03 septiembre 2011

Los mejores amigos

El protagonista de toda serie teen que se precie debe tener un mejor amigo con una personalidad lo suficiente distinguible de la suya para que le aporte algún tipo de contrapunto. Igual que en una buddy movie, esas diferencias de personalidad sirven para desarrollar situaciones divertidas y para que, de paso, cualquier acto de lealtad entre ellos se vea más marcado. En las series de instituto, el mejor amigo suele aportar casi siempre el punto cómico, pero también puede convertirse en el "robaplanos" de la serie, el secundario que se adueña de todo el tinglado diciendo como mucho un par de frases ingeniosas, también porque es mucho más fácil tener un secundario excéntrico que un protagonista así, que suele estar más medido para no agotar al público. Son el sidekick de los superhéroes.

El descubrimiento del verano, muy posiblemente, ha sido "Awkward", y Tamara entra perfectamente en esa definición de "mejor amiga" de serie adolescente para Jenna. Es mucho más extrovertida y lanzada que ella, tiene tendencia a inventarse términos y no puede parar de hablar en ninguna circunstancia. Ya hemos comentado que me recuerda a otra mejor amiga, en este caso de una sitcom familiar, Six en "Blossom", cuya principal característica era ser una ametralladora hablando. Y llevar los mismos sombreros atrevidos que su amiga. Ming, por su parte, se parece más a otra amiga un poco distinta, Lane en "Las chicas Gilmore". Lane no es excéntrica, que para eso está su controladora madre y, francamente, todo el resto de Stars Hollow, pero forma con Rory una simpática pareja de adolescentes mucho más cultas de lo habitual. La colección "clandestina" de CDs que Lane esconde bajo el parqué de su cuarto podría haber tenido su propio espacio en la web de la serie.

La serie de MTV, y el modo en el que usan la voz en off, me recuerda más a "Verónica Mars" que a "Sexo en Nueva York", y Verónica tuvo, en las dos primeras temporadas, a amigos como Wallace y, sobre todo, Mac, la genio informática que formaba con la protagonista un dúo a lo Batman y Robin muy divertido (y que llevaba unas camisetas realmente cachondas). Su relación era, a veces, un poco como la de Buffy y Willow, que era una sidekick de manual que luego fue evolucionando por su propio lado. Y hasta en clásicos como "Freaks & Geeks" y "Es mi vida" existían estas relaciones, aunque la primera era más de dinámica "pandilla de amigos". La de Sam Weir es simplemente genial, y Bill Haverchuck, un icono nerd.
Publicar un comentario en la entrada