12 febrero 2008

Se nos rompió el amor

Qué pesado se pone todo el mundo con San Valentín, una invención anglosajona para vender más flores, colonias y joyas después de las Navidades. Empezarán a surgir por todas partes las listas de los mejores romances del cine y las mejores parejas de la tele... Como si fuera tan fácil escoger. En todas las series, las tramas sentimentales juegan un importante papel aunque sólo para fastidiar la vida personal de los personajes y crearles toda suerte de conflictos. Como ocurre a menudo, no siempre se consigue ese objetivo (el reencuentro de Jake Greene y su ex novia en "Jericho", por ejemplo, de lo más prescindible en una serie que a mí no me convenció), y no todo el mundo se queda contento con el derrotero que toman las cosas.

Uno de los aspectos sobre el que más debaten los fans en "Perdidos" es si Kate se quedará finalmente con Sawyer o con Jack, quien tiene otro "frente" abierto con Juliet. Yo siempre he creído que entre Jack y Kate hay algo bastante serio desde la primera vez que se encuentran en el episodio piloto (y ahora que caigo, ninguno de los dos está cerca del fuselaje del avión en la playa cuando los vemos por primera vez), y la subtrama de TSNR (Tensión Sexual No Resuelta) de la serie se centra en ellos dos. Son más interesantes las parejas que, por algún motivo, no pueden estar juntas incluso aunque lo deseen. En esta corta primera temporada de "Pushing daisies", entre Ned y Chuck no sólo se interpone el rollo de "me tocas y me muero", sino la participación indirecta de Ned en la muerte del padre de Chuck, un secreto que, para él, es una losa demasiado pesada.

Estoy ya esperando impacientemente que Telecinco acabe de una puñetera vez con "CSI: Miami" para poder ver la séptima temporada de "CSI", ésa en la que, además de tener un arco continuado centrado en el Asesinato de las Miniaturas, nos presentan a la pareja Grissom-Sarah de un modo que se ha llevado buenas críticas por todos lados. Como es difícil que alguien me ponga más de los nervios que el tándem Horatio-Yelina, cualquier cosa será bienvenida. Y no, compañeros cylones, no me he olvidado de Lee y Kara, pero ésos ya tuvieron su momento (doloroso) en la tercera temporada de "Galáctica". Sólo el Híbrido sabe por dçonde discurrirán sus caminos en la cuarta entrega.

9 comentarios:

Sunne dijo...

Si, pero no me negarás que Chuck y Ned son una pareja encantadora, de verlos pasar y decir.. aihh, q majetes...jeje

mrg dijo...

Jim y Pam de The Office, siempre me han encantado

MacGuffin dijo...

Claro, Sunne, pero entre Chuck y Ned sigue habiendo algunas cositas que deben solucionar...
Tendré que ponerme a ver The Office ;-)

Lois Lane dijo...

Chuck y Ned son tan... tiernos. Una pareja perfecta, si no fuera porque ella está muerta y él no puede tocarla. Es tan trágico que es hermoso.
En cuanto a Perdidos, lo que más pena me da es que Sawyer intuye perfectamente los sentiemientos de Kate, y aún así no puede evitarlo. Sabe que es un juguete de consolación mientras Jack pasa de ella, y a pesar de todo la quiere. Yo quiero uno de esos para mí. ¿Qué vuelo había que coger?

MacGuffin dijo...

Puedes seguir la táctica de Jack de pillar todos los vuelos posibles, a ver si alguno se estrella... :-)
Yo sigo pensando que Sawyer no va a llegar vivo al final de la serie, veremos...

jet dijo...

Pues a mí me parece bastante claro que Jack se casará co Locke.

MacGuffin dijo...

Je, je... Y con Boris Izaguirre de padrino ;-)

Crítico en Serie dijo...

Jack es el buenote (ya no tanto) con quien casarte. Sawyer es el malote con quien tener una aventura. Y Kate, quiera o no, es de las que no puede evitar ir a por los malotes...

mujer_esponja dijo...

yo también soy de las que opina que Sawyer no llega vivo al final de la serie. y respecto al triángulo, a mi me parece que ella quiere a los dos, pero son dos tipos distintos de amor. La relación con jack se basa más en la confianza, la lealtad, el querer pasar tiempo juntos, la admiración... Con sawyer es atracción, pasión,entendimiento... Al final Kate acabará con Faraday, jejeje. ese sí que mola!