03 mayo 2009

Cylones y extraterrestres en Albuquerque

1.- Un crítico yanqui decía que "In plain sight" realmente da casi todo lo mejor de sí misma cuando los casos se ciñen a las dificultades de los testigos protegidos en amoldarse a su nueva vida y dejar atrás todo lo que les hacía ser lo que son, porque todo eso puede matarlos. Razón no le falta, ya que es en esas historias en las que el resto de la serie se pone a la altura de Mary y Marshall, que muchas veces están muy por encima del resto de tramas. Es entonces cuando mejor se aprecia hasta qué punto el trabajo es la tabla de salvación de Mary, que sigue siendo igual de borde y expeditiva, pero con su lado vulnerable un poco menos escondido que en la primera temporada. Su madre y su hermana nunca van a dejar de ser una rémora, pero es mucho más divertido cuando no intentan disfrazar que justo ése es su papel: volver loca a Mary. Por lo demás, en estos dos primeros episodios han tenido, como actores invitados, a Liza Weil y Kevin Rankin, que últimamente están por todas partes. Y las parrafadas filosóficas de Marshall siguen siendo un punto, sobre todo por el puñetazo de Mary que les pone punto y final.

2.- Lo peor de "Caprica" es tener que esperar hasta enero, por lo menos, para ver cómo continúa todo. No se cansan de repetirnos que no es "Galáctica" y, ciertamente, no se parece en nada a esa serie, pero los mismos temas permean las dos, o parece que van a hacerlo en "Caprica": fundamentalismo religioso, la desconfianza hacia el otro, la excesiva dependencia de la tecnología y una sociedad en decadencia de manera similar a como estaba la Roma imperial antes de que los bárbaros la invadieran. En plan gafapasta, diré que ha sido muy curioso ver cómo la realización mezcla el estilo de "Friday Night Lights" (cortesía del director del piloto, Jeffrey Reiner) con el de una serie más convencional, y también ha sido divertido volver a escuchar los tambores japoneses tan definitorios de "Galáctica" en las escenas con el primer cylon, además de la música que siempre acompañaba a Adama cuando Joseph le cuenta al pequeño Bill cosas sobre su planeta, Tauron. Por cierto, que Esai Morales da perfectamente el pego como el padre de William Adama, especialmente por su tono de voz y la forma en que se mueve. "Caprica" promete ser algo interesante. Quizás, al estar ambientada en un planeta en lugar de en una flota de naves espaciales, sus alegorías acaben siendo demasiado evidentes, pero hay que darle tiempo. No sé si logrará saltar la barrera que impedía que "Galáctica" dejara de ser una serie de culto y pasara a un éxito más masivo, pero me da que va a ser una digna sucesora. Se le puede aplicar perfectamente aquello de que el sueño de la razón produce monstruos. Ah, y se me olvidaba. Sencillamente genial tener a William B. Davis (el Fumador de "Expediente X") como el ministro de Defensa de Caprica.

3.- Si le preguntan a buena parte de los fans de la ciencia ficción cuál es la mejor serie de ese género que se ha hecho, la que se tomó más en serio las convenciones de la space opera para transgredirlas con tramas mucho más serias y políticas de lo que podría parecer en un principio, casi todos te responderán que "Babylon 5". Diseñada y planeada por J. Michael Straczinsky como una larga novela en cinco capítulos, tiene un problema bastante serio para quienes no sean fan del género: sus maquillajes y peinados imposibles para los extraterrestres y sus efectos especiales de Amstrad Amiga. El peaje de los principios de los 90 y las restricciones presupuestarias es lo que tienen. Por ahora, sólo he visto el piloto, "The gathering", en el que se nos presenta a la estación Babylon 5, un puerto libre y neutral en un universo asolado por las guerras y las tensiones de todo tipo entre las razas que lo pueblan, algo así como un Tánger del periodo de entreguerras en el espacio. Los tejemanejes de todo tipo entre sus habitantes, que intentan aprovechar para su propio beneficio la neutralidad de la estación, son lo más destacado del piloto, además de ofrecer unas pocas pinceladas de las guerras pasadas y la suerte de Guerra Fría instaurada entre las cinco razas presentes en Babylon 5: los humanos, los Centauri, los Vorlon, los Narn y los Minbari. Me imagino que la frágil tregua entre ellos se irá al garete más pronto que tarde.

Música de la semana: El pasado martes, Paramount Comedy se trajo a Toni Collette para presentar el estreno en España de "United States of Tara". La actriz australiana aguantó con buen tipo la presentación humorística de Joaquín Reyes y, una vez acabaron, proyectaron el anuncio que el canal hace de sus nuevas series que, además de Tara son "Worst Week" y "Breaking Bad". Me pareció curioso que eligieran, como música del anuncio, "That's not my name", de The Ting Tings, que son uno de los grupos de moda ahora mismo.

14 comentarios:

W dijo...

Mucha paciencia con Babylon 5, porque el número de episodios "mitológicos" es bajo en las primeras temporadas y hay muchos autoconclusivos. De hecho su creador lo planteó así: un 20% en la season 1, un 40% en la 2, etcétera. La grandeza de la serie llega con el cambio de relación entre los dos embajadores, ya lo verás...

Adri dijo...

Mmmm.... cuando hablas de procedimentales tengo que tener cuidado porque se que les profesas un amor incalculable :P

Yo reconozco que In Plain Sight es una de las que estaría en la categoria de cierto virus titulada "la que te gustó y nunca le diste una oportunidad". Vi el piloto por cosas de curro y resultó que me gustó.. una sustituta crecidita de Veronica Mars.. Pero nunca seguí supongo que por falta de tiempo y por mi poco interes por el género..

