12 diciembre 2009

Nuevas direcciones

AVISO SPOILERS: Como no quiero que haya suspicacias, ya os adelanto que, si no habéis visto la temporada de otoño de "Glee" completa, igual os enteráis de cosas que preferís descubrir por vosotros mismos.

El mono de "Glee" va a ser difícil de soportar para todos los fans hasta que regrese de su largo hiato, el 13 de abril. Lo que parecía un difícil experimento de Ryan Murphy ha terminado siendo uno de los genuinos éxitos de la temporada y sin que sus audiencias sean especialmente grandes, rondando de media los 8 millones (un poco más de lo que consigue "FlashForward", por ejemplo). Sin embargo, su repercusión ha sido mucho mayor de lo que se podía prever. Desde luego, sus propios creadores no contaban demasiado con ello. Un crítico yanqui decía que, a veces, pasaban tantas cosas por episodio que daba la sensación de que los guionistas creían que los iban a cancelar al cabo de tres capítulos. El último de esta temporada de otoño, "Sectionals", desde luego ha tenido momentos en los que parecía un final de serie, resolviendo flecos sueltos desde el principio, como los "secretos" de los embarazos de Quinn y Terri, dándole al coro New Directions el triunfo en una eliminatoria que necesitan para ir a los regionales y hasta cerrando el capítulo con un beso entre Will y Emma (y dándole a Rachel como despedida un gran número de Broadway, un "Don't rain on my parade" que también es un genuino showstopper para la serie, y empata con "Maybe this time" como el mejor número que han hecho hasta ahora).

Está claro que se cubrieron las espaldas ante la eventualidad de que no fueran a pasar de ahí. Pero en el tiempo que ha pasado desde que se rodó ese capítulo (creo que a finales del verano) y su emisión, "Glee" ha triunfado y, ahora, los nueve últimos episodios pueden muy bien apuntar a nuevas direcciones en el show. Personajes como Will y Finn tienen ante sí el nuevo camino que se abre una vez que descubren que Terri y Quinn los estaban engañando, y la venganza de Sue Sylvester promete ser hasta más divertida después del castigo que le impone el director del instituto. Ahora que saben que la fórmula funciona, quizás puedan mejorar las cosas en las que aún cojea (como utilizar mejor a los secundarios, aunque las pocas frases de Brittany en cada capítulo son también para enmarcar. Y ésta, por ser tan inesperada, todavía más) y potenciar sus puntos fuertes sin dejar de ser una nota de rareza en la parrilla estadounidense, del mismo modo que los chicos del coro lo son en el instituto William McKinley (que, por cierto, fue gobernador de Ohio y el tercer presidente de EE.UU. que murió asesinado, en 1901).

Salir en "Glee" es ahora de lo más cool de Hollywood, y veremos cómo manejan Murphy y Brad Falchuk esa celebridad sin perder esa aura de diferencia que lo ha convertido en un éxito. Los dos, junto con el guionista Ian Brennan, no se cansan de repetir que lo que la serie quiere mostrar es que ser diferente no es un trauma, que está bien y que hay que sacarle provecho, y que a pesar de que es muy complicado salir adelante siendo diferente, se puede hacer. Espero, eso sí, que se acaben de una vez las comparaciones con "High School Musical". El otro día volví a ver "Election" y es muy evidente que es el principal referente de "Glee" con sus voces en off de los pensamientos de los personajes, su Tracy Flick que es el más claro precedente de Rachel y ese Paul Metzler al que tanto se parece Finn. La película de Alexander Payne es menos optimista (pero muy divertida) y sólo le falta que Reese Witherspoon, Matthew Broderick y Chris Klein se pongan a cantar para ser como la serie.

P.D.: Lo más divertido hasta abril va a ser pensar qué canciones podrían cantar los chicos de "Glee". Molaría que, en el frente Broadway (que es el que mejor se les da) optaran por "Tomorrow", o incluso que se atrevieran con "You'll never walk alone" o esa estupenda "Nowadays" de "Chicago" (o todavía mejor, "When you're good to Mama"). Ya sé que hay por ahí un lobby pro-"Cats" en Twitter, y yo voy a iniciar el mío propio para que canten "Good morning" (que ya hasta bailan en "Fama"). O, ahora que caigo, hagamos otro lobby. ¡Queremos "Fame" en "Glee"!

15 comentarios:

satrian dijo...

El personaje de Rachel está creado para ser odiado, pero cuando te canta ese Don´t Rain on my Parade, se te olvida todo, que grande, los pelos como escarpias, pero parece como si ya hubieran puesto toda la carne en el asador con esta parte de la temporada, esperemos que sepan como mantenerse en la siguiente, un rayo de luz es esta serie.

