13 diciembre 2009

Teleadicciones de 2009 (y II)

Después de la primera parte, el repaso a los momentos televisivos preferidos de este rincón bloguero durante 2009 llega a su fin. Por ahora, porque nunca se sabe si luego habrá algún que otro recordatorio para otras cosas (como cantar las excelencias como personajes de Sue Sylvester y Walter Bishop, por ejemplo). Pero no nos entretengamos más. Vamos a lo que importa.

- El penúltimo capítulo: Este año no sólo despedimos a "Galáctica" o "Urgencias", sino que "Perdidos" puso la primera piedra del camino hacia su cierre definitivo el próximo mes de mayo. Los temas de viajes en el tiempo y de inspiración religiosa se adueñaron del show, y es casi seguro que su último episodio va a provocar una división radical del respetable.

- Dealbreakers: "30 Rock" ha tenido capítulos en los que no ha estado a la altura de lo que se esperaba de ella, tal vez también por la enorme repercusión que alcanzó Tina Fey. Pero el amago de talk-show de Liz ha sido lo más absurdo y divertido de los últimos meses. Y vaticinaron que General Electric iba a vender NBC Universal, sólo que en la serie el comprador no fue Comcast, sino Pelucas Sheinhardt.

- "Policías" con encanto: Ni Patrick Jane ni Richard Castle son policías, pero ayudan a resolver crímenes. Jane es más útil en "El mentalista" de lo que el escritor lo es en "Castle", pero los dos son las principales razones para ver sus series.

- El toque USA: La cadena por cable USA ha vivido un año dulce. Ha dicho adiós a "Monk", pero sus estrenos (como "White collar") han funcionado muy bien, y series veteranas como "Burn notice" e "In plain sight" han dado sendos saltos muy interesantes para el desarrollo futuro de las dos. El resto de la serie se ha puesto un poco más a la altura de Mary y Marshall, y Michael, Sam y Fiona siguien siendo un trío muy divertido de ver, y con bastantes secretos a cuestas.

- "En los finales comenzamos de nuevo": Esa frase final fue un bonito cierre para "Pushing daisies", que mostró los secretos y las inseguridades de todos sus personajes envueltos en ingeniosos diálogos y escenarios coloridos y con un punto excéntrico. La otra cancelación que más dolió fue la de "Life", que nos deja huérfanos de una de las mejores parejas de policías de los últimos años, Charlie Crews y Dani Reese.

- Las rehabilitaciones de Greg y Allison: "House" empezó la sexta temporada apuntando a una evolución muy interesante de su personaje principal (y con un recital de Hugh Laurie), pero parece haber vuelto a dar tumbos, y "Medium" se cambió de cadena (e hizo pasar a Allison por un trauma médico) para seguir demostrando que Bridget DuBois es una robaplanos de campeonato.

- El baúl de los recuerdos: El año también ha tenido sus momentos revival, desde una revisión de "Expediente X" que superó con nota el paso del tiempo (Mulder y Scully todo lo pueden), a una "Freaks & Geeks" simplemente genial para tener sólo 19 capítulos (y con un Bill Haverchuck mítico), a una "Twin Peaks" cuya aura de misterio, humor excéntrico y ambiente malsano ha sido muchas veces imitado, pero pocas igualado a una "The Wire" cada vez más fascinante a cada temporada que pasa.

Menciones especiales: Las discusiones de Myka, Pete y Artie en "Warehouse 13", los policías de "Law & Order UK", la secretaria de Precious en "The nº1 ladies' detective agency", Sierra y Víctor en "Dollhouse", la malsana atmósfera de "Durham County" y las múltiples personalidades de Tara en "United States of Tara".

Música de la semana: El coro New Directions de "Glee" finalizó su actuación en los seccionales (o como se diga) con "You can't always get what you want", de los Rolling Stones, que "House" ha utilizado ya en varias ocasiones desde que se escucha por primera vez en el piloto.
Publicar un comentario