06 noviembre 2010

Sólo chicas

La semana pasada, "Saturday Night Live" homenajeó a las actrices que han formado parte de su reparto en sus más de tres décadas de historia con el especial "The women of SNL". Volvió a reunir a gran parte de las mujeres que pasaron por el programa en los últimos 20 años, desde Laraine Newman y Julia Louis-Dreyfus a Molly Shannon, Maya Rudolph, Amy Poehler, Tina Fey o Kristen Wiig. Era un especial de grandes momentos, que rememoraba las primeras temporadas del show y algunos de los sketches más recordados por los fans, y que se abría con una gran parodia de la saga de realities "The real housewives" (si en la web de la NBC no podéis verlo, también está por aquí, de momento). Además, el especial es un resumen de la historia del programa que nos permite ver algunos de los personajes más queridos allí, y que en España nunca vimos.

Por ejemplo, las Sweenie Sisters (que abrieron los Emmy de 1988), Mary Katherine Gallagher, las dos presentadoras de "Delicious Dish" (aunque su sketch legendario es el de Alec Baldwin y las "schweddy balls"), Debbie Downer o el "Weekend Update" presentado por Tina Fey y Amy Poehler. Algunas de las actrices recuerdan sus gags favoritos desde las primeras temporadas, y así es posible ver algunos realmente muy inspirados. El del restaurante de carretera y la tarta, con Alec Baldwin, es uno de los mejores, y además hay una parodia del show de Oprah realmente divertida. No se dejan fuera aquella grandísima imitación de sarah Palin y Hillary Clinton y, a lo largo de una hora y media, nos demuestran por qué "Saturday Night Live" es una institución.

En los quince últimos minutos del último capítulo de la primera temporada, a las cuatro protagonistas de "Mistresses" les ocurre algo que les cambia la vida para siempre, y que no van a tener que vivir solas. Lo mejor de esos seis capítulos iniciales son las reuniones de las cuatro, el modo en el que intentan ayudarse y apoyarse para superar los momentos malos y compartir los buenos, y es la relación entre ellas lo que ancla las historias a la realidad, pues a veces están demasiado cerca de volverse demasiado culebroneras (la historia de Trudy y su marido muerto, por ejemplo). Ya comentamos que "Mistresses" se mueve por una línea muy fina, bordeando el histrionismo, que sus actrices logran controlar para mostrar a personajes muy humanos y muy reales.

No quiero contar nada de lo que ocurre en esa primera temporada porque la serie también tiene su componente de misterio a lo "Mujeres desesperadas" (un poco más contenido), y es mucho más divertido acercarse a ella sin saber casi nada, e ir descubriendo a las cuatro amigas poco a poco. Es más drama que comedia (aunque Jessica y Trudy tengan a veces algunos puntos simpáticos), y supongo que algunos estaréis al tanto que se intentó hacer un remake americano, protagonizado por Holly Marie Combs, que no salió adelante. Además, quienes viérais la miniserie de "Los pilares de la tierra" también os encontrásteis allí a Sarah Parish. A Orla Brady, por otro lado, se la ha visto este verano en "Strike back" y "The deep" (además de en "Fringe"), y parece que Shelley Conn se ha colado en la ambiciosa "Terra Nova" de Fox.
Publicar un comentario en la entrada