26 enero 2012

Los que se perdieron

Desde 2004, el mayor cliché de la televisión estadounidense bien puede ser buscar "la nueva "Perdidos"". Ya hablamos de esto cuando se estrenó "Alcatraz", y lo hemos conentado muchas otras veces, sobre todo cuando se acabó la serie de la ABC. Pero es un cliché que se resiste a morir. Cualquier serie con un mínimo de misterio serializado se compara enseguida con "Perdidos" (mucho más si llega desde Bad Robot, la productora de J.J. Abrams), hasta el punto de que el asunto ya ha dejado de tener gracia. Sin embargo, y aunque las cadenas atraviesen ahora por un periodo dominado por los autoconclusivos en lugar de los seriales, los títulos de misterio no van a dejar de producirse así como así. De hecho, la ABC lo va a intentar de nuevo en febrero con "The river", y la gente de Abrams sigue buscando el modo de conseguir un procedimental de ciencia ficción con toques serializados que funcione.

Con todo esto, en "Blastr" han querido recordar a esas series que surgieron a la sombra de "Perdidos" pero fracasaron, fuera por las razones que fueran. En su lista, incluyen nueve, curiosamente en buena parte procedentes de la NBC y de la propia ABC, y todas fueron canceladas o en su primera temporada o, si tuvieron mucha suerte, en una segunda que, en realidad, tuvieron casi por compasión. Entre esos intentos de aprovechar el tirón de los náufragos de J.J. figuran completos fracasos como "Threshold", "Drive" (que apenas aguantó cuatro capítulos en Fox), "Persons unknown", "Surface" (aunque ésta tuvo sus fans, si bien no los suficientes), "The event" o esa gran decepción que terminó siendo "FlashForward", el intento más claro de ABC de asegurarse otro serial de culto antes del final de "Perdidos".

Luego están series fallidas que, sin embargo, aguantaron mucho más de lo que parecía, como "V" (que creo que era más un intento de una nueva "Battlestar Galactica") y "Dollhouse", y la que los chicos de "Blastr" consideran la mejor de todas, "Invasión". Al menos, era la que estaba hilando mejor el misterio y las historias de sus personajes, pero también fue la que tuvo el honor de iniciar la "leyenda urbana" de que el horario detrás de "Perdidos" era una sentencia de muerte. Entre eso y que, por culpa de que su punto de partida era un huracán que depositaba en un pueblo de Florida a unos extraterrestres marinos que se lanzaban a su propia "La invasión de los ladrones de cuerpos" justo muy poco después de que el Katrina arrasara Nueva Orleans, la ABC retiró gran parte de las promociones y la publicidad de la serie, e "Invasión" sufrió una lenta hemorragia de espectadores que provocó su cancelación al final de la primera temporada.

Lo cierto es que hasta podría añadirse otra más aquí, "Jericho", si no nos ponemos muy puristas. Esta historia del pueblo que sobrevive a lo que parece un ataque nuclear sobre Estados Unidos, quedándose totalmente aislados del exterior, tenía un misterio que realmente tenía potencial y gancho, pero estaba poblada por unos personajes tan planos, que ni siquiera el interés por saber si de verdad Jericho estaba sola y si el ataque estaba planeado desde dentro (o era obra de los chinos) servía para enganchar a la audiencia. Y eso que sus fans la resucitaron de entre los muertos cuando la CBS ya la había cancelado, sólo para que le dieran el pasaporte definitivamente tras una segunda entrega de ocho capítulos que no vio prácticamente nadie.
Publicar un comentario en la entrada