28 noviembre 2010

10 dúos de 2010

De dos en dos como los Donuts. Y no es necesario que haya tensión sexual de ningún tipo para que en algunas series se formen parejas que resultan a veces más entretenidas de ver que el resto del show, y que pueden convertirse fácilmente en una de las principales razones para volver semana a semana. A lo largo de este año, ha habido unas cuantas que me han hecho pasar algunos de los mejores ratos televisivos de estos meses. No todas son románticas; de hecho, yo diría que son las menos, y aunque serán más típicas que las de hace dos años, eso no quiere decir que no merezcan un pequeño reconocimiento por haber sido muy divertidas o interesantes, o por tener entre ellos una historia que convierte cualquier interacción entre ellos en algo que no hay que perderse.

- Matt Devlin y Ron Brooks ("Law & Order UK")

Estos dos policías londinenses de la franquicia británica de "Ley y orden" podrían protagonizar su propia serie sin problema. Teóricamente, siguen el cliché del joven aún idealista y el veterano que las ha visto de todos los colores, pero consiguen funcionar como un equipo y mostrar, en una sola escena, cómo de estrecha es su colaboración laboral. Y hasta pueden ser bastante divertidos.

- Sam Axe y Fiona Glennane ("Burn notice")

Como a estos dos peculiares "justicieros" ya les dediqué una entrada para ellos solos hace poco, no voy a añadir más, excepto que nunca me canso de ver a sus alter ego Chuck Finley y cualquier rica tonta que Fi se saque de la manga.

- Liz Lemon y Jack Donaghy ("30 Rock")

Cuando las cosas en "30 Rock" se salen de madre, volver a centrarlo todo en la relación de mentoría-amistad-extraña codependencia de Liz y Jack siempre las devuelve a su cauce. Sólo verlos en la foto, cada uno en su ventana de las miradas reflexivas, ya es una muestra de porqué funcionan tan bien juntos. No hace falta explicarlo en más palabras.

- Eric y Tami Taylor ("Friday Night Lights")

Hay que ver cómo una serie que empezaba pareciendo más centrada en los jóvenes ha terminado girando alrededor de este matrimonio, que es una roca que resiste todos los embates (incluso los de la temporada que nunca existió). La serie está llegando a su fin, y lo que yo más echaré de menos será verlos discutir o comunicarse casi sin hablar, y hasta hacer algún que otro chiste. Ver a Eric diciendo que ellos no eran de jóvenes como los alumnos de East Dillon, y la cara de Tami como respuesta, fue uno de sus momentos más divertidos.

- Kalinda Sharma y Alicia Florrick ("The good wife")

Cualquier caso que implique que estas dos tengan que trabajar juntas siempre deja buenos momentos porque han llegado a establecer un modo de pensar entre ellas que les permite saber qué está pasando antes de que haya que explicarlo. En esta temporada, además, será interesante ver cómo lidian con todo el desastre que está avanzando en su dirección a toda velocidad. La confianza y el apoyo que siempre se dan, sin tener que ofrecer demasiadas explicaciones, seguro que acabarán puestos a prueba.

- El Doctor y Amy Pond ("Doctor Who")

La relación entre el Undécimo Doctor y su acompañante es una de las más complejas de la recuperación de esta veteranísima serie. Han jugado con la atracción sexual, la curiosidad intelectual, el rollo Batman-Robin, las memorias infantiles y las obsesiones tipo fan, y han creado un dúo divertido y muy vivo. Ahora que Amy ya sabe de qué va esto de viajar con el Doctor a través del tiempo y hasta los confines del Universo, veremos qué nueva capa se añade a su relación.

- Walter Bishop y Olivia Dunham ("Fringe")

Que experimenten contigo cuando eras una niña no puede hacer que quieras especialmente a quienes dirigían esos experimentos. Sin embargo, la relación entre Walter y Olivia, sin haber sido demasiado explorada a fondo (estos dos siempre se mueven más con relación a Peter que entre ellos) va más allá de eso, aunque siempre está ahí, latiendo bajo la superficie. Walter se preocupa por ella casi como si fuera hija suya, y está claro que Olivia no es capaz de odiar a ese hombre torturado por lo que hizo en el pasado.

- Gloria Delgado-Pritchett y Manny Delgado ("Modern family")

Si hay un dúo infalible en "Modern family", ese es el combo formado por esta madre y su hijo. Él fue la revelación de la primera temporada, con esa actitud de un señor de 50 años encerrada en el cuerpo de un crío de 11 años, y en la segunda temporada es ella la que está robando limpiamente el show. Y no necesita para ello una pistola de aire comprimido.

- John Luther y Alice Morgan ("Luther")

Uno puede tener sus reticencias con la serie en conjunto, pero muy pocas de ellas se refieren a esa extraña relación entre el policía siempre al borde del abismo y la inteligente y misteriosa (y peligrosa) Alice. ¿Quién utiliza a quién? ¿Hay algo más aparte de curiosidad intelectual? ¿Se parecen entre sí más de lo que uno podría imaginarse, o justo son sus diferencias los que los hacen interesantes? Lo seguro es que se convierten en la mejor razón para darle una oportunidad a la serie.

- Rachel Berry y Kurt Hummel ("Glee")

Esto es más un deseo para el año que viene que otra cosa, que puede hacerse realidad sin dificultad conociendo la locura y el sinsentido de tramas que se traen en "Glee". Porque es muy cierto que Rachel y Kurt se parecen mucho entre sí, y están pidiendo una trama compartida a gritos, aparte de diva offs y homenajes a Barbra Streisand y Judy Garland.

Música de la semana: Después de ver "Rumores y mentiras", y cierto número musical que se marcan al final, la elección hoy va a ser un clásico como "Knock on wood", del que se han hecho multitud de versiones. La original, sin embargo, es de Eddie Floyd.
Publicar un comentario en la entrada