13 febrero 2008

El estado de la cuestión

La huelga de guionistas ya es historia, pero aún tardaremos un mes largo en tener de vuelta, y a más o menos a pleno rendimiento a todas las series. Mejor dicho, a todas las series que las cadenas han decidido recuperar para la primavera, porque han aprovechado estos meses de paro para hacer limpieza (lo que ya se suponía cuando todo comenzó), en especial entre las series nuevas. Las que no han caído bajo la guillotina de una cancelación silenciosa (porque nadie la ha hecho oficial. Simplemente, las cadenas han dicho que no van a rodarse más capítulos, y listo) se tomarán estos meses para preparar su vuelta directamente en otoño, con unas segundas temporadas que arrastrarán, probablemente, algunos temas que se quedaron coleando después del final abrupto de su temporada inaugural. Además, en septiembre se hará un relanzamiento de esos títulos, pues no nos olvidemos que muchas de ellas dejaron de emitirse en diciembre, nada menos.

Maureen Ryan resume en esta lista las series que vuelven y las que se van a dormir el sueño de los justos (adiós, "Bionic Woman"), separando las que aún veremos antes del verano de las que se toman vacaciones hasta septiembre y de otras cuyo futuro pende de un hilo (sí, "Friday Night Lights" está en ese grupo, otra vez). Las que van a tener una vuelta más complicada van a ser, lógicamente, las series nuevas que estarán en hiato hasta la próxima temporada. Por mucho que las cadenas las relancen de nuevo con unas campañas similares a las que se hacen para los estrenos, llevaremos sin verlas siete largos meses, como mínimo. Si las vacaciones invernales pueden resultar desastrosas para algunas series, imaginaos unas tan prolongadas como éstas. La única ventaja es que, enfrentándonos a una temporada de otoño con menos novedades, algunas de estas series podrán gozar de una promoción más acertada que las ayude a encontrar su hueco (vale que a mí me gusta y no soy imparcial, pero creo que "Life" puede ser una de esas series que sólo necesita una segunda oportunidad y algo más de apoyo por parte de la NBC, que tiene entre manos un "House" en potencia).

"Héroes" es otra que no regresará con su volumen 3 hasta septiembre, quizás finales de agosto, tomándose un tiempo que confío que sirva para que Tim Kring recapacite y aclare sus ideas. No le pedimos que nos haga "Watchmen" en la tele, ni que aspire a ser la versión mejorada de "Perdidos", como quisieron venderla algunos entusiastas cuando se estrenó, pero un poco de más coherencia sería bienvenida. Y en cuanto a "Perdidos", sus responsables se han mostrado convencidos en que podrán rodar cinco de los ocho capítulos que faltaban para completar la cuarta temporada, y que terminarán ésta exactamente cómo lo tenían planeado desde el principio. Lo cual quiere decir que la cabeza nos va a estallar de todo lo que va a pasar en esos nuevos episodios, seguro.

P.D.: Ya que hablamos de "House", el repertorio de burradas de nuestro médico favorito se amplío ayer enormemente con su visita a la CIA para curar a uno de sus agentes, que le sirvió para añadir a otra candidata a sus "supervivientes" (interpretada por Michael Michele, la pediatra Cleo Finch entre las temporadas 6ª y 8ª de "Urgencias"). Mientras House estuvo realmente divertido, Foreman pugna por ser tan resolutivo como House sin ser como él (lo que no le resulta tan fácil) y Zorra Implacable continúa aprovechándose de que Cameron echa de menos el trabajo que hacía con House (¿y a él? Está por ver). ¿Terminará siendo una especie de voz de la conciencia como Wilson?
Publicar un comentario