21 enero 2008

La realidad no tiene lógica

1.- Leí "Los crímenes de Oxford" hace ya algún tiempo, por lo que la sorpresa final yo ya la conocía de antemano. Las trampas, que no son tales, que pueda haber en la película ya estaban en el libro y, al igual que éste, en la adaptación a la pantalla grande lo que importa en realidad es el juego intelectual, el desafío mental entre los dos protagonistas. Hay algunas cosas que no terminan de encajar del todo bien, como el personaje de Leonor Watling, pero es una película bastante digna, con algunos momentos hitchcockianos muy curiosos. Y John Hurt está estupendo, como siempre. Además, por ahí anda Burn Gorman o, lo que es lo mismo, Owen en "Torchwood", lo que nos lleva al siguiente punto.

2.- Nunca será un clásico de la ciencia ficción, pero es muy entretenida, y el principio de la segunda temporada de "Torchwood" apunta, además, ciertas maneras más interesantes que las de la primera temporada. No se toman a sí mismos demasiado en serio, lo cual siempre es de agradecer, la relación entre Gwen y Jack puede resultar muy interesante, teniendo en cuenta que ella ha liderado al equipo después de que él se fuera, y en este inicio de temporada tienen como invitado especial a James Marsters haciendo de lo que mejor se le da: de Spike. La sombra de Joss Whedon es muy alargada.

7 comentarios:

ALX dijo...

Es que James Masters es muy limitadillo como actor y siempre acaba haciendo el mismo personaje.

El primer episodio de la nueva temporada me encantó, me lo pasé como un enano, sobre todo porque aboga un poco más por el humor sin perder ese tono un poco oscuro que caracteriza a la serie. Un buen ejemplo es el comienzo con ese "Perdone ¿ha visto un pez globo conduciendo un descapotable?" XDDD

MacGuffin dijo...

Yo con Torchwood me lo paso en grande también, así que no me hace falta más. Y me he dado cuenta de que o Gwen es menos mema que antes, o el doblaje la hacía parecer una mema ;-)

Sunne dijo...

A mi los crimenes no me gustó, no te dejaban la posibilidad de intentar averigua quien era por tu cuenta, iban sacando cosas por el camino, y el final, el resultado estaba en un vacaciones santillana!!

MacGuffin dijo...

Por eso digo, Sunne, que los crímenes no importan, son un mero macguffin. Siguen la línea de los policíacos ingleses clásicos en los que lo que importaba era la inteligencia del detective que resolvía el caso, y no el caso en sí.

MARKETA dijo...

A mi la pelicula no me gustó NADA, NADA, NADA.
Tal vez debería darle una oportunidad al libro..
Y voy a terminar por cogerle una ojeriza a Leonor y sus tetas omnipresentes!!

MacGuffin dijo...

Me temo que, entonces, el libro tampoco te ve a gustar, marketa, porque peli y libro se parecen mucho. Por lo menos, no verás a Leonor Watling :-)

Sunne dijo...

Pero si la mas calculadora es Leonor, tiene esta todo el dia con los cosenos y los senos liada... :p