24 marzo 2010

El éxito no salta el charco

Últimamente, a raíz de las discretas audiencias que están teniendo tanto "Glee" en Neox como la última temporada de "Perdidos" en Cuatro (ésta ya ha cambiado de día y no sé si acabará los sábados a las 19, o los domingos a la 1), ha surgido una interesante discusión sobre las razones de que el éxito del que ambas disfrutan en EE.UU. no salte a esta orilla del Atlántico. Es una discusión que, aunque parezca muy sencilla, no lo es, sobre todo porque la percepción que tenemos aquí de lo que se considera un éxito allí no es la misma, del mismo modo que el negocio televisivo y la audiencia no son iguales en uno y otro lugar. Las cadenas siempre promocionan sus compras de series extranjeras diciendo que son "el número 1 en USA" (hasta lo dijeron los de la Sexta con "La hora 11"), pero no te puedes fiar de unas tácticas de marketing que tiene que poner su producto por las nubes para venderlo.

Hace algún tiempo, cuando "House" empezó a destacar enormemente en la casi recién nacida Cuatro, "Variety" publicó un breve reportaje sobre ese fenómeno, destacando que, desde la llegada de las privadas, en 1990, muy pocas series estadounidenses habían triunfado de verdad en España. Descontando "Twin Peaks" y "Sensación de vivir", muy al principio de la vida de Telecinco, esos éxitos importados eran "Expediente X", "Ally McBeal" y "CSI" (todas en la cadena de Fuencarral, además). Ni "Policías de Nueva York", ni "Urgencias", ni "El ala oeste de la Casa Blanca", ni "Friends", ni "Seinfeld"... Todos esos títulos arrasaban en las audiencias en EE.UU., pero aquí ya podían darse con un canto en los dientes si se emitían de continuo en el mismo horario. ¿La razón? Se me escapa. ¿Por qué sólo unas y otras no? ¿Tiene algo que ver el hábito del espectador medio español de poner un canal después de cenar y quitarlo sólo cuando se va a dormir? ¿Ese hábito está tan extendido?

"Glee", en USAmerica, es un fenómeno social que no llega a los 8 millones de espectadores (cuando "NCIS" creo que debe andar cerca de los 20), y se ha creado todo este ruido a su alrededor por la campaña montada por la cadena y el tirón de Internet. Va dirigida a un target demográfico muy específico que puede no ser mayoritario, pero es el que cuenta para los anunciantes y ha logrado ser la serie de moda esta temporada. Pero su unión del género musical con la comedia de instituto, y su peculiar sentido del humor, la convierten en un producto alejado de los gustos de una audiencia que encumbra cada semana a "Física o química" o "Águila roja".

En cuanto a "Perdidos", yo siempre he creído que era una serie de culto que, por las circunstancias que fueran, dio el gran bombazo en su primera temporada. Como era una presentación de los personajes y de la situación en la que se encontraban, hasta 22 millones de espectadores en Estados Unidos le dieron una oportunidad. Pero estando tan serializada, y mostrando a partir de la tercera-cuarta temporadas su núcleo de serie de ciencia ficción, era normal que la audiencia fuera resintiéndose cada vez más. Pensar que la última temporada iba a hacer en Cuatro los mismos números que "House" era ser bastante iluso. El género es bastante minoritario en España (ninguna cadena en abierto ha emitido "Galáctica" a pesar del prestigio que la acompañaba desde USAmerica, ni siquiera los martes a las 6 de la mañana), y no es lo mismo estrenar la serie desde el principio que subirte al carro al final, aunque le dés una buena promoción y hagas el esfuerzo de emitir los episodios con sólo una semana de retraso con respecto a la ABC.

También se ha hablado mucho del peso que pueden tener las descargas en estos pinchazos. Sigo pensando que somos un grupo minoritario que, sin embargo, tiene una repercusión excesiva. Casi desde el principio de "Perdidos", la gente que conozco que la ve y está fuera de esta burbuja blogueril nuestra la sigue o por la tele o, con mayor frecuencia, esperando a que salga en DVD para verse entonces la temporada de una sentada. Y no es tanta gente. Es más habitual de lo que parece que te miren raro si les recomiendas una serie sobre unos náufragos en una isla en la que pasan cosas raras, y en la que tienes que ver seis temporadas para averiguar de qué va todo eso. No te miran tan raro como cuando recomiendas "Galáctica", eso es verdad.
Publicar un comentario en la entrada