21 abril 2010

Los árboles no dejan ver el bosque

Hace ya algún tiempo, divagamos un poco sobre esos dos conceptos tan traídos, llevados, denostados y utilizados como la sobrevaloración y la infravaloración. En última instancia, son una cuestión de gusto personal y, como tal, nadie está obligado a comulgar con lo que a uno le parezca mejor o peor. Dicho esto, siempre acaban saliendo las inevitables listas sobre las series que uno considera sobrevaloradas, que en "Freak's City" han transformado en un meme que, inevitablemente, genera cierta polémica a pequeña escala. Porque, ¿a qué se puede considerar sobrevalorado? ¿Coincide siempre con cosas que a tí no te gustan? Últimamente, he pensado que, más que sobrevaloradas, habría que hablar de series sobredimensionadas, elevadas por fans, críticos y premios a unas alturas que impiden que las veamos por lo que realmente son y que a muchos echan para atrás a la hora de decidir verlas (ése es mi problema aún con "Studio 60", lo reconozco). Así que mi lista va a ir más por ese lado, por títulos que generan un excesivo ruido a su alrededor (y no, no voy a incluir ni "Glee" ni "Perdidos", que ya están muy vistas).

- "Sobrenatural": Sé que con ésta me podéis contraatacar perfectamente con la paliza que yo doy con "Bones" (lo cual me parece justo), pero creo que alrededor de los Winchester hay demasiada devoción. Nunca la he visto muy de seguido, es cierto, también porque nunca noté que fuera nada más que una diversión que, sin embargo, a mí no me enganchaba. Fue la inclusión en la famosa lista de "¡Vaya Tele!" con la que yo tuve más problemas porque me parece que no tiene tanta enjundia.

- "The Big Bang Theory": Mis desencuentros con esta serie ya son bien conocidos. Tengo la sensación de que se toma la parte por el todo y se magnifica el impacto de algo suyo que sí está muy bien, como es el personaje de Sheldon, y se traslada al resto de la serie, que no deja de ser una sitcom tradicional protagonizada por frikis y empollones (así dicho mal y pronto). Tiene su mérito, pero no tanto como parece y, desde luego, no el mismo que "Cómo conocí a vuestra madre", que a pesar de sus altibajos arriesga más ya sólo narrativamente que ella (lo que la hace también más propensa al fracaso).

- "House": Aquí tengo que explicar bien una cosa; "House" es una buena serie con un personaje central interesante y dos secundarios estupendos, que yo sigo viendo sin perderme un episodio seis temporadas más tarde. Sí, hemos tenido nuestros más y nuestros menos, pero eso no quita para que me entretenga mucho gracias, principalmente, al trío House-Wilson-Cuddy. Que figure aquí obedece a la excesiva sobredimensión que tuvo cuando llegó a España (reflejada en este alegato anti-"House" de entonces), que ocultó su estructura de procedimental médico y sus deudas con las aventuras de Sherlock Holmes, y que hizo pensar que estábamos ante otra cosa mucho más trascendental. Sí, hablaban mucho de ética y psicología y filosofía mientras diagnosticaban a los pacientes, pero no era "El banquete" de Platón.

- "True Blood": Pura y dura pereza hizo que no pasara del primer capítulo de la segunda temporada. De hecho, su presencia aquí igual no está muy justificada, porque recibe los mismos elogios que desprecios. No obstante, seguramente por emitirse en la HBO y estar creada por Alan Ball, sí que se sacan de quicio los logros que pueda tener, obviando que es un entretenimiento bizarro de verano que no tiene más pretensiones. No, no las tiene, no me intentéis convencer de lo contrario aunque incluyan esas tramas con fanáticos religiosos anti-vampiros.

