25 noviembre 2010

Cry me a river

¿Quién no ha llorado alguna vez viendo una película, o una serie? O, por lo menos, se ha emocionado hasta tal punto, que le da un poco de vergüenza que alguien pueda verlo en ese estado por una escena en un capítulo de televisión. Pero a veces no podemos remediarlo. Y desde "Day Zero" nos proponen que, si nos atrevemos, reconozcamos aquí cinco series con las que hemos llorado o nos han dejado emocionalmente para el arrastre. Creo que esta lista será de cinco más un bonus que, si te pilló en su momento en la edad adecuada, tenía la capacidad de traumatizarte de por vida. Y no, no es la muerte de Chanquete en "Verano azul".

5.- The Walking Dead: Perdonad que empiece con esta trampa tan flagrante porque, al fin y al cabo, prácticamente se acaba de estrenar, pero pocos finales de capítulo he visto tan devastadores como el del 4º episodio de esta serie. No tanto por todo lo que pasa de repente, como por la reacción de uno de los personajes, que además se nos muestra en un plano corto bastante más largo de lo que podríamos esperar, o de lo que yo esperaba. Ahora que lo pienso, más que de llorar, es de dejarte hundido.

4.- Torchwood: Ya sabemos que, cuando se pone, Russell T. Davies puede darnos unos hachazos emocionales que ríete tú de Shonda Rhimes y sus finales de temporada en "Anatomía de Grey". Es cierto que, en la tercera temporada, hay una muerte que duele especialmente, pero es el final de la segunda el que de verdad tiene la capacidad de dejarnos los ojos anegados en lágrimas. Esa conversación entre esos dos personajes... Y, encima, veníamos de un capítulo tan sombrío como "Adrift" para dejarnos aún más tocados.

3.- Urgencias: No sé si esto puede considerarse un spoiler, dados todos los años que han pasado desde su emisión original, pero ahí lo dejo por si acaso. A los que habéis visto al menos hasta su novena temporada, os tengo que preguntar una cosa. ¿Cuántos lograsteis no llorar cuando muere el doctor Mark Greene? Mira que los médicos del County General sufrieron penalidades y, en las últimas temporadas, aquello parecía el rosario de la aurora, pero lo de Greene fue especialmente duro.

2.- Friday Night Lights: Ésta es otra serie en la que a muchos de sus personajes parece que los haya mirado un tuerto, pero se las apaña para que el tema no se deslice hacia la explotación de desgracias. En las cuatro primeras temporadas, Matt Saracen afronta con mayor o menor dignidad todos los obstáculos que le van surgiendo, y le surgen unos cuantos, hasta que llega uno que sí es superior a sus fuerzas. El momento más emocionante, para mí, no es "The son", el estupendo episodio que lidia con ese obstáculo, sino el final del anterior, cuando descubrimos lo que pasa antes de que nadie tenga que decirlo.

1.- Battlestar Galactica: La sorpresa de que el final de "Perdidos" lograra emocionarme me reconcilió con su sexta temporada y con algunos de sus personajes, pero no es nada comparable al final de esta serie y, muy especialmente, el destino de Roslin. Las sucesivas despedidas entre algunos personajes, la música, el último plano de Adama...

Bonus: Todo esto, de todos modos, se queda corto ante el final de "David, el gnomo". En mi descargo, diré que aún ni había cumplido los 10 años, pero reto a cualquiera que lo viera siendo niño a que diga que no se le escaparon unas lagrimillas. Ni con la muerte de la madre de "Bambi".

P.D.: Por cierto, que el título de la entrada no es debido a cierta canción de Justin Timberlake, sino a un standard de jazz muy popular. Igual alguno lo recordais, en la versión de Julie London, de esta escena de "V de Vendetta".

19 comentarios:

satrian dijo...

En el de ALX comentaba lo fácilmente que me emociona FNL, pero no me acordaba de Urgencias, menudas lloreras con los de Chicago, que grandísima serie.
En cuanto a "Cry Me a River" me quedo con la versión de Diana Krall, aunque las de Bublé y la Streissand están muy bien también.

