17 enero 2012

Los nuevos

Cuando Dwight Howard llegó a la NBA, los periodistas lo saludaron comparándolo con otro pívot dominante que aún estaba en la cima de su carrera, Shaquille O'Neal. Hasta llegaron a adjudicarle el mismo mote que le dieron a Shaq durante mucho tiempo, "Superman", y la etiqueta de "el nuevo Shaquille" siguió persiguiendo a Howard durante bastante tiempo (para la ira de O'Neal, al que nunca le ha gustado mucho compartir los focos). De un modo similar, cuando Matthew McConaughey irrumpió en Hollywood con "Tiempo de matar", sus rubios cabellos y sus ojos azules le ganaron el apodo de "el nuevo Paul Newman", un apodo que el tiempo ha demostrado que le quedaba muy grande. La obsesión por encontrar descendientes e hijos bastardos de personajes famosos, de películas y de series de éxito no es en absoluto una novedad, y nunca se va a erradicar ni del periodismo deportivo ni del de espectáculos, pero a veces se convierte en una manía que termina por agotar.

Anoche se estrenó en Fox "Alcatraz", la nueva serie salida de la factoría J.J. Abrams, y si nos dieran diez céntimos por cada titular que ha añadido a su lado la coletilla "la nueva "Perdidos"", a estas alturas seríamos tan ricos como si nos hubiera tocado el Gordo de Navidad. Esa coletilla, por supuesto, está ahí sólo para llamar nuestra atención y para situarnos rápidamente en el "género" de la serie, pero no le está haciendo a nadie ningún favor. Y eso que tener una cárcel en una isla misteriosa y a Jorge García deambulando por ahí son guiños evidentes a la serie (igual que las barritas Apollo en "Once upon a time"), pero no parece que luego vaya a haber muchas más similitudes. Lo más curioso es leer críticas del piloto que buscan trazos de aquel espectacular primer episodio de "Perdidos", algo que hasta ha llevado a algún crítico estadounidense (no recuerdo cuál) a preguntarse si a las mentes pensantes de Bad Robot se les ha secado el pozo de las ideas.

Todo esto es curioso porque recuerda mucho a lo que se decía de "Fringe" en su primera temporada. Se la comparaba desfavorablemente con "Perdidos", se decía que su esquema procedimental era un lastre, que su protagonista principal no tenía carisma... Ya sabemos todos cómo ha evolucionado después esa serie. Esto no quiere decir que "Alcatraz" no vaya a seguir el camino de "Undercovers" en lugar del de "Fringe". pero sí que nos muestra los riesgos de emitir juicios sobre toda una serie basándonos sólo en el piloto. O, más en concreto, de dejar que las comparaciones dictadas por el marketing dirijan las críticas sobre el piloto. Pero a quién queremos engañar, esto nunca va a cambiar y todos caemos siempre en la misma trampa. Todo es siempre una nueva versión de algo anterior.

P.D. podcastero: La edición de esta semana de "Yo disparé a J.R." tiene gran protagonismo de las comedias de media hora, o de series que nos intentan colar como comedias de media hora. Además de hacer un rápido comentario a los ganadores de televisión de los Globos de Oro, repasamos el estreno de "House of Lies", el regreso de "30 Rock" y la evolución de "Up all night", y dedicamos un buen rato a hablar sobre "American Idol" y "The X Factor" con Cristina Garde, de "Las ruinas de Invernalia" entre otras cosas. No nos olvidamos de "Fringe", no. El menú del día es éste y, como siempre, podéis escucharlo y descargarlo a través del blog:

- 0': Los ganadores de los Globos de Oro
- 9': "House of Lies"
- 18': La sexta temporada de "30 Rock"
- 27': "Up all night"
- 36': "American Idol"
- 67': "Fringe" (spoilers hasta el 4x08)
Publicar un comentario en la entrada