09 febrero 2014

Los dramas de Amazon

El año pasado, no fue sólo Netflix la plataforma online que se animó a producir y estrenar sus propias series. También lo hizo Amazon, aunque su método es un poco diferente al del resto de proveedores de contenidos. Ellos encargan varios pilotos, siempre divididos en comedias, dramas y programas infantiles, y dejan que sus usuarios voten los que más les gustan. Así, en la primera cosecha de series de Amazon sólo pasaron el corte dos comedias, "Alpha House" y "Betas" (de la que hablamos en el último Yo disparé a JR), y en este segundo intento, veremos cuántas reúnen los requisitos de que la plataforma quiera seguir con ellas y que a su público le parezcan interesantes. Todos los pilotos pueden verse gratis, si tenéis cuenta en Amazon, en su web de Instant Video, y parece que, este vez, los proyectos han llamado algo más la atención, especialmente porque han atraído algunos nombres interesantes.

Tomemos por caso sus dos dramas. Uno de ellos es "Bosch", adaptación de las novelas de Michael Connelly, protagonizadas por Harry Bosch, sobre un detective de policía de Los Ángeles con bastantes más oscuros que claros. Su principal responsable es Eric Overmyer, colaborador de David Simon en "The Wire", y tiene un reparto lleno de caras conocidas en el que destaca Titus Welliver como el detective titular. Welliver lleva años paseándose como secundario por series y películas de todo tipo, muchas veces haciendo de malo, y aquí interpreta a Bosch de una manera muy sobria, como si estuviera resignado a trabajar en Homicidios porque no sabe hacer otra cosa, y no sabe con qué llenar su tiempo cuando no está investigando un caso. Por eso, a pesar de que está suspendido hasta que se solucione un juicio por cierta acción pasada suya, decide aceptar una llamada en la que le dicen que un señor que paseaba a su perro ha encontrado un hueso que parece humano.

"Bosch" tiene un aire de noir californiano contemporáneo que va con su temática y construye rápidamente a Harry como un tipo peculiar, a la vieja usanza setentera, pero sin llegar a los niveles de particularidad de John Luther, por ejemplo. Bosch no es una gran mente deductiva, sino alguien tenaz y sistemático, que persigue sus casos hasta el final, lo que le ha llevado a meterse en problemas más veces de las serían recomendables. El episodio, dirigido por un veterano de al tele (y de la franquicia "Ley y orden") como Jim McKay, va estableciendo poco a poco la situación en la que se encuentra Bosch y por qué este caso le llama la atención, y atesora potencial para convertirse en una serie bastante digna, cuanto menos. En el caso del otro drama de Amazon, "The After", el interés llega porque su creador es Chris Carter, mente pensante detrás de "Expediente X" y "Millennium".

Es una serie post-apocalíptica de la que, la verdad, es mejor no contar demasiado. Empieza como si fuera una película de catástrofes de los 70 y va derivando hacia otra cosa, hasta llegar a un cliffhanger final cuyo objetivo es dejarnos con ganas de ver más. Y hasta aquí podemos leer. Alea iacta est.

Música de la semana: Pues ya que hemos mencionado "Betas", la selección de esta semana va a ser, precisamente, la canción de sus títulos de crédito, "Power lines", del grupo de Seattle, Telekinesis.
Publicar un comentario en la entrada