14 enero 2009

El prestigio no da de comer

Una de las historias más repetidas entre los periodistas televisivos yanquis después de los Globos de Oro es si realmente estos premios sirven para impulsar las audiencias de las series que los ganan. Especialmente, la duda es si le servirán de algo a "30 Rock" en cuanto se acerque mayo y la NBC tenga que decidir si la renueva por una cuarta temporada. Un crítico, ahora no recuerdo quién, decía que era muy probable que Tina Fey prefiriera cambiar los premios, las portadas de "Vanity Fair" y su repercusión personal en Internet por unos cuantos millones de espectadores más para su serie, que sigue siendo adorada por los críticos e ignorada por el gran público.

Las dos victorias consecutivas como mejor comedia tanto en los Emmy como en el Globos no han podido obrar la hazaña que sí hicieron las parodias de Sarah Palin que Fey realizó en "Saturday Night Live", pero aunque "30 Rock" tiene unos pocos espectadores más, no es en absoluto algo espectacular. La otra gran dominadora en la categoría de drama, "Mad Men", tuvo una significativa subida de audiencia de la primera a la segunda temporada, pero lo que en AMC son unos buenos datos, la habrían llevado de cabeza a los leones incluso en The CW. La prueba más fehaciente de que el prestigio no es suficiente es "Arrested Development", a la que un Emmy a la mejor comedia, varias nominaciones a otras categorías importantes y la rendición incondicional a sus pies de todos los críticos no le sirvieron para sobrevivir más allá de la tercera temporada.

Las cadenas se fijan más en las ventas en DVD que en las estatuillas a la hora de renovar una serie (que se lo digan a "Padre de familia"), y tal vez la única excepción a esta regla sea "Galáctica", que ha aguantado cuatro temporadas, a pesar de que las audiencias a partir de la tercera han ido decayendo, porque dio visibilidad y cierta pátina de clase a un canal tan prejuzgado y denostado a priori como Sci Fi (que leí el otro día que era el 5º canal de cable en audiencia, y uno de los que más había subido el año pasado), que no podía dar carpetazo así como así a una serie galardonada con un prestigioso premio Peabody, incluida varias veces en la lista del American Film Institute de lo mejor del año y que los críticos yanquis ponen a la altura de "El ala oeste de la Casa Blanca" y "24".

Teniendo como anda la NBC de necesitada de series que, por lo menos, mantengan el tipo, no es probable que su noche de comedia de los jueves, formada por "The Office", la propia "30 Rock" y "Me llamo Earl" y creo que "Kath & Kim", vaya a sufrir cambios, por lo menos de cara a la próxima temporada. El perfil de Fey es demasiado alto ahora mismo como para dejarla en el paro y arriesgarse a que otra cadena la fiche a lo "Flópez". Pero ya sabéis, ya nos veremos las caras en mayo.
Publicar un comentario