12 enero 2008

Una lista de episodios

Los resúmenes televisivos de 2007 no están completos hasta que The Futon Critic no publica su lista de los 50 mejores capítulos del año. No hay demasiados cambios con respecto a la del año pasado, pero como es tan exhaustiva, tiene la ventaja de que incluye series y capítulos que ninguna otra lista ha incluido (con la excepción de la de Alan Sepinwall, quizás, que incluso incluye la "Noche de Bon Jovi" de "American Idol").

Por ejemplo, la lista la cierra "Flight of the Conchords" ("Bowie"), "Cómo conocí a vuestra a madre" está dos veces, en el puesto 47 ("Showdown", o Barney en "El precio justo") y en el 27 (cómo la boda de Lilly y Marshall se cuenta a la vez que la ruptura de Ted y Robin), se reconoce el diverido piloto de "Reaper" (46), el musical de "Scrubs" (cuyo final peligra por la huelga, a todo esto), los pilotos de "Californication" y "Burn notice", el final de temporada de "Jericho" (y sólo por la palabra final... ¡Nuts!), el día de la familia en el centro de rehabilitación de Justin y esa noche de juegos con la familia "rival" en "Cinco hermanos", el cuelgue de Frank y Liz con el chico del café en "30 Rock" (que también tiene el sensacional "Rosemary's baby"), el piloto de "Chuck" y también el de "Damages", lleno de giros y sorpresas, el principio de la segunda temporada de "Kyle XY" (que lo desvela todo), el último capítulo emitido hasta ahora de "Life" (aunque es mejor "Farthingale", en el que Reese y Crews sólo tienen medio muerto), el episodio del beso-no spoiler en "House", el final de la séptima temporada de "CSI" (con el destino de un personaje en el aire), el piloto de "Pushing daisies" y el final de "Los Soprano".

Los diez primeros puestos reconocen el estupendo, noir y agridulce final de "Verónica Mars", "Blink", de "Doctor Who" (de ésta hablaremos más adelante), el ya famoso "Company man" de "Héroes" (una muestra del potencial de la serie bien aprovechado), uno de "Big Love" ("Dating game"), "The Office" ("Deposition"), una importante revelación en "The Shield", lo que le pasó al padre de "Dexter", el capítulo en el que Tami y Julie tienen esa charla sobre sexo en "Friday Night Lights" y, en las primeras posiciones, dos finales de temporada impactantes, el de "Galáctica" (incluido por el alegato de Lee Adama en el juicio de Baltar) y, cómo no, el de "Perdidos" (todos sabemos por qué).

Algunas de estas series no son grandes obras de la televisión, pero tienen siempre un nivel aceptable y, por norma, tienen también siempre un par de episodios realmente buenos. "Doctor Who", por ejemplo, es una serie entretenida, que no está mal, pero que siempre tiene un par de capítulos muy buenos. En esta primera temporada que estoy a punto de acabar, el dúo "The empty child" y "The Doctor dances" son estupendos, mezclando con habilidad y acierto ciencia ficción, una historia de terror, unos toques bélicos por cortesía de la Segunda Guerra Mundial y, por supuesto, a Jack Harkness.
Publicar un comentario