05 febrero 2014

El Hollywood de los "jóvenes adultos"

El término young adult se ha popularizado mucho en los últimos años asociado a determinado tipo de ficción orientada al público adolescente. Es lo que siempre se ha conocido como juvenil pero que ahora, vaya usted a saber por qué, ha sido renombrada como "de jóvenes adultos" y conocida, sobre todo, por sus siglas inglesas, YA. Tal vez fuera el enorme éxito de la saga "Crepúsculo", tanto en libros como en formato cine, lo que impulsó el actual boom que vive el género, con estanterías en algunas librerías estadounidenses centradas exclusivamente en "romance sobrenatural YA", y la confirmación definitiva ha llegado con "Los juegos del hambre" y el enorme taquillazo que ha sido "En llamas". Todos los estudios de Hollywood quieren tener su propia saga juvenil que sanee sus cuentas de resultados durante cuatro o cinco años, reproduciendo las tácticas que siguieron con el final de las películas de Harry Potter, pero no todos consiguen su propósito.

De hecho, podríamos decir que las adaptaciones al cine de libros YA se encuadran en dos vertientes; la aventura/romance con toques fantásticos o de ciencia ficción, y la historia de amor imposible o llena de obstáculos. Este mismo año vamos a ver un ejemplo de cada,  y ambos protagonizados por la nueva reina de este subgénero, Shailene Woodley; "Divergente" y "Bajo la misma estrella". La primera quiere convertirse en la nueva saga juvenil distópica al adaptar los libros de Veronica Roth sobre un futuro en el que se encuadra a toda la población en cinco facciones dependiendo de su personalidad, mientras la segunda traslada al cine un best-seller de John Green sobre la historia de amor de dos adolescentes que se conocen en un grupo de terapia para pacientes de cáncer. El reto para esas dos cintas es no pasar a engrosar la lista de fracasos que el género YA lleva a sus espaldas en los últimos dos años. Ni "Hermosas criaturas" ni "Cazadores de sombras" llamaron la atención del público lo suficiente para asegurarse secuelas, pero Hollywood no deja de intentarlo.

El filón es tan atrayente, que The CW se ha entregado a él en cuerpo y alma en sus estrenos de esta temporada. "The Tomorrow People" y las próximas "The 100" y "Starcrossed" entran de lleno en el género fantástico juvenil, y la cadena aún abrazará más su nueva entidad como hogar de la ciencia ficción en la televisión en abierto con el desarrollo de otro drama post-apocalíptico más para 2014/15, "The Messengers", y la continuación de los planes televisivos de Warner con DC con "The Flash". "The Vampire Diaries" (que adapta una muy popular saga de libros YA) fue el título que puso a la cadena sobre la pista de este público, más veinteañero que adolescente, que es muy fiel y muy ruidoso si se engancha a tu serie o tu película, y al que se puede llegar sin dedicarse solamente a hacer cintas de superhéroes. Pero no es tan fácil conseguir un éxito de taquilla con ellos. Tras "Crepúsculo", sólo "Los juegos del hambre" la planta cara a los blockbusters veraniegos, y eso es, muy probablemente, porque han conseguido llegar a un público más amplio que el mero consumidor de ficción juvenil.

Y, por cierto, "Young adult" es también una estupenda película de Jason Reitman con una sensacional Charlize Theron.
Publicar un comentario