02 julio 2008

Ruido de fondo

1.- Es muy cierto lo que ayer apuntaba Sunne en su blog (y que ha surgido por aquí otras veces), y es ese creciente interés por las series que se vive en España, ya no sólo en Internet, sino en las revistas, los espacios dedicados a los DVDs de las grandes superficies y en los quioscos. Cada vez se editan más series (no todas modernas) y las bitácoras al respecto no dejan de aparecer por todas partes. Que "Perdidos" tiene mucha culpa de este florecimiento en España está muy claro, porque apareció en el momento justo para aprovechar el impulso de los blogs en nuestro país. A rebufo suyo han ido colándose otras muchas, y gracias a ese impulso muchos teléfilos han ido descubriendo otros títulos. Me he dado cuenta de que uno de ellos es "Galáctica", (unos cuantos blogueros están acercándose al impactante final de la 2ª temporada), una serie que, precisamente, tiene detrás una fructífera relación con las descargas de Internet.

¿Por qué? Pues porque en 2004, con la primera temporada lista para su emisión, Sci Fi no terminaba de decidirse a hacerlo en otoño, compitiendo con la batería de estrenos de las cadenas generalistas, y prefirió guardarse la serie para enero de 2005. Sin embargo, el canal británico Sky One compartía los costes de esos primeros episodios y decidió estrenar la serie en el Reino Unido el 18 de octubre de 2004, tres meses antes de su debut en USAmerica. Los fans yanquis, ansiosos por ver algo de la serie, se bajaron esos primeros capítulos y, entusiasmados ante lo que veían, recomendaron a todo el mundo que, el 14 de enero de 2005, pusieran Sci Fi para ver "33", el sensacional primer capítulo de "Galáctica". El canal nunca ha vuelto a tener tamañas audiencias.

2.- La primera temporada de la recuperación de "Doctor Who" también vivió algo parecido en 2005, pero traigo esta serie a colación por otros detalles frikis muy simpáticos. Primero, no quería dejar pasar el nuevo "clásico musical de la Tierra" que suena en un transporte de una galaxia y un futuro alejados de nosotros. Siempre que algún personaje, en esas circunstancias, habla de música clásica terrestre, la canción suele ser de traca y, en esta ocasión, era la versión inglesa de "Explota mi corazón", de Raffaella Carrá. Insuperable.

Segundo, en la tercera temporada hay dos capítulos, "Human nature" y "Family of Blood", que son de los mejores de esa entrega junto con "Blink". En ellos, el Doctor se ve acechado por unos entes a los que, al principio, no vemos, y huye de ellos convirtiéndose en humano y refugiándose en un internado para chicos en la Inglaterra de 1913. Su acompañante, Martha, recibe unas instrucciones, grabadas en vídeo, sobre lo que debe hacer en esos momentos, ya que el Doctor no recuerda quién es. En los episodios, sólo oímos cuatro de esas recomendaciones, y las demás las vemos pasar sin sonido, a toda velocidad. Pero esto es lo que David Tennant dice en realidad (¿Un concierto de The Housemartins? ¿Un concurso en Channel 4? ¿Bingle bongle dingle dungle yikididu yikidida ping pong? Ay, mi madre...).

3.- Si incluimos el anuncio que Nike hizo para la Eurocopa, no vamos a dejar fuera el que Adidas ha hecho sobre la victoria de España. Pero lo más curioso es que su banda sonora sea "Princes of the Universe", que Queen compuso para la película "Los inmortales".

Y mañana veremos quién se lleva la recopilación de los cómics de la primera temporada de "Héroes" y los números de "Entertainment Weekly" y "Geek".
Publicar un comentario