24 febrero 2009

Cuando las series elegían Telecinco

Ahora resulta curioso pero, a principios de los 90, cuando se rompía el dominio de los dos canales de TVE en el panorama catódico español, Telecinco empleó una estrategia no muy diferente de la que Cuatro y La Sexta han llevado en sus primeros años de vida. Compraba las series extranjeras de más éxito y más renombre y, a veces, la jugada le salía bien y conseguía un éxito de audiencia bastante apañadito. De hecho, las pocas series americanas que pueden considerarse auténticos bombazos, hasta que llegó Cuatro y nos trajo a "House", se habían emitido en "la cadena amiga", como se llamaba por aquel entonces (según un artículo de "Variety" que ahora no puedo encontrar, esos éxitos en primetime habían sido "Twin Peaks", "Expediente X", "Ally McBeal" y "CSI").

Telecinco empezó su andadura, además de con las Mama Chicho, Emilio Aragón y otras cosas de vergüenza ajena, con "Twin Peaks" y "Sensación de vivir", llevándose de calle a la vez al público de culto y al juvenil, al que intentaba averiguar quién mató a Laura Palmer y extraer algún sentido de las imágenes oníricas de David Lynch y al que se desvivía por el tupé de Jason Priestley y las patillas de Luke Perry (la "SuperPop" se volvió loca con ellos). De Antena 3, la única serie estadounidense que recuerdo de entonces era "Las aventuras del joven Indiana Jones".

No sé muy bien en qué momento decidió Telecinco que el lunes era el día de la ficción internacional, pero en ese día programó en su momento "Policías de Nueva York" (que era, en teoría, la gran apuesta) seguida de "Expediente X" (que fue la que tuvo éxito), y la serie de Chris Carter llegaría a compartir noche de emisión con "Walker, Texas Ranger" (sencillamente inolvidables las peripecias de Carmen Sevilla en el "Telecupón" para pronunciar el nombre de la serie de Chuck Norris sin trabarse toda, o cómo anunciaba "Expediente X" a ritmo de rumba. El Málaga Virgen, que era muy malo). Los lunes también aterrizó "Murder One", cuyo paso por la parrilla española sí que fue bastante discreto, y "CSI" terminaría reclamándolo para sí en exclusiva desde el otoño de 2001. "Ally McBeal" fue el otro gran acierto de la cadena, aunque fue perdiendo fuelle con el paso de las temporadas.

Lo que sí recuerdo es como, en el horario de mediodía en el que emitía sin codificar, Canal+ tenía telecomedias de media hora, y lo mismo por la tarde, supongo que antes de "Lo+Plus".
Publicar un comentario