24 noviembre 2010

Canceladas, pero no olvidadas

Cuando se supo que AMC cancelaba finalmente "Rubicon", me sorprendió la cantidad de gente que preguntaba exactamente lo mismo: si está cancelada, aunque todos la recomendéis y tenga curiosidad, ¿merece la pena verla? ¿Qué tendrá que ver una cosa con la otra? Más allá de aseguraros si la serie se queda abierta en plan cliffhanger o tiene un cierre que puede considerarse como tal, no termino de entender que una serie, por estar cancelada, ya no merezca una oportunidad de visionado.

Las hay que hasta pueden ser interesantes sin haber pasado del piloto, como "Virtuality", aquella ambiciosa serie de ciencia ficción que Ron Moore y Michael Taylor crearon para Fox y que nunca tuvo la posibilidad de producir más que un episodio. Y no hay más que fijarse en la cantidad de fans, muchos a posteriori, que tiene "Firefly" a pesar de que sólo se emitieron 11 de los 14 episodios rodados. Como bien recuerdan en esta entrada, la calidad por sí sola no es suficiente para mantener en antena una serie que no funciona en audiencia, por lo que algunos de estos títulos de corta existencia tienen en ocasiones el suficiente interés para que gocen de una segunda vida después de su muerte en directo.

Si "Terriers" no es renovada por FX, no quiere decir que no sea un buen producto, sino que no ha conseguido encontrar su público, pero seguirá mereciendo que le echemos un vistazo. The CW pudo cancelar "Verónica Mars" al cabo de tres temporadas, pero no por eso dejamos de recomendarla. O "Popular", liquidada al cabo de sólo dos entregas, o hasta "Arrested Development", a la que haber sido cancelada no le impide figurar siempre en las listas de las mejores comedias de la década. Es cierto que ver ahora "Reunión" puede ser una tortura psicológica porque fue cercenada al cabo de sólo nueve capítulos, lo que es fatal para una serie con un misterio central a resolver durante toda la temporada, pero si nos pica la curiosidad, ¿por qué no darle una oportunidad? Ya vamos avisados de que fue cancelada de mala manera y, por tanto, podemos quedarnos a medias en muchos aspectos, pero no creo que sea un obstáculo para que las condenemos al ostracismo. ¿Qué pasaría si (Dios no lo quiera) "Fringe" no fuera renovada por una cuarta temporada? ¿No se la recomendaríais a nadie? Yo sé que sí, aunque acabara en un cliffhanger que ni el final de "El Imperio contraataca". Justo en estos casos, el final es lo que menos importa.
Publicar un comentario en la entrada