- "Dollhouse": Con Joss Whedon siempre hay mucho riesgo de sobredimensión. Sus fans son muy ruidosos y pueden alcanzar unos niveles de anticipación ante cualquier obra suya a veces un poco exagerados. Confieso que aún no he visto los últimos cuatro episodios de la serie, pero no deja de sorprenderme cómo suele afirmarse que es una maravilla totalmente incomprendida por el público y por Fox, que directamente se la cargó (aquí se obvia que la renovó por una segunda temporada en el movimiento más sorprendente de la tele yanqui en los últimos tiempos). Ni tanto, ni tan calvo. "Dollhouse" tenía algunas cosas que estaban bien y sí, tuvo algunos episodios con un gran nivel. Pero, en general, nunca consiguió despegar del todo. Su fracaso no se encuentra sólo en que Fox la desterrara al viernes por la noche.

Como siempre, el punto de vista es clave para decidir qué está sobredimensionado y qué recibe menos atención de la que merece, y en estas cosas también juegan un importante papel las modas, que igual encumbran a una serie que la entierran al año siguiente sólo porque hemos encontrado otra nueva de la que mola más decir que somos fans.

18 comentarios:

satrian dijo...

Je je somos ruidosos, síiiiiiiiii.
Y sigo pensando que Studio 60 es una gran serie, que la sobrevaloro, probablemente, pero me sigue gustando muchísimo, así que eso debo opinar.
Y sí HIMYM arriesga más que TBBT, pero las dos ya no me hacen reir, así que al mismo saco en este punto.
Y estas sobrevaloraciones e infravaloraciones, van y vienen incluso durante la vida de la serie, como siempre cuestión de gustos personales, he oido que Los Soprano es un soberano tostón que no tiene trama, que A Dos Metros Bajo Tierra es aburridíiiisima con unos personajes ridículos, que El Ala Oeste de la Casa Blanca es pretenciosa y que la entienden solo sus guionistas, y así hasta el infinito, hasta las series más infravaloradas tendrán alguien que las sobrevalore.

Unknown dijo...

Yo iba a poner Dollhouse pero luego me di cuenta de que nadie la "dimensionó demasiado" que digamos al final, simplemente tuvo un problema de hype al inicio pero luego no ha estado muy valorada. Otro tanto con True Blood, que venía precedida de expectación pero que después de suficientes episodios se vio como lo que es por la mayoría... creo, una serie mala buena.

Lo de House, sin embargo, puede encajar muy bien en el traje, aunque no sé si llegaría yo a éso.

The Big Bang Theory ya sabes que sí y Sobrenatural no la he terminado de ver más que empezar (pendiente), así que nos abría decirte.

¡Un beso!

Unknown dijo...

También encaja 30 Rock en esta lista, aunque la he dejado fuera por no repetir. Yo creo que es una buena comedia un poco alocada y muy divertida, pero comprendo que tiene a su alrededor un hype excesivo.

Unknown dijo...

Ahhhhhhhh, es que House ES un procedimental. ¿Está mal sobredimensionar un procedimental? Vamos, esa es otra historia.

YO te recomiendo Studio 60. Olvídate de todo lo que te han dicho de ella y disfrútala. :)

Crítico en Serie dijo...

The Big Bang Theory era la típica serie que siempre me había dado pereza empezar. Y el otro día la vi y pensé... "¿Tanto ruido para esto?". Como bien indicas no está mal, pero es una sitcom tan tradicional que la encontré hasta vieja.

Y con respecto True Blood... yo la adoro por encima de todas las cosas justamente porque no tiene pretensiones y porque buscarle dobles lecturas es perder el tiempo y querer creerte inteligente. El problema que tiene esto de sobrevalorar una serie es que algunos lo hacen por los motivos equivocados. O sea, tú criticas que la gente le busque tres pies al gato y yo en cambio la alabo por todo lo contrario.

Creo que me tendré que apuntar a este meme ;)

Mauro dijo...

Me gusta tu matiz sobre el concepto de sobrevalorar, lo veo mucho más preciso y creo que en el fondo es lo que quería decir Dani.

Supernatural (y Bones) me parecen dos series que encajan perfectamente en este meme, tienen muchisimos fans (y no tiene nada de malo, faltaria mas), pero luego ambas series no me parecen para tanto.

