23 marzo 2010

Como Janet Leigh en "Psicosis"

Se puede decir que una serie es algo vivo. En su realización participa tanta gente, y su historia permanece abierta tanto tiempo, que siempre hay espacio para las sorpresas, para que los responsables descarten ideas que tenían al principio y adopten otras que les van surgiendo al ver cómo se desarrolla la historia y cómo la interpretan los actores que han contratado para ello. La química entre dos de ellos les lleva a perseguir una trama romántica que no habían pensado o la artificiosidad de otra que sobre el papel parecía buena les obliga a abandonarla antes de tiempo.

Uno de los casos más claros de estos cambios de idea casi sobre la marcha es el de los personajes cuyo destino era el mismo que el de Marion Crane en "Psicosis" (es decir, morir de modo espectacular en la primera media hora) pero que, por azares de la televisión, se mantuvieron dando guerra por ahí. En "Justified", ese western de nuestros días que FX acaba de estrenar, pasa justo eso en el piloto: un personaje que debería morir no lo hace porque a sus creadores les intrigó su relación con el protagonista, Raylan Givens (que parece salido de "Centauros del desierto"), y la reacción positiva de la audiencia en algunos pases previos (este artículo del "Los Ángeles Times" lo explica, pero igual es un spoiler). Según ellos, fue una decisión acertada por cómo evoluciona a lo largo de la primera temporada.

Puede ser él último exponente de estos personajes (y actores) con suerte, pero lógicamente no es el último. En los podcasts sobre "Caprica", David Eick explica que Tamara Adama (Genevieve Buechner) no iba a pasar del piloto, pero luego pensaron que podía dar más de sí y la repescaron para una trama en el mundo virtual. En "Galáctica" ya pasó algo similar con Helo (Tahmoh Penikett), que iba a quedar en un personaje episódico de la miniserie que, sin embargo, los guionistas quisieron recuperar en su periplo por la Caprica ocupada por los cylones. Los que han visto los primeros episodios de "Urgencias" recuerdan seguro el intento de suicidio de la enfermera Hathaway creo que ya en el piloto. En un principio, no habría quedado en un mero intento y Hathaway habría muerto pero, para suerte de Julianna Margulies, los guionistas decidieron "resucitarla" y explorar más esa relación con el doctor Ross que se aludía como causa de su decisión.

Es también muy conocida la intención original de J.J. Abrams y Damon Lindelof de matar a Jack en el piloto de "Perdidos", además creo que directamente en la primera hora, y dejar a Kate como principal protagonista de la serie. Sin embargo, los ejecutivos de la ABC les sugirieron dejarlo vivir porque su presentación apuntaba a un personaje que podía dar bastante juego, y Lindelof y Abrams cambiaron de opinión y reactivaron de golpe la carrera de Matthew Fox.

P.D.: Por cierto, que "Psicosis" cumple 50 años. Incluso sabiendo sus puntos de clave, se disfruta igual.

5 comentarios:

El Malvado Ming dijo...

Pues con lo poco que pinta Kate ahora mismo me gustaría saber que planes tenían para ella como protagonista.

Crítico en Serie dijo...

Summer Roberts en OC no iba a durar más de cuatro capítulos. Y, mira, se pasó allí cuatro temporadas. Más que Mischa.

JM dijo...

Los cambios improvisados en el guión me escaman tanto como me atraen. Por una parte, demuestran que los guionistas son flexibles y están dispuestos a escuchar segundas y terceras opiniones con tal de sacar el máximo partido a las posibilidades del guión (como no matar a Jack, que se ha convertido en uno de los estandartes de Lost). Por otra parte, supone un salto al vacío en según qué géneros: New Cap City me recuerda una barbaridad a Matrix, y Tamara Adama parece una especie de “elegida” dentro de ese mundo virtual. Creo que la inclusión de una subtrama de este calibre pide una reflexión profunda sobre sus futuras repercusiones en la trama principal. Con el paso de los capítulos se irá viendo por dónde van los tiros y si ha sido una decisión acertada o no.

MacGuffin dijo...

Pero JM, esos cambios son inevitables en una serie. Los guiones se escriben a la vez que se rueda y siempre hay cosas que no se ven cómo funcionan hasta que no se ven en pantalla. El truco, claro, está en que no se note que es un cambio sobre la marcha. Incluso una serie tan cerrada como Babylon 5 tenía siempre "puertas traseras" en las tramas para ajustarlas a imprevistos de última hora.

JM dijo...

Son inevitables, claro, pero no dejan de sorprenderme los que se realizan tan pronto y suponen una reestructuración tan radical del enfoque que se dará a la serie, como el caso de Jack en Lost (porque en el “pack Shepherd” también van de regalo Claire y Christian) o el de cualquier muerte revocada a última hora.

Habitualmente suelo disfrutar más de las primeras temporadas, donde presentan a los personajes y los desarrollan coherentemente en el marco de la suspensión de incredulidad de cada género; en las prolongaciones forzosas debido al éxito inesperado (tercera o cuarta temporada) es donde más terminan por notarse esos cambios sobre la marcha que comentas.

Por ejemplo, por mucho que venere a FNL, no puedo evitar preguntarme dónde habían escondido el Dillon suburbial que se ha adueñado de la cuarta temporada (al margen de que no me moleste en absoluto) o en qué hoyo enterraron a Santiago y toda su trama con Buddy... ojo, que no deja se ser algo completamente normal y, al fin y al cabo, una pequeñez comparada con todo lo que sí hacen bien. Ojalá todas las series se respetaran tanto como lo hace FNL (corramos un tupido velo sobre la segunda temporada, ok?^^).