Anónimo dijo...

De acuerdo en casi todos, excepto en el de Battlestar Galáctica. Odie a Laura Roslin desde el primer capítulo y casi me hace odiar la serie su personaje.
Sin lugar a dudas ese momento me hubiera gustado que se hubiera producido al principio de la serie.
No entiendo como un personaje tan prepotente, egoista y arrogante puede caer bien a alguien.

Nahum dijo...

Venía de comentar en Day Zero y, claro, el momento que comentas de FNL.

Sin embargo, de BSG recuerdo otros momentos, relacionados con los finales de personajes, todos en la cuarta temporada (ahí lo dejo, para no revelar espoilers; pero uno cantaba muy bien y otra, en fin, otra tenía ojos bellísimos).

Anónimo dijo...

Para mí, uno especialmente emotivo fue el final de la T2 de El Ala Oeste. Las últimas secuencias, desde el presidente en la catedral hasta la rueda de prensa, con el Brothers in Arms de los Dire Stratis sonando son espectaculares por lo que transmiten.

Doctora Who dijo...

La media hora final de BSG fue tremenda. Quién no soltase aunque fuese una lagrimilla con el último "What do you hear, Starbuck?" de Adama es que no tiene corazón.

¡Un saludo!

MacGuffin dijo...

Anónimo, un personaje puede ser grande sin caerte bien. Y Roslin me gustaba como personaje, pero no me caía especialmente bien. No era fácil, pero eso la encontraba interesante.

Y sí, FNL, cuando quiere, te puede dejar muy tocado.

ALX dijo...

Es cierto que el final de la segunda temporada de Torchwood también era para suicidarse y como bien dices, esa conversación entre esos dos personajes fue para gastar la caja de kleenex al completo.

Eso sí, los finales de muchos capítulos de Torchwood eran bastante deprimentes y la conclusión de los Días 4 y 5 de la 3ªt, también eran un mazazo emocional.

Con FNL en el fondo reconozco que la abandoné porque sufría mucho con ella. Y con lo poco que he visto de ER, me pasaba igual.

Con BG me pasé llorando casi todo el final. Fue empezar a partir de la mitad y ya no pude parar.

V. Kerouac dijo...

Nunca me he emocionado tanto como con el final de "Six feet under". Esos últimos 5 min. con la canción de Sia de fondo son sencillamente mágicos, inolvidables y PERFECTOS. Para mi el mejor final de una serie.
Por otro lado, la muerte de Charlie en Lost tb me hizo llorar como una magdalena, mucho más que el final de la serie (que tb).
Estoy empezando a saborear FNL así que... espero poder sentir esos momentazos de los que hablais xDD
Ah y se me olvidaba... el final de Los Soprano. Vale, la 1ª vez no lloré porque la única sensación posible es la de sorpresa pero, las 3 o 4 siguientes, simplemente porque sabía que era su final, que se había acabado todo, empecé a berrear como un descosido xDDD Qué grande "Don´t stop believin´"
Y mil momentos más que ahora no recuerdo para que nos vamos a engañar...

titania (Verónica) dijo...

Uff, han sido tantas series con las que me he emocionado así que pierdo la cuenta... Yo me emociono mucho con las teens, nada como el final de Dawson, por Dios, qué llorera con Jenn y con One Tree Hill también he tenido mis momentos, con Peyton sobre todo, que era mi personaje favorito.
Con Urgencias por supuesto que también y con BSG en su final, uff...
Luego también han tenido sus momentos Alias, con el adiós a Irina o la muerte de Vaughn, Expediente x, con ese final después de 9 años, las Gilmore, Friends, en sus finales, y es que son series que han significado mucho para mí.
Marina, qué trauma con David el Gnomo, toda la razón tienes hija... es que a nuestra generación se nos pusieron pruebas muy duras para superar, Chanquete, David el Gnomo, la madre de Bambi, Candy Candy... uff... no quiero ni pensarlo! :-P

hidden_angel dijo...

