11 mayo 2009

Soy autoconclusivo, ¿y qué?

Últimamente, parece que nos hemos acostumbrado a que todas las series tengan un arco argumental que recorra todos sus capítulos, un elemento serializado que les dé una cohesión narrativa más allá de que todos estén protagonizados por los mismos personajes, ya sea la tan socorrida conspiración, algún misterio que haya que desentrañar, etc. Algunas de las series más influyentes de los últimos años, remontándonos hasta "Twin Peaks", contienen ese toque serial que, evidentemente, hace que sea más fácil fidelizar al espectador, que querrá ver el siguiente capítulo para ver cómo sigue la historia.

El caso es que, a veces, cuando criticamos una serie, otorgamos más importancia a que presente un elemento serial, y si sus primeros episodios son autoconclusivos, da la sensación de que son de menor calidad. Es una impresión que me he llevado viendo como era recibida "Dollhouse", cuya "mitología" no empezó a entrar en acción hasta la mitad de la primera temporada, haciendo que el resto de episodios a partir del sexto estuvieran mucho más serializados que los primeros. Ésos no eran peores por ser autoconclusivos, sino porque sus historias eran directamente flojas (el segundo capítulo, por ejemplo, era un buen ejemplo de una trama autoconclusiva bien llevada). Era la dificultad principal que entrañaba la serie (dejando de lado el carisma de su intérprete principal), conseguir unas historias interesantes para las diferentes "misiones" de los activos, y pocas veces se han conseguido.

¿Es disponer de un arco mitológico para toda la serie garantía de calidad? "Jericho" lo tenía, y no es que vaya a entrar en las listas de las mejores series de la última década, por mucho que la movilización de sus fans la rescatara de la cancelación (sólo para volver a ser cancelada tras una brevísima segunda temporada). ¿Es más fácil engancharse a una serie de este estilo? Lógicamente. Por esa misma razón aguanté cinco capítulos de la mencionada serie de la CBS, hasta que fue superior a mis fuerzas. Y no hay más que ver lo rápido que puede uno engancharse a un culebrón, el serial por antonomasia. También es verdad que estas series tienen más complicado hacerse con nuevos espectadores según transcurren las temporadas, razón por la que muchas cadenas piden un equilibrio con episodios autoconclusivos que faciliten esa tarea.

¿Es un modelo mejor que otro? A priori, no. La tendencia actual es hacia la serialización, aunque ésta empieza a mostrar síntomas de agotamiento y a virar hacia episodios más autoconclusivos o, como mucho, un modelo más híbrido. En uno y otro caso, son los personajes el mejor elemento unificador, o el tono que presida toda la serie. Si te hace reír, te dará igual que "Cómo conocí a vuestra madre" tenga una trama serial o no, y si los personajes te llegan, no te importará que el 90% de los capítulos de "El mentalista" nazcan y mueran en sólo 42 minutos. Por supuesto, a determinadas series les va mejor uno u otro modelo; un "Perdidos" de capítulos autoconclusivos no se diferenciaría demasiado de "Supervivientes", y para ver un "CSI" serializado ya estaba, hace mucho tiempo "Murder One". El truco es lograr integrar los dos aspectos en la misma serie de manera armónica y sin que uno se coma al otro, o esté más descuidado, lo que no es tan sencillo.

12 comentarios:

ALX dijo...

Yo agradezco un elemento serializado, basicamente porque sino termino dejando las series abandonadas. Si no hay nada que me haga ver el siguiente capítulo, ¿para qué ponerme con él?

Pero con esto no quiero decir que todo sean series como 24, creo que lo mejor es combinar tramas autoconclusivas con pequeños avances en una trama horizontal.

Mi queja con DollHouse no vino porque sus seis primeros capítulos no tuviesen apenas mitología, sino como bien dices, porque fueron flojos. La premisa podía haber dado de sí una serie con misiones muy interesantes que además no habrían sido repetitivas como en los procedimentales, aderezados con un poco de mitología.

satrian dijo...

A mi no me disgustaron los primeros episodios de Dollhouse ni me parecieron tan flojos.
A la gente le es mucho más fácil ver una serie con capítulos autoconclusivos, porque no tienen la obligación de ver todos para seguirla.
Al resto los que nos buscamos la vida para ver las series que nos gustan, es al contrario nos suelen gustar las que tienen tramas a largo plazo, o las combinan adecuadamente.
Pero los que las ven en televisión suelen ser los del primer caso, luego... series con capitulos autoconclusivos habemus.

seriéfilo dijo...

es que yo creo que los dos modelos son necesarios, y yo entiendo que viendo la tv hay veces que te pierdes un episodio y prefieras ver algo a lo que no tengas que prestarle toda la atencion todas las semanas, pero con la facilidad que da internet de tener el lujo de no perderte ni un solo episodio de la serie que te gusta también entiendo a aquellos que quieren la trama serializada.

Yo me aburro con los procedimentales tras conocer el mecanismo y ver que no me ofrecen nada nuevo, me resultan repetitivos. Pero muchisima gente disfruta con ellos.

