24 mayo 2009

Tendencias de temporada

El otoño televisivo en EE.UU. se ha acabado y, como ocurre también con la moda, ha habido algunas tendencias que se han repetido a lo largo de varias series, hasta el punto de que parecía que sus responsables se ponían de acuerdo vía Twitter (que es lo que está de moda ahora). ¿Ejemplos?

- ¡Colgando del acantilado!: Los cliffhangers, definitivamente, han vuelto con fuerza para acabar las temporadas. No ha habido serie que no se preciara de no tener uno, incluso añadiendo al final un "continuará" (que en el caso de "Me llamo Earl" hasta podría ser el final de la serie). "Perdidos" ya no tiene la exclusiva en este aspecto.

- La vida es sueño: ¿Qué ha pasado para que tener personajes que tuvieran visiones hiciera furor? Y no sólo eso, sino que hemos tenido capítulos y tramas que eran sueños o alucinaciones realmente extrañas. No han llegado al nivel de serranazo de cierta serie que se tomó su título demasiado literalmente, eso sí.

- Instrucciones para disimular un "bombo": Lidiar con el embarazo de una de tus actrices a veces puede ser un quebradero de cabeza, porque llega un punto que las gabardinas, los fulares, los blusones, los jarrones, los bolsos king size y otros objetos ya no pueden ocultarlo. Esta temporada, "Life" optó por seguir el camino de "Expediente X" con Dani Reese, mientras en "Cómo conocí a vuestra madre" se dedicaron a todo tipo de chistes y a hacer que uno de muy mal gusto de Barney enfadara tanto a Lily, que sólo volvió a aparecer para el último capítulo.

- Los tonos de móvil molan: No es que haya sido una tendencia muy acusada, pero me ha hecho gracia comprobar cómo se han usado los tonos de llamada de los móviles para hacer bromas. Por ejemplo, cuando a House lo llama su equipo de diagnóstico, en su teléfono suena "Mmbop", de Hanson, y era evidente que Ted Mosby tendría de tono "Let's go to the mall". Allison DuBois hace publicidad de Nokia en "Medium" con la sintonía de su móvil, y mi favorito es el "tirorirori" de Brenda Johnson en "The Closer", sobre todo porque siempre suena en el momento más inoportuno.

- Contrate a un cylon, o a un traficante: Tener actores de "Galáctica" o "The Wire" de invitados espaciales ha sido de lo más habitual. Pocos han sido tan ubicuos como Tricia Helfer o Kate Vernon, que de verdad parecían tener varios modelos como los cylones (y se han repartido entre "Último aviso", "Chuck" la nueva "Human target", "CSI" y "El mentalista"), pero Clarke Peters, Lance Reddick, Deirdre Lovejoy y John Doman también se han pasado por "Daños y perjuicios", "Fringe" y "Bones". Y me dejo alguno más.

- Ponga una gorra en su vida: Vale, esto no es que sea demasiado interesante, pero me hace gracia que esas gorras de quiosquero de Hell's Kitchen se hayan convertido en accesorio imprescindible entre los agentes del FBI de un par de series de Fox. Broyles y Francis las emplean en "Fringe" para protegerse del frío, y Booth la usa en "Bones" sólo porque es cool. ¿Os habéis creído Samuel L. Jackson? ¿U os han fichado en "Vaya semanita"?

- Wibbly wobbly timey wimey: Saltos en el tiempo, a otros mundos, gente que se queda en coma y viaja al pasado... Todos sabéis a lo que me refiero, y eso que los yanquis aún no han hecho un remake de "Doctor Who". Hasta en "Medium" hicieron pasar a Allison por un trance similar al de Sam Tyler.

- Ángeles y demonios: Creo que se le atribuía a Einstein la frase de que Dios no juega a los dados con el Universo. Bueno, parece que sí lo hace en las tramas de algunas series, donde Aziraphale y Crowley (estupendo "Buenos presagios", por cierto) tienen bastante trabajo por hacer.

- De vergüenza ajena: Considerando a Ricky Gervais como el maestro en esto del "humor de vergüenza ajena", entre él y el remake de "The Office" parecen haber establecido una nueva tendencia en comedia; la de hacer reír humillando a tus personajes. Tanto "Parks & Recreation" como "Party Down" van por ese camino.

- ¿Sophomore? ¡Cancelada!: Las series sophomore, o de segundo año, que sufrieron la huelga de guionistas de pleno en su primera temporada no han sobrevivido a una segunda que se las ha llevado por delante sin misericordia. Si yo no recuerdo mal, sólo "Chuck" se ha salvado, y porque entre el patrocinio de Subway y la campaña organizada por los críticos y los fans han terminado convenciendo a la NBC por agotamiento.

- What the frak is goin' on here?: Ha habido unos cuantos momentos de ésos en los finales de temporada pero, por lo que he leído, ninguno puede superar el final de "Life on Mars" en la ABC, que encima se emitió el 1 de abril, día allí de los Inocentes. Aunque creo que el final de temporada de "CSI:Miami", con traiciones por doquier, se ha quedado cerca.

Música de la semana: Una de las cosas más curiosas de "Glee" fueron las audiciones de los personajes para entrar en el coro, porque las canciones que eligieron decían mucho de cómo eran. El chico fashion victim, y muy gay, al que los atletas martirizan, canta "Mr. Cellophane", de "Chicago"; la chica que quiere ser una estrella, pero que también sufre las bromas pesadas de los demás, opta por "On my own", de "Los Miserables"; y la chica negra que quiere ser como Beyoncé escoge, evidentemente, a Aretha Franklin y "Respect", que también va a ser nuestra elección.
Publicar un comentario