazz de la época, pero para sus créditos optaron por algo un poco distinto de una banda con un nombre peculiar, The Brian Jonestown Massacre, que hace referencia a Brian Jones, uno de los Rolling Stones originales, que murió ahogado en una piscina, y al suicidio colectivo del Templo del Pueblo, la secta de Jim Jones, en Jonestown (Guyana). La canción que sirve de sintonía a la serie es "Straight up and down".
Publicar un comentario en la entrada