25 mayo 2009

Volver a empezar

ALERTA SPOILERS: Como no sé muy bien si destriparé mucho de la nueva película de "Star Trek", y a lo mejor hay quien quiere verla sabiendo lo mínimo posible sobre ella, mejor aviso, por lo que pueda pasar.

Está muy claro que Paramount quiere relanzar la franquicia de "Star Trek" del mismo modo que "Batman begins" hizo lo propio con el hombre-murciélago: empezando de nuevo. Tras cinco series de televisión y diez películas, la saga que dio comienzo en los 60 no da ya mucho más de sí, así que el encargo que se le hizo a J.J. Abrams era relanzarla partiendo casi de cero. Y eso es, ni más ni menos, lo que ha hecho. Le ha dado ese giro inicial con sus tan queridos viajes temporales para cambiar la historia de la franquicia sin cambiar demasiado a los personajes (aunque el rollo Spock-Uhura no me convence), y así deja la pista libre para hacer otras diez películas si se tercia.

El resultado es una cinta entretenida y palomitera, que mantiene en algunos momentos la herencia de la serie original en el diseño de los uniformes, en el aspecto del puente de mando de la Enterprise, en lo logrados que están, sobre todo, McCoy y Scotty (y Spock, más o menos) y en que, como ocurría al final de casi todas las películas, la Enterprise o es casi destruida o acaba hecha unos zorros. Pero, como no podía ser de otro modo si detrás de la película están unos frikis confesos de "La guerra de las galaxias", a veces parecíamos estar ante una de las precuelas de la saga de Lucas. El tramo de Kirk en el planeta helado bien parecía la oportunidad de Abrams de tener su propia secuencia de Luke Skywalker en Hoth (y de repetir la destrucción de Alderaan con la de Vulcano), y teniendo a Industrial Light & Magic haciendo los efectos espaciales, el look de las escenas espaciales tenía que ser forzosamente el que tiene (también tienen al legendario Ben Burtt encargándose del sonido).

Han cumplido con creces el encargo de Paramount, utilizando a Leonard Nimoy para legitimar el relanzamiento, y, por lo menos en Estados Unidos, se han metido al público y a la crítica más entusiasta en el bolsillo. Por estos lares, en los que cualquier cosa remotamente referida a los trekkies suena a sánscrito, el tema ha ido aceptable, y eso que han cambiado las traducciones de warp (no recuerdo que antes la llamaran "curvatura") y de alguna otra cosa que ahora mismo no recuerdo bien. Para el final se reservan el mayor homenaje de todos, y el que marca lo que puede ser el inicio de la nueva saga, y hacen que, con el fondo de la música de Jerry Goldsmith, el Spock original lea el monólogo que empezaba siempre todos los capítulos de la serie original: "El espacio. La última frontera".

12 comentarios:

J.M. Marí dijo...

¡Hola, MacGuffin!

Yo disfruté como un enano viéndola. Las traiciones no me dolieron en exceso porque soy más de la Nueva Generación. De hecho, el "ship" Spock/Uhura me divirtió bastante por el juego que, a su vez, da el Uhura/Kirk... claro que para un trekkie de raza eso y la destrucción de Vulcano son casi un sacrilegio ;p

No había contemplado lo del planeta helado y Hoth, pero ahora que lo dices tiene mucho sentido. Como dijo un amigo, esto es "Star Trek meets Star Wars".

Y sí, si que lo llamaban "curvatura", por lo menos en "First Contact" (la primera película que vi de Star Trek y todavía mi favorita imbatida ;>).

¡Un saludo!

Lady Madonna dijo...

Jaja, yo precisamente vi este fin de semana First Contact, y te venía a comentar que decían "curvatura" :P... y por lo que me cuenta el trekkie de la familia, le llaman así en todas las series y pelis ;)

Yo lo primero que vi de Star Trek fue la nueva peli, así que no puedo comparar. Pero me entretuvo bastante. Y First Contact, contra todo pronóstico (en general Star Trek me daba bastante grima, ya sabes que no soy muy amiga de los maquillajes titanlux :P), me gustó. Se nota el toque Moore :)

salu2

MacGuffin dijo...

Yo es que vi las cuatro, o cinco, primeras pelis y luego directamente Primer contacto, y ya no vi más hasta ésta. No recuerdo que entonces lo llamaran curvatura, pero puede ser que fuera así :)

Alex dijo...

Yo, que soy Trkie hasta la medula, aún no la he visto, pero cada vez tengo más ganas por el revuelo que está consiguiendo.

Y sí, de toda la vida del señor en la lengua de Cervantes se ha dicho curvatura :P.

satrian dijo...

Pero aquí no se hablaba de la película del Garci, je je
Demasiados guiños a Star Wars, un final que desmerece el espectacular comienzo, un guión flojete, muchos efectos especiales y adrenalina a tope, lista para ser un taquillazo, pero a mi no me convenció, eso sí, me entretuvo.
Y volviendo a vooooolver a eeeeempezar, yo opino que Garci pretendía...

ALX dijo...

Maaaaaaaaala.

Lo peor es que hasta me aburrí y eso no me lo esperaba. Suerte que el prota estaba para mojar pan y eso alegraba un poco la función. Porque por lo demás, no vale nada.

tonto dijo...

La caracterización de McCoy es lo mejor de la película y esos títulos de crédito finales parecen estar ahí puestos, diciendo «Hey, CBS, ¡mirad cómo quedaría si nos pusiéramos a hacer una serie de televisión!»

Sobre La guerra de las galaxias, ¿no suena ya gastado el rollo de que la acción espacial equivale a las pelis de Lucas? Es como si todo lo que lleve flashback se subordinara a Ciudadano Kane. Además, Orci es un trekkie confeso y Kurtzman, algo menos. Abrams es el palomitero :)

La peli, así, así, pero no es para nada mala.

MacGuffin dijo...

Hombre, no es tanto que la acción espacial equivalga a las pelis de Lucas, como que aquí parecía sacada de "El ataque de los clones" :) Pero ojo, que les queda muy bien. Y llevas razón, Tonto, el final es de "mirad qué créditos tan molones para una serie"

Nahum dijo...

Upps, pues mira que yo me aburrí tanto que me quedé dormido quince minutitos. Y eso que entré a una sesión entregada, repleta de niños escoceses muy, pero que muy trekkies...

menchu dijo...

he oído de todo, habrá que ir a verla!

Warren Keffer dijo...

Mala y estúpida hasta resultar vomitiva. Y no tiene la clase, la elegancia de las otras películas. Satura de ruido y efx pero no es capaz de relatar nada. Malaaaaa :(

Beso interracial 0.0 dijo...

¿Elegancia? Bueno, "metáforas floridas" suena más elegante que la Belen Esteban con un collar de melones...Y Kirk-chuloplaya patillero...
Vamos, que a mí ésta no me gustó, pero tampoco hay que ponerse gafapastoso...