03 noviembre 2010

Cocos verdes

Nunca Neox ha tenido un estreno como "Museo Coconut". Que la pandilla chanante deje los sketches que los han hecho conocidos y se lance a hacer una sitcom con argumento ya había levantado una gran expectación, sobre todo entre sus seguidores interneteriles. Que, además, esa serie fuera desarrollada exclusivamente para un canal de TDT todavía elevó más las expectativas, porque Neox es de los pocos que tiene algo de coherencia en su programación y que ofrece contenido propio, aunque la gran mayoría sean concursos de citas.

El paso de los sketches de "Muchachada Nui" o "La hora chanante" a serie de 30 minutos por capítulo no es fácil, y todos los implicados son los primeros en reconocerlo. Y en el estreno de "Museo Coconut" se nota que aún necesitan un poco de rodaje, lo que se llama cogerle el tranquillo al formato y a sus posibilidades. En el primer episodio tuvieron algún buen punto aislado y dejaron muestras de personajes con potencial (como Miss Coconut y su hijo Zeus), pero el listón de las "Celebrities" o de "Enjuto Mojamuto" aún es alto y está muy cercano en el tiempo para sus fans. Por más que se insista que son cosas diferentes, es inevitable compararlos.

Hablando con más gente sobre la serie, siempre sale a relucir que las referencias que Joaquín Reyes y compañía han confesado son "The office" o "Curb your enthusiasm", y por el absurdo que pueden alcanzar las tramas, hay también quien ha mencionado de pasada "30 Rock". Por ahora, ésta va a una velocidad inalcanzable para una sitcom que se graba con público en directo (algo que "Aída" heredó de "Siete vidas"), cuyas risas, por cierto, suenan extrañamente artificiales y lejanas. Lo que puede extraerse del ejemplo de esas tres series, o al menos de las dos de la NBC, es que necesitaron al menos cinco episodios para encontrar su ritmo y las líneas y chistes que mejor funcionan. Una serie es un trabajo en continuo progreso, así que habrá que esperar un poco para ver cómo evoluciona este "Museo Coconut".
Publicar un comentario