22 diciembre 2009

Lo que cuenta es el final

Por culpa del final de la cuarta temporada de "Dexter", y espoleados desde aquí, algunos blogueros se han animado a recordar los mejores finales de temporada bien de este año o bien los que ellos recuerdan como más sorprendentes, más redondos o que más les tocaron el corazón teléfilo. En los últimos tiempos se han puesto de moda los cierres con cliffhangers, o con un giro sorprendente al final, como si todos quisieran trasladar "Sospechosos habituales" a la pequeña pantalla. Como ejemplificaron bien "Prison Break" y "Héroes" (y creo que "Sin cita previa" en su segunda temporada), dar un volantazo a la trama en los últimos cinco minutos del último episodio no garantiza nada, y de hecho puede ponerte al borde del precipicio con tus seguidores.

Finales de temporada que yo recuerdo muy logrados fueron el de la segunda entrega de "Anatomía de Grey" (el único momento en el que vi esa serie), el de la tercera de "Perdidos" (que además es un final con sorpresa cuyas implicaciones emocionales y narrativas que los cierres de las temporadas cuarta y quinta no han podido superar), los finales de la 2ª y la 3ª de "Galáctica" (los dos cambiaban la serie tal y cómo la habíamos conocido hasta ese momento, aunque el de la tercera es más impactante) o el cierre de la segunda temporada de "Verónica Mars", en el que pasaban tantas cosas, que sus 42 minutos parecían ser apenas quince. También el capítulo al que pertenece el fotograma de arriba, el final de la segunda temporada de "Expediente X", es un momento álgido de la serie (y mi trama de la Conspiración favorita).

Hay series cuyos episodios intensos no son el último de la temporada, sino en el penúltimo, como "The Wire", que cerraba sus tandas en unos capítulos de verdadero bajonazo que colocaban las piezas para la nueva entrega. Existen otras a las que las season finale no se les dan demasiado bien y, a veces, se sacan de la manga sorpresas que nos pillan a todos con el paso cambiado (como el final de la tercera de "Bones"), y otras que, buscando un cliffhanger emocionante, te dejan ojiplático total (como el capítulo de "Urgencias" en el que tirotean el coche en el que viajan un paciente, Mekhi Pfifer y Ming-Na, si no recuerdo mal). Creo que Alx recordaba hace tiempo el cachondeo que Ryan Murphy se trajo en "Popular" con los finales de temporada espectaculares (¿hará algo parecido en "Glee"?), y no sé por qué pero, de todos los que hizo "Buffy, cazavampiros", yo siempre me acuerdo más de aquél en el que el instituto de Sunnydale era tragado por la Boca del Infierno. Era el sueño de todo estudiante.
Publicar un comentario