15 noviembre 2010

Harry Potter y el punto final

En los libros, hace ya tres años que Harry Potter inició su camino hacia el atardecer, pero en el cine no empezará a hacerlo hasta este viernes, cuando se estrene en todo el mundo la primera parte de "Harry Potter y las reliquias de la muerte". Quienes han leído el libro saben de los baches de ritmo que tiene y que, muy probablemente, sufrirá también la cinta, pero por mi parte no puedo dejar de sentir cierta curiosidad por ver cómo se trasladará a la gran pantalla la última gran aventura de Harry, Ron y Hermione. Y todavía más porque, en parte, esta crítica de "The Guardian" hacia esta primera parte no deja de ser un punto de vista bastante válido sobre las últimas entregas de esta saga (la de "Empire" es un poco más benévola, pero no mucho, y preparaos para ver un buen montón de comparaciones con "El Señor de los Anillos" y el penoso camino de Frodo y Sam a través de Mordor).

Porque, de algún modo extraño y con una honrosa excepción, las películas de Harry Potter se empeñan en adaptar toda la trama de los libros, a veces con puntos y comas, pero se olvidan de darle un poco de humanidad al asunto. Las dos primeras se hacían eternas justo por ese afán de ser fiel (que otras adaptaciones literarias como "Watchmen" han demostrado que es una táctica destinada al fracaso), la cuarta se quedaba un poco en tierra de nadie, a pesar de que el Torneo de los Tres Magos tenía su aquél, y la quinta tenía que lidiar con el que creo yo que es el peor de todos libros de Potter y, encima, dejaba la sensación de que, aunque en las novelas se sentía de algún modo que los personajes habían ido creciendo con sus lectores, en las películas ese sentimiento brillaba por su ausencia (la sexta, directamente, no la he visto).

Quizás es que la sombra que arroja "Harry Potter y el prisionero de Azkaban" es, para mí, bastante alargada. En esto hay no poca controversia, pero es probablemente la mejor de todas las adaptaciones de los títulos de J.K. Rowling, una película que recoge el espíritu del libro y que consigue hacernos llegar de verdad las emociones de unos protagonistas que están dejando de ser unos niños. Tal vez es cierto que sólo si has leído el libro puedes de verdad apreciarla, pero lo que yo recuerdo es que no está tan preocupada por las grandes batallas y los grandes momentos y realmente se acuerda de que tiene unos personajes de carne y hueso lidiando esas batallas. Por la razón que sea, David Yates no parece que haya sido la opción más adecuada para manejar el tramo final de la saga, aunque muy probablemente podía parecerlo a priori. Siempre nos quedaremos con la duda de qué habría hecho Guillermo del Toro si hubiera aceptado dirigir alguna de las que le ofrecieron (no recuerdo si fue la sexta o ésta última).

Ah, y otra cosa hay que destacar de las versiones que se estrenan en España, y es que el doblaje es bastante terrible. Harry, Ron y Hermione se han quedado atascados en voces de niños que hace tiempo que no les pegan nada.

11 comentarios:

bvalvarez dijo...

Como lectora de la saga, he despotricado siempre bastante de las adaptaciones en la gran pantalla. Es cierto que las dos primeras fueron las más fieles (también las más sencillas por la propia historia de los libros) y que la tercera desde mi punto de vista fue la mejor (quizá lo digo porque el tercero es también mi favorito de los siete). A partir de la cuarta la cosa perdió fuelle escandalosamente. Para empezar, creo que se le daba importancia a cosas que en papel, en general, eran bastante secundarias.

Sobre esta última, por lo que leo en la crítica de The Guardian parece que va a ser más de lo mismo (me ha dejado loca la referencia a la tensión sexual de Frodo y Sam, jajaja), pero he de reconocer que a mí los trailers me han impactado bastante y que el viernes iré a verla al IMAX como una tontaina.

En favor de todos los directores diré que los tres últimos libros me parecen tremendamente complicados de adaptar. Las propias obras literarias se pierden en mil historias secundarias y a veces sin ritmo, que para los frikis de HP como yo tienen su encanto pero que de cara al desarrollo de la historia restan bastantes enteros.

