19 octubre 2008

Siempre nos quedará MacLaren's

ALERTA SPOILERS: Es muy probable que se desvelen algunos aspectos de lo que llevamos hasta ahora de cuarta temporada de "Cómo conocí a vuestra madre", como las pistas ocultas (o no) en la foto de arriba, cortesía de "The TV Addict".

¿Recordáis aquello que comentamos hace tiempo sobre personajes y series que coquetean con la idea del cambio y la evolución para lograr que, en el fondo, todo siga igual? "Intervention", el último capítulo de "Cómo conocí a vuestra madre", estuvo dándole vueltas precisamente a eso, el quid de la cuestión en las sitcom, cuyos personajes permanecen inalterables por mucho que sus vidas den giros de 180º, para volver de nuevo al principio. Aunque, desde luego, lo que va a tener a todos sus fans discutiendo hasta la saciedad es el significado último del fotograma de arriba, que era justo el que cerraba el capítulo.

En esta entrada de "The TV Addict" diseccionan todas esas posibles pistas (que Robin lleve un anillo y Ted no, que Lily no beba su whisky, que sea Robin la que pida que se saquen la foto y que alguien viva todavía en el apartamento, probablemente Ted y Robin si hacemos caso de lo que se decía al final de "The goat"), sacando más interpretaciones que las que los fans trastornados de los Beatles veían en la portada de "Abbey Road". Lo que no hace más que confirmar que "Cómo conocí a vuestra madre" es la "Perdidos" de las comedias. El nivel de preguntas que los comentarios del Ted del futuro sugieren, y el análisis que se hace de ellas, no tienen nada que envidiar a nuestras idas de olla con la isla, Dharma y la confrontación entre Widmore y Ben Linus.

La temporada, de todos modos, ha empezado con calma. Ha habido algún capítulo poco logrado (como "I heart New Jersey") y, como les suele ocurrir a menudo, parecen estar todavía en fase de calentamiento hasta que empiezan a acertar de pleno, y consistentemente, con los chistes, los saltos en el tiempo y los personajes. Como ocurre en "Perdidos", la Mitología de la serie ha crecido ya bastante, y se pueden leer interpretaciones ocultas en cualquier pequeño detalle que se deje caer por ahí (que esto tampoco son los asesinatos de Gormogón, ni la búsqueda del Quinto Cylon; un poco de relax). Dicho esto, Robin sigue en su línea de crecimiento (no me digáis que su borrachera supercanadiense no fue un puntazo) y todas esas intervenciones vienen de un programa de la cadena por cable A&E que se llama, precisamente, "Intervention", y del que se cachondean a gusto en este vídeo musical de "Funny or die" con Kristin Chenoweth.

¿Mis apuestas para la foto de arriba? Ted no se casa con Stella, es evidente, y Robin se va a vivir con él al volver de Japón (bueno, eso lo he leído por ahí, y no creo que esté muy desencaminado). Lo clásico en estos casos es que, una vez que Robin se vaya, Barney se dé cuenta de que realmente tiene que hacer algo con lo que siente por ella, pero será interesante ver la reacción de Robin cuando se entere (porque se enterará, este momento Joey-Rachel no se puede dejar pasar).

Música de la semana: Esta semana estaba indecisa entre tres opciones. Una era "Change is hard", de She & Him, por eso de los cambios de los colegas de Ted; la otra era "Juicy", de Better than Ezra, que sonaba en el segundo capítulo de la tercera temporada de "Friday Night Lights", y que la ABC utilizó para promocionar la segunda temporada de "Mujeres desesperadas"; y la tercera es con la que nos vamos a quedar, "Jodida pero contenta", de Buika, sólo porque sí.
Publicar un comentario