16 enero 2008

Tú... ¡Fuera!

Parece que, efectivamente, esa renovación en el reparto de "House" le va a venir muy bien a esta cuarta temporada que, por fin, estamos viendo por estos lares. La contratación del nuevo equipo permite que House saque a relucir toda su mezquindad, su cinismo, su mente retorcida y sus aires de grandeza, propiciando las puñaladas traperas y la competitividad entre los aspirantes. Las pruebas apenas acaban de empezar, así que habrá que dar tiempo para ver cómo evoluciona la número 13 y, sobre todo, esa rubia borde, trepa y con mala leche, que puede garantizar una buena diversión.

Como ya se veía en el primer episodio, lo mejor son los intercambios con un Wilson que parece decidido a pinchar a su amigo todo lo que pueda. En este caso, se empeña en hacerle creer que, cuando House cree ver a Chase y Cameron en el hospital, está teniendo visiones, si bien luego sí que tiene una con Foreman, que trabaja en un hospital de Nueva York. Chase sigue sin aportar mucho, pero la nueva posición de Cameron como adjunta de Urgencias abre unas posibilidades bastante interesantes para la relación entre ambos. No deja de ser curioso que ella se vaya al final de la tercera temporada y, al empezar la cuarta, sea él quien vaya a buscarla... Esta renovación también parece estar funcionando bastante bien en las audiencias. Tanto "Los hombres de Paco" como "Los Serrano" empataron prácticamente ayer con "House", así que las próximas semanas van a ser muy interesantes.

P.D.: Iba a dejaros con la intriga de los retos de ayer hasta el viernes, pero tampoco es plan y, además, ya veo que algunos han sido muy fáciles para vosotros. Éstas son las soluciones, por si tenéis curiosidad:

1.- Ésta era un poco malvada, lo reconozco, pero me parecía curiosa. Lo que comparten "Héroes", "Life", "What about Brian", "Torchwood", "Urgencias" y "CSI: NY" es una canción, "Ooh La La", de Goldfrapp, grupo que es uno de los favoritos en las bandas sonoras de un montón de series.

2.- En el instituto, en su Oregón natal, la mayor aspiración de Katee Sackhoff era la natación. En EE.UU., los nadadores que participan en los Juegos Olímpicos vienen de las competiciones universitarias, y ésa era la idea de Sackhoff hasta que, a los 15 años, tuvo una lesión seria de rodilla. Ella misma lo cuenta en esta entrevista.

3.- Era fácil, ¿eh? Los dos chicarrones de la foto eran Denzel Washington (en su tercera colaboración con Spike Lee, si no me fallan las cuentas) y el baloncestista Ray Allen, flamante escolta de los renacidos Boston Celtics. La película era "Una mala jugada".

4.- Es una lástima que no pudiera encontrar una foto de Javier Bardem en sus tiempos de jugador de rugby en el Liceo Francés, pero ésa de un partido de veteranos en Ordizia tampoco está mal.

5.- Lo cierto es que no recuerdo en qué quedó la demanda, en la que Lightning Seeds afirmaban que "Uno más uno son siete", la canción compuesta por Mikel Erentxun que sirve de sintonía a "Los Serrano", era un plagio de su éxito "Pure". Comprobadlo vosotros mismos.
Publicar un comentario