De todos modos, ver a Alan Rickman cinco minutos ya es recompensa suficiente, al menos para mí.

Saludos!

Fon dijo...

Después de ver la sexta peli (la ví en Septiembre), y darme cuenta de que me había olvidado de un montón de cosas del libro, decidí releerme el séptimo libro. Lo disfruté muchísimo, tanto o más que la primera vez. Me engamché que da gusto. Y después del bluff que fue la adaptación del sexto libro tengo mucha fe en estas 2 últimas películas. Está claro que la última última será la más espectacular y más emotiva, pero no olvidemos que esta primera parte nos va a introducir en el últimísimo viaje de Potter & Co. Tengo muchas ganas de verla, de disfrutarla, y de frikear con todos los detalles, que ahoa sí, los tengo muy frescos.

Unknown dijo...

Si vuelvo a ver las pelis de Harry Potter en el cine, es sólo por Alan Rickman. Desde el principio, consiguió que me cayera bien Snape, que en los primeros libros en teoría era el malo.

Lo de la tensión sexual entre Harry y Hermione ya me imaginé al leer el libro que en la peli la potenciarían. Hubo un pequeño vistazo creo que en la cuarta película, en una conversación entre los dos en el patio del colegio, y ahí se quedó.

Álex dijo...

Yo no soy especialmente fan de la saga, pero a lo tonto me he visto todas las películas y reconozo que la última me entretuvo más que el resto porque se centraba más en las relaciones entre los protagonistas. Pero vamos, por lo general, han sido películas que han pecado de un poco tediosas.

SR. WATANABE dijo...

No he leído ningún libro. Quitando la de Cuaron que me gustó mucho, y la última, que me sorprendió por su oscuridad, el resto me aburrió bastante.

Buffy dijo...

Yo soy muy fan de los libros de HP y no creo que el 5º libro sea el peor, sino el mejor junto con el último. Las pelis pues como ya dicen, la 3ª la mejor y desde ahí descendiendo, hasta que la 6ª fue horrible... Tengo esperanza de que lo arreglen.

Crítico en Serie dijo...

Los libros de Harry, como casi todo el mundo, en lugar de leérmelos me los comía antes de ir a dormir. Pero las adaptaciones nunca me han entusiasmado. La tercera, como ya indicas tú, es su mejor adaptación (disfruté como un niño grande en el cine) y la cuarta se salva porque el torneo es una pasada (y porque sale Robert Pattinson, ale). Pero desde entonces... ningún interés con ver las películas y no porque los libros siempre sean mejor que las películas (que no siempre es cierto, que por algo Las Horas es mi libro y mi película favorita). Sencillamente no son buenas adaptaciones la mayoría.

freddyvoorhees dijo...

Siempre recordaré al respecto e la posible participación de Del Toro en la saga que dijo en la presentación de "El laberinto del fauno" en Sitges que como no le iban a dejar matar a algunos de los niños protagonistas que no era para él (lo dijo con otras palabras, que mi memoria no da para tanto xD)

A mí la verdad es que me gustan todas las películas (la que menos la quinta) y ando deseando ver estas dos últimas por mucho timo que fuese el libro...

Raquel dijo...

Ya queda menos para la última de Potter, de momento, ellos hablan de besazo http://bit.ly/cwOq9n qué ganas de verlo!!

Unknown dijo...

Bueno, es que en el libro hay cierta cosa entre Harry y Hermione... :)

titania (Verónica) dijo...

Yo me he leído todos los libros y he visto todas las pelis y evidentemente los libros son muchísimo mejores. Aún así, yo estaré ahí el viernes para ver el estreno de esta primera parte de la última entrega.
De las pelis, mi favorita también es la de Cuarón, a pesar de que muchos dicen que no es buena adaptación del libro, a mí me entretuvo de lo lindo. La quinta peli para mí ha sido de las peores adaptadas y el libro me gustó bastante.
Voy a leerme la crítica que recomiendas de The Guardian, aunque mis expectativas de por sí no son nada buenas...