17 febrero 2014

Entre el virus negro y Asuntos Internos

ALERTA SPOILERS: ¿Estáis al día con "Helix"? ¿Habéis visto los "ojos de plata" y a la jefa de Hatake? Si es así, podéis seguir leyendo.

Al principio de "Helix", y ya simplemente con sus promos, la apariencia de ese virus negro que iba infectando a los trabajadores de esa base científica en el Ártico remitía inevitablemente al cáncer negro de "Expediente X". Siete episodios más tarde, bien puede ser que realmente sea el cáncer negro o, más en concreto, que vaya a jugar un papel similar al que aquel "aceite oscuro" desempeñaba en los planes de la conspiración entre el gobierno de Estados Unidos y los alienígenas. Lo que vemos de Constance Sutton, la jefa de la empresa que posee Arctic Biosystems, y para la que trabaja hasta el mayor Balleseros, da la sensación de ir un poco más allá que la mera multinacional farmacéutica ávida de pingües beneficios. Desde luego, Jeri Ryan la interpreta con una amenaza latente que apunta a que hay algo ahí que de momento se nos escapa, pero entre los "ojos de plata" y el pulido perfecto de sus dientes, no es descabellado especular con que quizás estamos ante los preparativos de una invasión extraterrestre.

Si acabara siendo así, la serie podría terminar con Mulder llegando a la base desierta e intentando averiguar qué pasó allí, avisado por uno de sus contactos de que se realizaban experimentos intentando obtener híbridos entre humanos y alienígenas, todo un clásico de "Expediente X". También puede ser que, simplemente, estemos ante humanos más evolucionados, mutados artificialmente, que quieren dominar el mundo porque se sienten semidioses. En cualquier caso, la doctora Walker va a ser clave en todo esto, pues ella parece unir esa subtrama de la desaparición de niños locales con los experimentos que Hatake ha hecho a espaldas de Sutton. La razón por la que los ha llevado a cabo todavía es un misterio. ¿Busca un plan B para enfrentarse a su jefa? ¿Cuál es el propósito de Julia Walker ahora, teniendo en cuenta que ella consigue sobrevivir allí donde Peter Farragut no pudo completar su transformación? La resolución de esta primera temporada de "Helix" apunta a ser bastante entretenida.

"Line of duty" es una serie policiaca de BBC que emitió su primera temporada en el verano de 2012, centrándose en la investigación que AC-12, una unidad especial anti-corrupción, hace de un laureado policía del que se cree que tiene tratos con un conocido gángster. Aquella primera entrega nos mostraba también cómo el nuevo agente llegado a esta especie de Asuntos Internos de elite se amolda al trabajo, intentando encajar su idea de la honestidad con un mundo mucho más gris, y ahora que ya los conocemos a todos bien, la segunda temporada puede permitirse arrancar a todo trapo, metiéndonos de lleno en una nueva investigación que involucra a una detective que nunca ha destacado en su trabajo y una operación urgente que sale terriblemente mal. Si en la primera temporada sabíamos más o menos desde el inicio que el objetivo de AC-12 tenía trapos sucios, aquí no estamos seguros aún de qué pasa con el personaje interpretado por Keeley Hawes.

Parece que estos nuevos capítulos van a mostrar más los compromisos éticos de todos los personajes, no sólo la posibilidad de que esa detective haya sido corrompida, y ahí, por ejemplo, es curioso ese nuevo añadido a AC-12 a la que da vida Jessica Raine, aprovechando bien el empujón que le ha dado "Call the midwife". Entre ella y el misterio habitual con el que se maneja Kate Fleming (culpa en parte de que se dedique principalmente a infiltrarse en los departamentos de los policías a los que investigan), el arranque de la segunda temporada va directamente al grano y nos obliga a no dar por sentado casi nada de lo que veamos. Por ahora, Arnott no está tan metido personalmente en la investigación como antes, pero ya veremos por dónde se mueve la trama, porque da la sensación de que puede dar bastantes vueltas, y puede salpicar todavía a alguno de los protagonistas.

Lo curioso es ver esta serie en contraste con "By any means", algo mucho más ligero y que busca más la diversión en su seguimiento de un grupo de personas que se dedica a montar elaborados montajes para atrapar a criminales que siempre están eludiendo a la justicia.
Publicar un comentario en la entrada