Pero cada vez que te leo hablar de ella.. me da rabia no haber seguido.. ¿debería ponerme con ella?¿o es tu amor por los procedimentales lo que prima aqui´:P?

Anónimo dijo...

La frágil tregua tardará bastante en irse al garete en Babylon 5. Yo también me uno a la recomendación de paciencia que ha hecho W más arriba. De hecho, a mí me defraudó bastante la primera temporada (y eso que tengo amplias tragaderas con peinados y maquillaje). Si acabé esa temporada fue porque tenía el pack comprado en una oferta y ya que estaba en casa... Pero me pasé todo el tiempo preguntándome por qué recomendaban tanto esa serie, que no estaba mal pero a la que yo tampoco le veía nada excepcional. Cuando acabé la primera temporada, tardé mucho en ponerme con la segunda, pero ahí sí, ahí la serie remonta de una forma impresionante y ahora estoy ansiosa de encontrar tiempo y subtítulos para continuar con la tercera temporada.
De la segunda temporada me resulta muy curioso cómo lo mejor son precisamente esos dos embajadores, el narn y el nimbari, cuyo aspecto hoy en día tanto nos choca (por decirlo suavemente). Ellos encarnan la tragedia y la angustia de una guerra genocida que se hace inevitable por pequeñas miserias y ambiciones. Para poner los pelos de punta en cuanto se pone uno a hacer paralelos con la realidad. Desde este punto de vista, la lectura política en Babylon 5 me resulta aún más impactante que la de Galactica.

MacGuffin dijo...

Supongo que Babylon 5 y BSG son hijas de su tiempo. Cuando llegue a esas temporadas, hablaremos con más calma.

Adri, lo mejor de In Plain Sight son Mary y Marshall de largo. El resto de la serie... bueno, tiene sus momentos.

ALX dijo...

Va a ser repetirme, pero no puedo evitarlo:

CAPRICA me encantó. Me gustó que no buscasen repetir la serie y que enfocasen la historia diferente y además la rodasen de manera distinta. Me encanta esa fotografía que utiizan, sobre todo cuando son escenas con los Graystone.
Que salga El fumador es un punto. Lo mismo que Atia de los Julios como directora de la escuela.

En cuanto a Babylon5. El piloto no me gustó, pero la primera temporada sí. Es cierto que son capítulos autoconclusivos. Al menos a primera vista, porque luego te vas dando cuenta de que estaban ahí por un motivo. Y ahora que voy por la tercera, han empezado a hilar todo lo que dejaron caer, consiguiendo momentos realmente brillantes.

Y no les pierdas el ojo a los embajadores Londo Mollari y G'Kar, son con diferencia, lo mejor de la serie.

Moltisanti dijo...

No me dí cuenta que "El Fumador" aparece en Caprica. ¿Me estará empezando a fallar mi detector de secundarios? :P

PD: Babylon 5 caerás dentro de poco...

Tindriel dijo...

Ya existen subtítulos para todas las temporadas de Babylon 5, en inglés y en español. Y aunque también existe la versión doblada, la original es inmejorable.

Puede que los maquillajes y peinados sean tan hijos de su tiempo que ahora se parezcan ridículoa, pero no es menos cierto que a partir de la segunda temporada no importan. Y sí, los capítulos autoconclusivos de la primera, y de todas, están ahí por algo. Realmente, merece la pena verse.

tonto dijo...

¡Bieeeen! ¡Por fin has empezado a ver Babylon! «Hay un agujero en su mennnteeee.» XD

MacGuffin dijo...

Al final me has convencido, Tonto :)

OsKar108 dijo...

De In Plain Sight vi su primera temporada y no está mal, pero su protagonista (y su relación con Marshall, su compañero) son lo mejor de la serie con demasiada diferencia.
Tienes razón en que lo peor de caprica es que haya que esperar hasta comienzos del 2010 para poder verla regularmente.
Tengo muchas ganas de ver Babylon 5, pero su "aspecto" lleva tiempo habiéndome echado para atrás, pero ya que mucha gente la pone tan bien, creo que no resultara totalmente un impedimento, aunqeu ahora mismo no voy a poder ponerme con ella, ya caerá.

¡Saludos!

Anónimo dijo...

Hace más de diez años, me impresionó la serie...los efectos especiales no estaban mal para la época...y al maquillaje, se le notan los años. En clave política el gobierno de La Tierra recuerda a una evolución de cierta alianza militar actual.
La serie evoluciona de una forma magistral: desde una normalita 1ª temporada, en la segunda la cosa se pone interesante, la tercera es altamente recomendable, y la cuarta es el clímax.
En cuanto a la evolución de los personajes, no hay buenos-buenos ni malos-malos. Todos tienen sus momentos para ser buenos o para ser malos. Nadie és lo que parece a simple vista.

Crítico en Serie dijo...

In plain sight, aunque sea una tarde más para media tarde que para el primetime, es uno de los grandes (por modestos) entretenimientos.

(y aprovecho para confesar algo, con la esperanza que no lo lea nadie. Marshall, gracias a su actitud (y pese a su físico) se está convirtiendo en uno de mis puntos débiles y frikimente morbosos de la programación. ¿Señora McGuffin, cree que es preocupante?)

Warren Keffer dijo...

In Plain Sight es un clásico placer culpable xD

Babylon 5... La mejor serie de CF y una de las mejores de la historia en general.
El piloto es infumbale, su peor capítulo. La primera temporada es irregular, pero tiene capítulos muy llamativos, por ser originales sobre todo.
El resto es sencillamente magistral.

MacGuffin dijo...

Tranquilo, señor Crítico, el frikismo de Marshall tiene su gracia.