Sobre House me cuesta mucho opinar de forma imparcial porque me gusta demasiado. Lo que si noto bastante es que en España fue bastante perjudicada por la sobreexposicion mediatica de Cuatro. Y esto que voy a decir da para una discusion completa aparte, pero en mi opinion el doblaje al castellano cambia sensiblemente la percepción del personaje.

Creo que el comentario de Critico en Serie resume perfectamente el bucle infinito en que estamos metidos. Todo depende de lo que busques en una serie de televisión.

SR. WATANABE dijo...

No me quiero meter en camisas de once varas pero sobrevalorar o infravalorar no es más que dar una opinión personal sobre un hecho constatado. Nos guste o no tal o cual serie cada una está en su sitio por la opinión de todos (o al menos de muchos) en general, (que filosófico me he puesto). Dicha esta gilipollez supina (llena de razón) no entiendo el éxito de House más allá de su personaje principal y defiendo hasta morder la calidad de True Blood.

Alejandro A dijo...

que de acuerdon estoy con lo que dices de Dollhouse y Supernatural, por ambas no he sentido nada de lo que muchos mencionan, de The Big Bang Theory no me parece que tenga tanto buzz, bueno creo que no la mencionamos mucho aunque nos encante, bueno ese es mi caso

Adriii dijo...

Qué osada metiéndote con supernatural y encima ponerla la primera. Así, con alevosía :P

No, Supernatural no es una obra maestra y nunca lo ha sido. Pero ha mejorado con cada temporada, ha encontrado su equilibrio entre el humor, la tensión y la trama horizontal y se convirtió en una serie muy muy entretenida de ver.

Eso sí, he de decir que, al contrario que todo el mundo, a mi me gusta más cuando es menos "de mitlogía". Esta temporada me han gustado más los episodios conclusivos que los otros.

En cuanto al resto, totalísimamente de acuerdo con TBBT, True Blood y Dollhouse.

Pero no veo que House esté sobrevalorada. Quizá si sobredimensionada como dices. Pero últimamente está más en la sombra, parece.

Unknown dijo...

House está más en la sombra porque ya se ha pasado la moda. Ahí está, haciendo buenos números, y pasando un poco más desapercibida que en la tercera temporada, cuando llegó su gran explosión.

Montsinya dijo...

Está claro que la sobrevaloración es altamente subjetiva (a mi entender, es parecido al uso del término telebausra).

También es verdad que como somos asín, tenemos a entusiarmanos mucho muchísimo con lo que vemos (ojo, que me encanta que nos entusiasmemos) y luego pasa lo que pasa, que al otro no le gusta y ya la tenemos liada con la sobrevaloración de las narices.

Así, por ejemplo, pues me entusiasma "Make it or break it", y quien me diga que la sobrevaloro, aprendo a saltar el potro y aterrizo sobre él.

Unknown dijo...

Montsinya Kmetko es un spinoff de Make it or break it que se debería considerar, entonces ;)

Montsinya dijo...

Entonces tendría que llamarse "Make it AND break it"

BabyCatFace dijo...

A mí la que siempre me ha parecido sobrevaloradísima ha sido 30 Rock. Lo he intentado, pero no le pillo el punto.

De las que has comentado, pues bastante de acuerdo. TBBT me encanta y me lo paso pipa con ella, pero es más simple que el mecanismo de un chupete. Y con Supernatural disfruto como la que más (y la cuarta temporada me pareció muy buena), pero lo mismo que tienen cosas muy buenas, tienen cosas como para echarse a llorar. Y la que más miedo da de todas esas cosas es la masa de fangirls que arrastra la serie, que parece que dedican su vida entera a despotricar contra toda fémina que se les acerque a sus hermanísimos, tanto fuera como dentro de la pantalla (anda que no hace falta un personaje femenino decente y duradero en esta serie u.u').

