13 enero 2012

Los fantasmas de Alcatraz

Hace casi 50 años que la isla de Alcatraz ya no se emplea como prisión, pero eso no ha impedido que siga teniendo un puesto muy importante en el imaginario colectivo. Quizás el hecho de ser una isla en medio de la bahía de San Francisco, con fama de inexpugnable y de estar rodeada de aguas infestadas de tiburones ayude a cimentar ese puesto casi de leyenda, además de que siempre ha resultado muy cinematográfica, y tiene detrás una historia tal, que está claro que en algún momento tenía que haber una serie de Bad Robot centrada en ella. El lunes, Fox en Estados Unidos (y el martes, TNT en España) estrena "Alcatraz", el nuevo título que tendrá que soportar comparaciones incesantes con "Perdidos" (y con "Fringe". Veo ahí un crossover potencial que no deberían dejar pasar) por tener como punto de partida la misteriosa desaparición de más de 300 personas de una isla una noche de 1963, y su gradual reaparición en 2012 para desconcierto de la policía, el FBI y, por supuesto, ellos mismos.

Evidentemente, la cosa es más complicada de lo que parece, pero no voy a ser yo quién os diga las cosas que aprendemos en el primer capítulo (muchas, eso sí puedo decirlo) para no estropearos la diversión. Lo que sí se puede adelantar es que da la sensación de que el esquema básico de la serie va a ser el de "el preso de la semana", con la detective Madsen, el doctor Soto y el agente federal Hauser persiguiendo cada episodio a alguno de los fantasmas de Alcatraz vueltos a la vida. Sí, tenemos el misterio de qué pasó con ellos y por qué (podéis recordar "Los 4.400" si queréis), pero si se preocupan también por mostrar el impacto que puede llevarse un hombre que, de la noche a la mañana, se encuentra en 2012 en lugar de en 1963, pueden añadir una capa muy interesante a la serie.

El estreno oficial del lunes será doble, pero como yo vi "Alcatraz" en un preestreno, sólo he podido ver un capítulo, en el que tienen que presentar en 45 minutos la premisa de la serie y al equipo de personajes principales, y dejar que Sam Neill sea un poquito inquietante, que se le da bien. Y como es casi tradición en los títulos de Bad Robot, su principal protagonista es una actriz no muy conocida, Sarah Jones, pero a la que a lo mejor alguno recuerda haber visto en "Big Love" o "Sons of Anarchy". Jones es la policía testaruda que se mete en todo este jaleo alrededor de Alcatraz porque se obsesiona por averiguar la verdad de determinado caso, y está claro que su relación con Hauser, el papel de Sam Neill, va a tener sus dosis de tira y afloja. Y sí, también anda por ahí Jorge García todavía muy en plan Hurley, pero apunta que puede formar un dúo realmente simpático con Jones.

P.D.: De regalo, os dejo el trailer de "La roca", la mejor película de Michael Bay (hay quien dice que es la única buena que ha hecho).
Publicar un comentario