MacGuffin dijo...

Al final es cuestión de gustos, claro, pero es que a veces me he encontrado con opiniones que directamente daban como mala una serie de capítulos autoconclusivos sólo por no tener ese elemento serializado. Y tampoco es eso.

Irene dijo...

De todo tiene que haber en la viña del señor. Hasta series malas.

El tema con Dollhouse es que is so bad that is good.

p.s. esas opiniones morralleras no las leas :P

Nahum dijo...

Y luego están las que combinan sabiamente los dos elementos: casos autoconclusivos y un arco argumental de fondo, que avanza a fuego lento.

El mejor ejemplo de esta combinación es, sin duda, "The Shield". Bueno, y "Engrenages", ahora que ya la he visto.

Adri dijo...

Parece que sí.. que a aquellos que les gusta la serialidad, toman la autoconclusividad como un punto negativo.

Yo soy amiga de lo serial pero creo ser capaz de discernir. Fringe, por ejemplo, me gusta mucho más ahora, en su autoconclusividad con sus toques de trama horizontal.

El caso de dollhouse es especial.. Realmente era una serie para episodios autoconclusivos y aunque empezó floja, los episodios eran los suficientemente entretenidos.. El problema es que no ha sabido encontrar ese equilibrio (o no le han dado tiempo) entre la trama principal y la autoconclusividad

OsKar108 dijo...

Creo que tienes mucha razón y hay (bastante) gente, normalmente que se autodenominan entendidos, que tachan a una serie de mala solo por ser de tramas autoconclusivas. Yo reconozco que las que más me suelen gustar normalmente son las que tienen una trama serializada, aunque sea acompañada de pequeños toques de trama general, no se si me explico.

Quiero señalar que a mi me ha gustado bastante DollHouse desde el principio y que los primeros capítulos sean algo más flojos no es problema de ser autoconclusivo (de hecho el 2 y el 5 me gustaron mucho) y me encantaría que fuese renovada, aunque por lo visto es algo muy poco probable.

¡Saludos!

MacGuffin dijo...

Parece que Dollhouse no va a tener la oportunidad de una 2ª temporada, cierto. Justo en cuanto entró más la serialización, la caída en audiencia fue preocupante.

herb dijo...

pues yo lo veo de una forma muy diferente. Las series de "historia de la semana", me parece que son basicamente la misma historia todas las semanas, cambiando con mas o menos gracias los detalles. Rsto es asi, no solo en cada serie, sino que muchas series, podrian intercambiar tranquilamente el esqueleto de el caso de la semana entre si, ya que no solo cuentan cada semana una version ligeramente de si mismas, sino que ya de partida, eso solo es una version ligeramente diferente del esquema del episocio de la semana de otras procedimentales.

Visto asi, pues son ideales para el espectador casual, que enciende la tele a ver que hechan, y se queda con lo que mas le apetezca en ese momento, o para quien si que sigue algo mas la serie, pero sin importarle perderse uno o dos episodios. Este tipo de espectadores, parecen ser mayoria, y por eso triunfan las procedimentales.

pero para el espectador que realmente disfrute de la ficcion serializada, que este dispuesto a no perderse ni un episodio, esta claro que mas temprano que tarde, el ver siempre la misma historia, aunque sea contada de diferente forma, le va a acabar aburriendo y mucho. Y es en tramas mas a largo plazo donde hay mas maniobra para la sorpresa, la complejidad o la profundidad, y es hay donde provablemente disfrute.

Por eso, los precedimentales me parece que son series para quien no gusta de ver series, y que aunque haya algunas muy bien hechas, mientras hay otras con tramas a largo plazo que son malas, pues en principio, si que tienen mucho menos potencial para quien realmente se vaya a poner con una serie, tanto si es para verla, como para escribirla.

Crítico en Serie dijo...

Yo estoy harto de oir siempre las mismas quejas. ¡Por Dios, que la "autoconclusividad" no tiene porqué ser mala!

The Closer, por ejemplo, tiene episodios completamente aislados (porque la vida de Brenda avanza a cámara lenta) y no por eso son menores. ¡Al contrario!

Y este alegato a favor de esta clase de series proviene de un fan de los culebrones. Pero que los prefiera no significa que sea una mejor fórmula. Ambas son válidas y ya me puedo ir acostumbrando a las conclusiones porque las generalistas van a tirar por este lado.

MFAL dijo...

No estoy de acuerdo con que las series que suelen llamarse para mi disgusto "autoconclusivas" puedas saltarte capítulos que igual la comprenderás.
Es verdad que no importa qué enfermedad cura House o qué muerte investiga CSI... pero justamente ese no es el corazón de esas series, sino sus personajes.
Yo no las miro para aprender sobre medicina ni cómo encubrir un crimen... sino porque me gusta la esencia de sus personajes.
Me enfado muchísimo cuando escucho los calificativos de autoconclusivos o procedimentales, porque me suenan despectivos y equivocados.
Pueden no gustarte o no, pero esas series tienen audiencia para aburrir y no por los "casos" que tratan capítulo a capítulo.