15 julio 2008

Adiós con el corazón

La Ausiella se ha estrenado en "Entertainment Weekly" confirmando lo que, sin duda, era un secreto a voces en la CBS: William "Gil Grissom" Petersen deja "CSI". O mejor dicho, su personaje dejará de aparecer, porque él, que es uno de los productores ejecutivos, seguirá por ahí, en la trastienda. No es que no se viera venir, después de haber amagado varias veces con dejarlo, pero no deja de ser una sorpresa. Más cuando la serie sufrió unos cuantos "golpes" importantes en el final de la séptima temporada, que aún estamos viendo en España, y en el de la octava, golpes que han hecho presagiar a más de uno que el fin del programa puede estar cerca.

La manera en la que Petersen se marcha, dejando la puerta abierta a algunas apariciones puntuales, recuerda un poco, con sus salvedades, a la desvinculación progresiva de George Clooney de "Urgencias". Interpretó al doctor Doug Ross durante las cinco primeras temporadas, en el momento álgido de popularidad de la serie, y a la vez que empezaba una incipiente carrera en el cine. Alternó la serie con "Out of sight", "Abierto hasta el amanecer", "Un día inolvidable", "El pacificador" y "Batman y Robin", y no la dejó por completo hasta que su carrera no estaba lanzada y plenamente asentada en la pantalla grande (una de sus primeras películas post-"Urgencias" es "La tormenta perfecta").

William Petersen abandona porque está cansado de interpretar tan de seguido a Grissom, más que porque esté empezando a despuntar en el cine (que no es el caso). También David Duchovny dejó "Expediente X" por el mismo motivo, y para pasar más tiempo con su familia. Y tal vez no sea la de Petersen la única marcha que se produzca la próxima temporada en la televisión yanqui. Como es costumbre últimamente, el plató de "Anatomía de Grey" es otra vez pasto de los cotilleos, y de nuevo es Katherine "Boquita de piñón" Heigl la que centra los rumores. Cuando encadenó los exitosos estrenos de "Lío embarazoso" y "27 vestidos", dejó caer que podría dejar la serie para perseguir una carrera en el cine, y después de su salida de tono sobre por qué no se ha presentado este año a los Emmy, hay quien dice que Shonda Rhimes está harta y va a cortar por lo sano. ¿Cómo? Siguiendo el ejemplo de Aaron Spelling con Shannen Doherty: matando a Izzie Stevens. Este rumor es desmentido desde fuentes cercanas a la serie (qué bien queda eso, ¿no?), que afirman que el contrato de Heigl todavía está en vigor y que regresará para la próxima temporada. También intentaron poner paños calientes con lo de Isaiah Washington, y luego pasó lo que pasó.

Los que sí son un rato cansinos son los medios británicos y su obsesión por averiguar cuándo dejará David Tennant "Doctor Who". Después de la sorprendente marcha de Christopher Ecclestone, tras una única temporada blandiendo el destornillador sónico, no ha habido aparición en televisión en la que no le hayan preguntado a Tennant cuánto tiempo va a seguir (y hace muchas apariciones durante los cuatro meses en los que se emite la serie). Con la llegada de un nuevo productor ejecutivo en 2010, Steven Moffat, y el hecho de que Tennant sólo tenga firmados los cuatro especiales del año que viene, las especulaciones se han disparado, pero nadie suelta prenda. Russell T. Davies terminó la cuarta temporada ofreciendo, más o menos, un comienzo casi desde cero para Moffat, pero es un misterio si ese nuevo inicio incluirá nuevo Doctor. Entre los nombres que se han barajado figura, por ejemplo, James Nesbitt, que protagonizó "Jekyll", y surgirán todavía más según se acerque el principio de la quinta temporada. En el Reino Unido, es el papel más perseguido después de James Bond.
Publicar un comentario