09 julio 2007

La Fletcher

Los asesinatos son una cuestión muy sórdida, y su investigación siempre airea los trapos sucios de todos los implicados, pero también pueden tener su encanto. Que se lo digan a Jessica Fletcher, escritora de novela policíaca siempre presta a ayudar a sus vecinos (o a algún miembro de su extensa familia) que investigaba lo que fuera sin perder su aplomo, incluso cuando se metía en algún sitio que no debía y la terminaban pillando (cosa que ocurría en todos los episodios).
Una premisa tan sencilla y tan poco original hizo que, sin embargo, "Se ha escrito un crimen" fuera un éxito en todos sus frentes. La serie bebía de las historias clásicas de detectives y, sobre todo, de las novelas de Agatha Christie protagonizadas por Miss Marple (a la que, por cierto, interpretó Angela Lansbury en la adaptación de "El espejo se rajó de parte a parte"). Como la sagaz ancianita de Christie, Fletcher era viuda y vivía en un pequeño pueblo donde todo el mundo la conocía, Cabot Cove. Resulta curioso que ese pueblo estuviera en Maine porque ese estado, y los demás que componen la zona de Nueva Inglaterra, debe ser de los que ha dado más escritores a las letras estadounidenses (Edgar Allan Poe, Stephen King o John Updike, sólo por poner algunos ejemplos). A pesar de que debía ser el pueblo con erl mayor índice de asesinatos por habitante de todo el país, los mejores episodios, para mi gusto, eran los que transcurrían en él. Los secundarios eran más divertidos y los dos amigos de Jessica, el médico (Seth) y el sheriff (Amos), hacían que los casos no fueran meros casos tipo whodunit. La situación hacía mucho, de la misma manera que todo era más interesante si Jessica conocía personalmente a todos los implicados.

Lógicamente, si por algo se recuerda la serie es por Jessica, que se ganó a pulso que la llamáramos "la" Fletcher, como se hace con las folclóricas o con las grandes actrices. Nunca se equivocaba, claro, y las investigaciones seguían una línea bastante previsible que, como ya hemos dicho, estaba tomada directamente de las novelas policíacas clásicas del esquema de "la resolución del problema", pero ahí estábamos todos, siguiendo a Jessica mientras desenreda la madeja que le llevará a averiguar quién es el asesino. El éxito del personaje, además, casi devoró a Angela Lansbury, haciendo que prácticamente pasara desapercibida toda su carrera anterior (debutó en el cine, por ejemplo, en "Luz que agoniza", por la que fue nominada al Oscar a la mejor secundaria). Y, como nota curiosa, en la última temporada de la serie, trabajó como co-productor y guionista J. Michael Straczinsky, creador de "Babylon 5".

Ahora os preguntaréis a qué viene todo esto. Pues porque parece que la Primera va a recuperar la serie, junto con otras muchas, para la noche de los viernes. Seguramente, el paso del tiempo no le habrá sentado demasiado bien.
Publicar un comentario