29 enero 2008

La luz al final del túnel

Parece que hayan pasado años desde el final de la tercera temporada de "Perdidos". En realidad, han pasado nueve meses y una huelga de guionistas que, gracias a los Dioses de Kobol, parece muy cerca de su final, pero esto ha sido una larga travesía del desierto. Ni los trailers ni los mobisodios son suficientes para paliar el mono de los misterios de la isla. Pero regocijémonos, que la espera termina el jueves.

Por todas partes proliferan los previos (y los resúmenes llenos de spoilers) del primer episodio, "El principio del final". Nos enfrentamos a él con algunas cosas que sabemos por adelantado gracias a ese golpe de mano del final de la tercera temporada, como que no están todos muertos ni en el limbo (o esto es una simulación más elaborada y chunga que la de Matrix) y que algunos de ellos salen de la isla. Es de suponer que algunas cuestiones, probablemente las relacionadas con los Otros, se solucionen a lo largo de esta cuarta temporada, si bien hay que tener en cuenta que, de los 16 episodios originalmente concebidos, sólo se emitirán los ocho rodados antes de que empezara la huelga de guionistas, por lo que habrá cosas en las que nos quedaremos a medias.

Más que cómo va a volver a aparecer Michael, a mí me intriga sobremanera el camino de Jack y Kate para convertirse en las personas que se intuyen en "Through the looking glass". Hasta que no se nos presenten los tripulantes del barco que "no es el de Penny" es inútil especular sobre sus motivos o sus identidades, pero el destino de esta pareja apunta buenas maneras (dramáticamente hablando, que ya sabemos que para ellos no va a ser demasiado halagüeño). Los dos son, de alguna manera, los líderes del grupo y es muy probable que formen un frente común, quizás contra Locke. ¿Se creerán lo que les cuenten los nuevos visitantes de la isla? ¿Sabremos algún día qué clase de universo paralelo es?

P.D.: Yo pensaba que era difícil superar el lío de trama que, a veces, hay en "Perdidos", y va "Damages" y, a falta de sólo cuatro episodios, está más enrevesada que al principio. Parece esos tramos finales de temporada de "Verónica Mars", cuando el asunto se complicaba a falta de tres capítulos para el final y, en el último, todas las piezas encajaban a la perfección. ¿Qué secreto escondes, Patty?
Publicar un comentario