19 febrero 2008

La isla misteriosa

ALERTA SPOILERS: A partir de este punto, los que no hayáis visto hasta el 3º capítulo de la cuarta temporada de "Perdidos" probablemente os llevéis algún disgusto en forma de spoiler.

Creo que ya podemos asegurar definitivamente que el tiempo en la isla transcurre más lentamente que en el mundo exterior, y su anomalía electromagnética tiene buena parte de la culpa. Daniel Faraday y su experimento con el cohete nos lo han confirmado, lo mismo que su advertencia a Lapidus de que, en su vuelo de regreso al carguero, no se aparte ni un ápice del rumbo que llevaban al aterrizar en la isla. Es probable que el cometido de Faraday sea estudiar esas anomalías y aprovecharlas en beneficio de sus jefes, que tal vez sea alguna de las empresas del conglomerado Dharma-Hanso. O quizás de Charles Widmore, el padre de Penélope (la novia de Desmond, para entendernos). En cuanto al tipo de anomalías electromagnéticas de la isla, me parece que tendremos que ponernos a estudiar no sólo los trabajos de Michael Faraday, sino los de James Maxwell y Albert Einstein para ver si todo esto tiene algo que ver con electromagnetismo, gravedad y tiempo. Por si no teníamos suficiente con los filósofos del siglo XVIII.

Qué bien le viene a Ben ese "Moriarty" que aparece en uno de sus pasaportes falsos (Dean Moriarty, por cierto, es uno de los personajes de "En el camino", de Jack Kerouac). De algún modo, él puede salir al mundo exterior cuando quiera, sabe lo que está pasando, quiénes son exactamente los del carguero y lo que han ido a buscar a la isla y, una vez que los Seis de Oceanic salen de ella, recluta a Sayid para que vaya matando gente en un estilo muy Jason Bourne (con plano por las calles nevadas de Berlín incluido). Es de suponer que esa gente, y el misterioso "economista", sean los mismos que enviaron el carguero, porque es casi seguro que los "amigos" a los que Ben se refiere al hablar con Sayid, y recordarle que les debe lealtad, son los supervivientes que no pudieron huir.

Lo cual me lleva a reafirmarme en mi convencimiento de que Sayid debería haber sido el líder de los supervivientes desde el principio. Es resolutivo, rápido al trazar planes y aunque tiene una pequeña debilidad (demasiado sentimental a veces), su entrenamiento militar (y en torturas) le hace el jefe perfecto para enfrentarse a los Otros, a Dharma y a toda la flota cylon si aparecen por allí de casualidad. Por lo que hemos visto hasta ahora, sólo Sayid y Ben trabajan para salvar a los que se quedaron en la isla, y muy terrible debe ser lo que hicieron los demás para que, aunque no quieran regresar, la isla les aceche y extienda una negra sombra sobre ellos.

Y antes de que se me olvide, en los comentarios sobre la serie en Pop Candy, alguien apunta la posibilidad de que la isla sea un axis mundi, el centro del mundo, un lugar donde cielo y tierra se unen. Ahí dejo eso.
Publicar un comentario