22 enero 2008

No es Oscar para cobardes

Por una vez, ese manido lugar común de adjudicar a los Globos de Oro ser la "antesala" de los Oscars se ha cumplido. Algunas categorías, especialmente las de interpretación, son un calco de los nominados de la Asociación de Prensa Extranjera, y las dos cintas con más candidaturas son sombrías y violentas, "Pozos de ambición" (así se va a llamar "There will be blood") y "No es país para viejos". Los Coen asaltan de nuevo los Oscars después del gran éxito de "Fargo", que también incluía asesinatos y criminales peculiares. La lista completa de nominados podéis verla aquí, que lo que sigue sólo son algunas opiniones sobre ella.

PELÍCULA: Si no me falla la memoria, estamos de nuevo ante otra edición como la de 1997, cuando ganó "El paciente inglés", porque todas las candidatas son independientes, o de las ramas indies de los grandes estudios. "Pozos de ambición" y "No es país para viejos" parecen las dos grandes favoritas incluso por encima de "Expiación", que sería la opción más convencional y, por tanto, no hay que descartarla. ¿La sorpresa? "Juno".

DIRECTOR: Sólo Joe Wright se queda fuera de la terna de películas nominadas, y su lugar lo ocupa Julian Schnabel, que está logrando un gran reconocimiento por "La escafandra y la mariposa". Si hubiera que apostar, me quedaría con Paul Thomas Anderson ("Pozos de ambición").

ACTOR: El sorpresón, agradable, ha sido ver que Viggo Mortensen ("Promesas del Este") consigue finalmente una nominación que viene pidiendo a gritos desde hace tiempo. No creo que vaya a pasar de ahí, porque Tommy Lee Jones ("En el valle de Elah") y Daniel Day-Lewis ("Pozos de ambición") son dos pesos pesadísimos. Los dos han ganado ya, pero me cuesta ver a Johnny Depp recogiendo el Oscar, más que nada porque "Sweeney Todd" no parece muy convencional para la Academia.

ACTRIZ: Atención a Julie Christie ("Lejos de ella") que, con el Globo de Oro en el bolsillo, viene dispuesta a llevárselo todo. Marion Cotillard pone la nota diferencial por su Edith Piaf de "La vie en rose", y Ellen Page se cuela gracias a su adolescente embarazada de "Juno". Sí, también está Cate Blanchett, pero no es por "La Edad de Oro" por la que tiene opciones.

SECUNDARIO: Éste es el año de Javier Bardem. Viene ganando todos los premios de los círculos de críticos y el Globo de Oro, y mucho han de torcerse las cosas para que el Oscar no sea suyo. No hay un Russell Crowe que pueda hacerle sombra, como le ocurrió cuando estuvo nominado por "Antes que anochezca". Sí, los veteranos Tom Wilkinson ("Michael Clayton") y Hal Holbrook ("Hacia rutas salvajes") son rivales a tener en cuenta, pero honestamente creo que Bardem no va a verse en otra igual en mucho tiempo.

SECUNDARIA: Tres cuartas partes de lo mismo pasa aquí con Cate Blanchett, que ha eclipsado a los otros cinco actores que reinterpretan a Bob Dylan en "I'm not there". Ni siquiera creo que una de las revelaciones del año, Amy Ryan ("Adiós, pequeña, adiós") vaya a hacerle sombra.

Por lo demás, la pugna por el Oscar a la mejor película de animación entre "Persépolis" y "Ratatouille" promete ser dura, Michael Moore vuelve a ser candidato al mejor documental por "Sicko", "Encantada" tiene tres canciones candidatas a la mejor canción original, Sarah Polley consigue su primera nominación no como actriz, sino por el guión de "Lejos de ella", y Alberto Iglesias ("Cometas en el cielo") vuelve a competir por la mejor banda sonora original. Es la segunda vez que está nominado y, me temo, volverá a perder, probablemente ante Dario Marianelli ("Expiación").
Publicar un comentario