En cuanto a Dollhouse... Yo soy la primera que seguiría a Whedon al fin del mundo, y vista en perspectiva, Dollhouse no me pareció tan mala. Tuvo algún momento bastante bueno, y al final me dio penita que no llegase a la tercera temporada. Aun así, igualmente tiene capítulos repetitivos e infumables...

Nahum dijo...

Yo creo que aquí también están el problema de las expectativas y del propio género.

Yo sí creo, con Adri, que "Supernatural" es grandiosa para lo que le pido: una trama bien trabajada, atractiva, con mezcla de terror, humor y aventura. Tiene mucho gancho y mucho encanto una vez que entras en su universo y su mitología (algo parecido decís de Buffy... que la dejé aburrido y muy mayor en la segunda temporada). En su ámbito, me parece insuperable ahora mismo.

De las que citas, ya sabes que totalmente de acuerdo con "True Blood": no entiendo cómo le gusta a tanta gente. Incluso en su hibridación genérica, me parece, sobre todo, una serie muy aburrida. ¡Si los episodios fueran de 25 minutos! Tanto exceso me acabó cansando también al inicio de la segunda temporada, como a ti.

Warren Keffer dijo...

House me gustaba pero se me hizo cansina, y con la saturación de series la dejé aparcada y dudo que la retome. Sin embargo me parecía un procedimental normalucho donde sólo se salvaban los cuatro chistes soltados por el personaje central y donde había muchísimo por mejorar.

Studio 60, con algunos fallos notables (una prepotencia y arrogancia desmedida de Sorkin a la hora de aleccionar al espectador), me parece sublime.

Big Bang Theory me parece un entretenimiento digno pero también estúpido, por decirlo con franqueza. No tiene ningún elemento por el que pueda decir que es buena serie.

True Blood me encanta. Creo que la dificultad que tiene a la hora de conectar es que es rarita, porque a mí me parece bastante buena.

El tema de Dollhouse creo que va por otros derroteros: sabemos que de lo que es capaz Whedon, y sabemos que tanto en Firefly como en Dollhouse la FOX le ha puesto la zancadilla en plan bestia. Si ves los últimos episodios de Dollhouse quizá estés de acuerdo en considerarla de culto. Desde luego, buena no salió, pero el potencial (mostrado plenamente en el tramo final) era tal que a muchos nos fascinó a pesar del mediocre acabado final que tuvo por culpa de la maldita FOX.

Unknown dijo...

Y la maldita Fox la renovó por una segunda temporada cuando no debería haberlo hecho, Warren. Aquí todo el mundo tiene su parte de culpa.

BabyCatFace dijo...

De todos modos, habría que ver qué parte de culpa tuvo la FOX en que la primera temporada fuera el desastre que fue (salvo episodios concretos), con lo que estamos otra vez en lo mismo. En el piloto original (que tenía sus problemas: te metía demasiado de sopetón en las tramas. Que a mí me gustó más que el que se emitió, porque prefiero eso a que se anden dando vueltas media temporada, pero me da a mí que no es lo más aconsejable) se ve claramente que Whedon no tenía la más mínima intención de andarse por las ramas a base de capítulos autoconclusivos como lo estuvieron haciendo durante la mayor parte de la primera temporada. Por eso yo me inclino por echarle más la culpa a la FOX que a Whedon. Sin ese piloto y sin ver los episodios finales, quizá sí que habría tenido más dudas.

De todos modos, la renovación a mí me valió la pena. La segunda temporada empezó bastante floja, pero poco a poco fue acelerando. A mí el final me pareció bastante bueno teniendo en cuenta las circunstancias. Vamos, que si le hubieran dejado a la serie aprovechar el tiempo y los episodios bien y no dedicarse a dar vueltas a nada durante temporada y pico, podría haber sido muy buena serie. Al final, el cierre quedó un poco como hecho con prisas (que al fin y al cabo es lo que pasó), pero aun así demuestra que la serie podría haber sido mucho más si le hubieran dejado.