LiPooh dijo...

Adoro Glee!!! Ya he dicho muchas veces que para mí es el mejor estreno de esta temporada y la serie revelación de hace tiempo. Nadie como Murphy ha sabido combinar también el humor ácido, la música y el ambiente high school. Sólo espero que consigan mantenter el nivel o superarlo. Lo que no sé es cómo podré aguantar hasta abril...

Antara Adachi dijo...

Qué buen post, resumes muy bien la mitad de temporada y tus conocimientos musicales me iluminan. Yo soy muy fan de Glee y la disfruto siempre, ya quiero saber qué va a seguir en la historia. Realmente necesitaba que las tramas de los embarazos cesaran o iba a enloquecer.

MacGuffin dijo...

Sí es verda que parecen haber puesto toda la carne en el asador en esta primera etapa. Aunque el enfrentamiento final en los regionales con Vocal Adrenaline promete.

Jaina dijo...

Cuando canta Lea Michele se para todo, aunque odies a la repelente de Rachel. Eso sí, el poco carisma de Finn no se incrementa ni cuando canta. Miedo me da la venganza de Sue, su cara a cara con Will fue mucho xD ¿Chicago en Glee? ¿Dónde hay que firmar para que pase eso? A ver cómo mantienen el nivel después de esta pseudo season finale ;)

Alejandro A dijo...

ya sabes como amo Glee así que te imaginarás lo díficil que fue ver terminar el capítulo, es horrible el calendario de la serie pero mientras sigan así yo feliz, para mi sí es la serie de la temporada

Ángel Pittsburgh dijo...

Vengo de ver el episodio y me lo he pasado bomba...

Me sorprende que no hayas hecho mención a ese MOMENTAZO en el que se comenta que Don't stop believing es un rotundo éxito de descargas en iTunes. Uno de los juegos realidad-ficción más divertidos en mucho tiempo!

En cuanto a lo que dices de los secundarios... es cierto que deberían darles mayor importancia. Porque lo de esos dos chicos del coro que nunca hablan clama al cielo, y más cuando "Other asian" (como le llama Tina en un episodio)
es el personaje más adorable de la serie, por favor, fijaos la cara de buen rollo, de pasárselo en grande, que pone en cada canción! es taaaan monoooo!

eso sí, un poco decepcionante el número final de este episodio, se podían haber ido al auditorio por lo menos, aunque la recopilación de guiños a un montón de los números de toda la serie (incluída la "cool epilepsy" de Brittany), fue muy divertido.

Ay! esperar hasta abril para tener más mash-ups va a ser demasié!

Adri dijo...

Los pelos como escarpias en el momento "Don't rain on my parade", así os lo digo :P

La verdad es que nunca pensé que Glee se convirtiera en el imprescindible que es para mí ahora. Casi se me cae el alma cuando acabó el 13 y pensé que hasta abril nada de nada.

Me has dado ganas de revisionar Election.

OsKar108 dijo...

La verdad es que Glee (me) está suponiendo una sorpresa estupenda, cuando se "filtró" el pre-air me gustó, pero tenía algunas dudas de su desarrollo y demás y si acabaría gustandome tanto como lo había hecho el piloto o iría en descenso y la verdad es que ha sido al revés, cada semana iba gustandome más. Ahora a esperar a que pase un gran gran parón.

¡Saludos!

torpe dama dijo...

Pues yo no estaba segura de si me iba a gustar y tenía bastante claro que iba a ser una serie para ver sola y a escondidas (como suele sucederme con los musicales). Pero no. Hasta el perro se ha enganchado, y aunque sigo pensando que las canciones están demasiado producidas, me encanta la serie, y amo a Kurt sobre todas las cosas. A ver qué nos deparan para abril...

MacGuffin dijo...

En las canciones hay tanta producción como en American Idol, o sea, mucha. Por eso Maybe this time sigue siendo las mejor ;)

torpe dama dijo...

Nunca he visto American Idol, pero es que aquí es un grupo a capella, coñe, de doce personas, y a veces hay una reverberación que te mueres...

Para la próxima temporada quiero más Mercedes, que no sabemos nada de ella. Y del chino flexible y feliz que por fin abrió la boca en el último episodio...

MacGuffin dijo...

Calma, que lo viene en abril de Glee sigue siendo la primera temporada :)

((ALYE)) dijo...

te encuentro toda la razon y por fabor más broadway :D
vi los trece capitulos en dos semanas y no creo poder aguantar tanto para un capi mas :/
saludos :)

Brian Edward Hyde dijo...

Somos muchos los que caímos al influjo de Glee. Para qué negarlo, si nos encantaba volver a ver Sister Act esta serie lo iba a petar, aunque en España no le veo ningún futuro...