Lo reconozco. Soy de lágrima entre fácil y facilísima. me quedo con lo que has dicho de FNL, Urgencias y Torchwood. Dos grandes momentos. Aunque la tercera de Torchwood era para empezar a llorar y no parar.
Con Grey's he llorado más de una vez pero hubo un junio difícil cuando se me juntó el final de la tercera de SPN con el final de la segunda de Robin Hood. Demasiadas muertes juntas y además de las épicas.

MacGuffin dijo...

Lo peor es cuando ves venir esas muertes o esas despedidas tremendas y, aun así, no puedes remediarlo y acabas pareciendo la Macarena. En fin.

Germán dijo...

Yo "voto" por la muerte de Lucy en Urgencias.

Por lo inesperado en su momento y sobre todo por ver a Romano, con lo cabrón que era y lo mal que la había tratado subir a la azotea a llorar destrozado.

El corazón me cabía en una caja de cerillas!

En cualquier caso suscribo la entrada totalmente.

Cordelia Naismith dijo...

Yo no lloro con casi nada, aunque sí que me emocioné con el final de Battlestar Galactica.
Tengo un fuerte recuerdo de mi infancia llorando con David el Gnomo pero intentando disimular para que mi hermana pequeña no lo viera. Acabamos las dos como magdalenas, claro.

Bandujo dijo...

Tengo que decir que sólo recuerdo haber echado la lagrimita dos veces viendo la tele: uno fue con David el Gnomo y otro con "Un mundo feliz" una peli de Kevin Costner.
Aunque a mí me suele pasar más con leyendo libros que viendo la tele. Supongo que cada uno es diferente.

Volcanoday dijo...

¿Tienen que ser finales de temporada? Porque entonces gana Lost por goleda. Y la despedida de David Tenant. Me sentía un poco avergonzada pero no podía parar.
La palma, sin embargo, se la lleva el capítulo 100 de Bones... Si es que es acordarme y me entran ganas de llorar otra vez...

manganxet dijo...

Como ya he dicho en Day Zero, yo soy muy raro para estas cosas. Cuando crean momentos emotivos en los que quieren que el espectador llore, no solo lloro sino que me cabreo y empiezo a despotricar contra todos los personajes de la serie, sin embargo luego lloro con un episodio de Futurama xD

fryant dijo...

Como han dicho por ahí arriba, me quedo con los últimos minutos de "Six Feet Under".

No lloré con ningún capítulo nunca como lloré con ese, estuve fácilmente 30 minutos desde que acabó el episodio gastando kleenex.

OsKar108 dijo...

Aunque ese momento de que se te congestione la nariz y se te humedezcan los ojos, me ha pasado bastantes veces con películas y series, los que recuerdo que han sido llantos más exagerados, es con los finales de Six Feet Under (despedida, emoción, cierre perfecto, el final de un hermoso viaje, no se, espectacular con todas las letras); el final de BSG, que desde que empieza el último tramo, me produjo un crescendo de emociones casi incomparable; solo aumentado con todo el capítulo final de "mi serie", LOST, el final en sí y esa desazón por asumir del todo, el final de un viaje de casi 6 años de momentos maravillosos. Yo aunque era más o menos seguidor de David El Gnomo, no me enteré de su final hasta muchos años después de ya no verla, por lo que el efecto no fue para nada parecido a si lo hubiese visto de más pequeño, aunque es muy emotivo también.
A mi la versión que más me gusta del Cry Me A River es la de Michael Bublé.

¡Saludos!

Alejandro A dijo...

hay dos series con las que lloré muchísimo en sus finales: Six Feet Under y un anime que se llama Rozen Maiden, ambas fueron series que me encantaron, pero el que sentí más feo fue con Rozen Maiden porque la serie queda inconclusa y en un momento muy emocional :(