30 noviembre 2010

Antes de los créditos



En muchas series (en casi todas, diría yo), antes de que empiecen los títulos de crédito (o nos pongan sólo la careta con el título), se incluye una pequeña secuencia que se conoce como cold opening. Su cometido es introducirnos en el episodio que vamos a ver, a veces sirviendo un poco como prólogo, en otras presentando una escena que, en principio, parece desconectada del resto de la trama (hasta que nos damos cuenta de su importancia casi al final) y, en otros casos, hasta sacándose de la manga un pequeño cliffhanger que no se resuelve hasta después de los créditos. Series de misterio más o menos sobrenatural como "Expediente X" y "Fringe" son expertas en empezar con un cold opening impactante que presenta, en una pincelada, el caso que se va a resolver a continuación, y en los procedimentales se utiliza para mostrarnos el asesinato o elmomento en el que se encuentra el cadáver que centrará el capítulo.

Las secuencias pre-créditos de "A dos metros bajo tierra", por ejemplo, y al menos al principio, nos enseñaban cómo moría la persona que los Fisher tenían que enterrar, y tampoco es extraño que el cold opening se cierre con alguna frase ingeniosa de algún personaje. Son célebres, como podéis ver en el vídeo de arriba, las terribles frases de Horatio en "CSI: Miami", una serie cuyos créditos no comienzan hasta que "H" no se ha puesto sus infames Gafas de Sol de la Justicia. Últimamente, me resulta curioso que algunas series alargan este "arranque en frío" hasta casi los 10 minutos, supongo que para incluir un corte publicitario justo después de los créditos y que les haya dado tiempo a contar algo, pero lo más normal es que estas secuencias duren bastante menos.

Pero las series no son los únicos programas con cold opening. "Saturday Night Live" siempre tiene un sketch inicial que termina con ese famoso "Live from New York, it's Saturday night!" que da paso a la sintonía del show, y los late night suelen tenerlos también. Por lo menos, "Late, late show with Craig Ferguson" los aprovecha para sacar a pasear a sus marionetas, presentarle a la audiencia estadounidense a los daleks o montarse números musicales de toda clase y condición. Pocas veces guardan relación con el resto del programa, pero sí te permiten hacerte una idea de una de sus tónicas generales; su total imprevisibilidad.
Publicar un comentario en la entrada