03 febrero 2014

La nominación al Oscar más breve

Pobre "Alone yet not alone". La mayor sorpresa de las nominaciones a los Oscar, la candidatura para la canción de esa película, de la que nadie había oído hablar hasta que Chris Hemsworth pronunció su nombre, ha terminado siendo también una de las más breves, pues la academia terminó descalificándola por considerar que su compositor había utilizado maniobras que violaban las normas para promocionar su candidatura. En concreto, Bruce Broughton, autor de la canción junto con Dennis Spiegel, había enviado un e-mail a algunos miembros de la rama musical de la Academia para que tuvieran en cuenta que, en el DVD con las 75 preseleccionadas que habían recibido, su tema era el número 57. Y como Broughton fue jefe de esa rama, y todavía forma parte de su comité ejecutivo, se consideró a posteriori que su conducta había creado "la apariencia de una ventaja injusta", y debía por tanto ser descalificado.

Lo cierto es que "Alone yet not alone" es, como indicaban en The Daily Beast, un caso muy particular. Ya simplemente la canción es interpretada por una mujer tetrapléjica que necesita que su marido le apriete el diafragma para poder llegar a las notas más altas, y la producción de la película, y su temática, todavía son más peculiares por lo alejados que están de Hollywood. En esa web explicaban que sus productores, guionistas, actores, director y hasta la escritora de la novela en la que se basa forman parte de un grupo de cineastas muy conservadores, dedicados a elaborar obras de entretenimiento de fuerte contenido religioso y con una agenda muy clara en lo que respecta al papel de la mujer o al de las minorías raciales en Estados Unidos. La cinta no se estrena en Estados Unidos hasta el 13 de junio, pero para poder aspirar a alguna nominación al Oscar (como la que lograron a la mejor canción), sus responsables se marcaron "un Garci", o lo que es lo mismo, la proyectaron durante una semana dentro del periodo de elegibilidad.

Que lograra una candidatura, conociendo la conexión de Broughton con la rama musical de la academia, levantó muchas sospechas, y muy probablemente eso llevara a que se le arrebatara la nominación, pero es cierto que, como apuntaban en Variety, esto debería obligarles a revisar el modo en el que se votan bastantes de las nominaciones. En especial, las nominaciones a mejor canción llevan varios años siendo un poco un desastre; no hay más que recordar esa "genial" idea de nominar solamente a las que pasaran de una nota media determinada, lo que hizo que en 2011 sólo hubiera dos candidatas, "Man or muppet" (que ganó) y "Real in Rio". También el nuevo sistema del voto preferencial para elegir a la mejor película resulta cuanto menos peculiar. Como han apuntado alguna que otra vez en La sexta nominada, tiene que haber algún fallo que lleva a que sea más habitual que haya nueve nominadas, cuando en teoría podría haber entre cinco y diez.

De todos modos, la descalificación de la canción de "Alone yet not alone" le ha dado un notable empujón publicitario a una película que, de otro modo, se habría quedado en el nicho de público al que va dirigida, y será curioso ver cómo reaccionan los sectores más conservadores cuando la gala esté más cerca. ¿Proliferarán otra vez las clásicas acusaciones de que Hollywood atenta contra los valores familiares americanos?
Publicar un comentario en la entrada