03 marzo 2010

Se acerca el invierno

Marcad en rojo en vuestros calendarios el primer semestre de 2011 (seguramente, la primavera), porque es cuando la HBO ha anunciado que estrenará los diez capítulos que compondrán la primera temporada de "Juego de tronos". La adaptación del primer libro de la saga "Canción de hielo y fuego", de George R. R. Martin, es uno de los proyectos televisivos seguidos más de cerca en la blogosfera en los últimos meses, y el nivel de anticipación y excitación ante cualquier rumor o noticia al respecto rivaliza con el que rodeó el estreno de la sexta temporada de "Perdidos" (y el que rodeará a su final). Los cuatro libros publicados hasta ahora de la saga han sido todos grandes éxitos de ventas y sus fans son legión, y la llegada de la serie seguramente paliará un poco el mono por el quinto título de los siete que serán finalmente (hay quien bromea que, al ritmo que escribe Martin, la serie habrá llegado a la séptima temporada antes de que él acabe el último tomo).

Una de las grandes fans de los libros, y que ha seguido todas las noticias sobre el proyecto muy de cerca, es Maureen Ryan, que confía que "Juego de tronos" sea para el género fantástico (o de espada y brujería, si queréis) lo que "Deadwood" fue para el western, "The Shield" (por ejemplo) para el policíaco, "Roma" para el histórico (o el peplum, más concretamente) y "Galáctica" para la ciencia ficción. Son aspiraciones altas, desde luego, pero el material se presta a que se pueda conseguir. Sólo en "Juego de tronos" hay una gran ambición temática y todos sus personajes, con más dobleces que la grulla de origami de "Prison Break", y sus situaciones, llenas de áreas grises morales, tienen el potencial para convertirse en una gran serie. En teoría, claro, porque no hemos visto nada más que una foto de un caballero en un boque nevado del piloto (que muy bien puede ser su escena inicial).

Ryan, por esto mismo, intenta controlar el nivel de expectación, afirmando que, si no, cuando veamos la serie, cualquier cosa por debajo del estándar de "The Wire" nos sabrá a poco, y tampoco es eso. No obstante, además de "Juego de tronos", la HBO está preparando a su artillería pesada para la nueva temporada de otoño, y para los próximos meses. "The Pacific" llega la semana que viene (el primer capítulo tiene muy buena pinta), un poco más tarde aterrizará "Treme" (de David Simon con músicos de Nueva Orleans), creo que en otoño tendremos la ambiciosa "Boardwalk Empire" y, al mismo tiempo que anunciaban el visto bueno para "Juego de tronos", se sabía que Dustin Hoffman será el protagonista de "Luck", nueva serie de David Milch ambientada en las carreras de caballos. Está visto que la HBO quiere recuperar la posición de preminencia que le disputan Showtime y AMC.
Publicar un comentario