08 diciembre 2009

Las reglas cambian

AVISO SPOILERS: No sé cómo hablar de los giros de trama con potencial para cambiar toda la serie sin destripar el final de la temporada de otoño de "White Collar". Si no lo habéis visto, seguid leyendo bajo vuestra responsabilidad.

Los chicos de "White Collar" llevan toda la temporada de otoño (así la llama USA, porque no vuelve hasta mediados de enero) presentándonos una serie de crímenes de guante blanco investigados por un estafador con mucho encanto y por un agente del FBI a cuyo cargo está para no volver a la cárcel. Los siete capítulos que hemos visto hasta ahora se movían en ese entretenimiento light y simpático en el que USA está especializada hasta que llegamos al final del séptimo episodio. Entonces deciden "resolver" la subtrama de la novia de Caffrey y su misterioso secuestrador y nos hacen creer que... ¡bam! Ése es Peter.

Los yanquis llaman a esos giros de última hora game changers. Sí, cambian las reglas del juego y toda la serie, a veces para bien, otras para mal. En otras ocasiones, simplemente hacen bueno el eslógan de la tercera temporada de "The Wire" que decía que "las reglas cambian, el juego sigue siendo el mismo". Los finales de la tercera temporada de "Perdidos" y la segunda de "Galáctica" entran en la categoría de los que hicieron evolucionar las series y las adentraron por otros derroteros. Los saltos adelante en el tiempo, que tan de moda se pusieron hace un par de temporadas, no han sacudido los cimientos de esos programas, que se mantienen más o menos igual pero con los personajes cinco o seis años más viejos. En las series de instituto, por ejemplo, el cambio de escenario a la universidad sí que es un game changer sin ser nada revolucionario ni espectacular. Pero también es la bomba de relojería que, muchas veces, acaba precipitándolas a su final.

Tengo mis dudas de que el final de midseason de "White Collar" vaya de verdad a meternos en una trama de archienemigos en busca de Dios sabe qué artefacto que Neal robó. Me inclino por pensar que nos están engañando (aunque llevan dos capítulos dejando miguitas de pan que apuntan a que Peter no es quien dice ser), pero no podremos saberlo hasta el 19 de enero. Lo curioso del asunto es que, al parecer, el viernes se montó una buena en Twitter a raíz de esa escena final. Jeff Eastin, el creador, parece que pasó un rato un poco comprometido con todas las quejas y comentarios de sus seguidores. Tenemos algo más de un mes para averiguar s de verdad el juego va a ser diferente a partir de ahora.
Publicar un comentario en la entrada